/ sábado 13 de enero de 2024

Primero de Mayo: una de las calles más antañas de Tulancingo

En esta vialidad, antes llamada Marte, Iturbide y hasta Porfirio Díaz, reposan varios de los edificios más antiguos de la ciudad como la Casa de los Emperadores

Conocida por ser sede de una serie de negocios clásicos de Tulancingo, algunos edificios con amplia antigüedad, un pasaje del mercado municipal, entre otros elementos que destacan, la calle Primero de Mayo, (o también llamada Primera), es una de las que mayor historia alojan en el centro de este municipio. Vestidos de novia, semillas, tiendas de vinos y puros, abarrotes y más recientemente, bancos y financieras, son establecimientos que descubrirás mientras caminas por sus amplias pero congestionadas aceras.

Esta arteria es sin lugar a dudas una de las más antiguas de la ciudad, pues según comenta Lorenia Lira, cronista municipal de Tulancingo, hay evidencia de su trazado en todos los mapas modernos, además de que hay registros de la misma que datan de, al menos, principios del siglo XIX.

Ella cuenta que para el año de 1858, tenía dos nombres distintos: hasta la calle de Juárez, era “Iturbide”, probablemente porque es aquí justo en la esquina con Cuauhtémoc, que se alza la famosa Casa de los Emperadores, recinto donde se habría hospedado Agustín de Iturbide en reiteradas ocasiones.

En esa misma época, pero del lado poniente, se llamaba “Marte”, nombre que conservó hasta 1907, cuando pasó a ser “calle Porfirio Díaz”, en honor al entonces dictador en nuestro país. Sin embargo, tras la Revolución Mexicana, la nomenclatura volvió a cambiar para rendir homenaje al movimiento obrero en Chicago, hecho histórico que a la postre daría fecha a lo que actualmente conocemos como Día del Trabajo. Desde este momento se llama Primero de Mayo.

“Cabe recordar que en esa calle existió el único hotel que había en Tulancingo en el siglo XIX, el Hotel Cortés, propiedad de Atilano Barrigan, situado en la Tercera Calle de Iturbide, es decir entre 21 de Marzo y Manuel Fernando Soto”, precisa la cronista.

Entre otros de los edificios históricos que se mantienen sobre esta calle destacan “en la esquina de 21 de Marzo lo que antes fue “La Colmena” y el Mercado Municipal que fue construido en la década de los 40’s en lo que alguna vez fue la casa de los Adalid”. Asimismo, la casona que está frente a la Casa de los Emperadores, donde hoy encontramos el Bachillerato Byron Gálvez.

Entre Juárez y Luis Ponce se alza la Casa de las Toronjas, que por cierto, es propiedad de los descendientes de Don Gabriel Mancera y fue ahí donde se erigió uno de los primeros teatros tulancinguenses. Siguiendo el recorrido, pero ahora adelante de Ponce, se halla el edificio donde antaño estuvo la famosa “Arena Libertad”, pancracio en que el público pudo deleitarse con enfrentamientos de grandes estrellas, entre ellas el hijo tulancinguense, El Santo.

En la esquina de Ocampo se admira la fachada de la Fábrica de los Ángeles, y desde este punto ya comienza a vislumbrarse otro de los más bellos parajes que hay en nuestra ciudad: se empiezan a ver altos árboles, varios de ellos que en primavera se visten con jacarandas y que poco a poco abren paso hasta llegar a la Calzada 5 de Mayo, otra de gran popularidad por su atractivo visual. Pues en la esquina con la calzada encontramos la Carreta de flores, donde se venden arreglos y ramos de distintas clases y tonos.

Seguir este sentido, con dirección al bulevar Bicentenario, nos llevará a la Casona La Floresta, un acogedor restaurante en la que se pueden degustar amplia variedad de antojito mexicanos, cortes y pan de dulce hecho diariamente en sus hornos. Como dato curioso, esta Casona fue locación de la película “De todos modos, Juan te llamas”, cinta de 1976 dirigida por la cineasta Marcela Fernández Violante y que cuenta un curioso pasaje de la Guerra Cristera que detonó durante 1926 en México. Este metraje se filmó por completo durante cuatro semanas en Tulancingo y también en el Exconvento Agustino San Miguel Arcángel de Acatlán, historia que contaremos en otra ocasión.


Conocida por ser sede de una serie de negocios clásicos de Tulancingo, algunos edificios con amplia antigüedad, un pasaje del mercado municipal, entre otros elementos que destacan, la calle Primero de Mayo, (o también llamada Primera), es una de las que mayor historia alojan en el centro de este municipio. Vestidos de novia, semillas, tiendas de vinos y puros, abarrotes y más recientemente, bancos y financieras, son establecimientos que descubrirás mientras caminas por sus amplias pero congestionadas aceras.

Esta arteria es sin lugar a dudas una de las más antiguas de la ciudad, pues según comenta Lorenia Lira, cronista municipal de Tulancingo, hay evidencia de su trazado en todos los mapas modernos, además de que hay registros de la misma que datan de, al menos, principios del siglo XIX.

Ella cuenta que para el año de 1858, tenía dos nombres distintos: hasta la calle de Juárez, era “Iturbide”, probablemente porque es aquí justo en la esquina con Cuauhtémoc, que se alza la famosa Casa de los Emperadores, recinto donde se habría hospedado Agustín de Iturbide en reiteradas ocasiones.

En esa misma época, pero del lado poniente, se llamaba “Marte”, nombre que conservó hasta 1907, cuando pasó a ser “calle Porfirio Díaz”, en honor al entonces dictador en nuestro país. Sin embargo, tras la Revolución Mexicana, la nomenclatura volvió a cambiar para rendir homenaje al movimiento obrero en Chicago, hecho histórico que a la postre daría fecha a lo que actualmente conocemos como Día del Trabajo. Desde este momento se llama Primero de Mayo.

“Cabe recordar que en esa calle existió el único hotel que había en Tulancingo en el siglo XIX, el Hotel Cortés, propiedad de Atilano Barrigan, situado en la Tercera Calle de Iturbide, es decir entre 21 de Marzo y Manuel Fernando Soto”, precisa la cronista.

Entre otros de los edificios históricos que se mantienen sobre esta calle destacan “en la esquina de 21 de Marzo lo que antes fue “La Colmena” y el Mercado Municipal que fue construido en la década de los 40’s en lo que alguna vez fue la casa de los Adalid”. Asimismo, la casona que está frente a la Casa de los Emperadores, donde hoy encontramos el Bachillerato Byron Gálvez.

Entre Juárez y Luis Ponce se alza la Casa de las Toronjas, que por cierto, es propiedad de los descendientes de Don Gabriel Mancera y fue ahí donde se erigió uno de los primeros teatros tulancinguenses. Siguiendo el recorrido, pero ahora adelante de Ponce, se halla el edificio donde antaño estuvo la famosa “Arena Libertad”, pancracio en que el público pudo deleitarse con enfrentamientos de grandes estrellas, entre ellas el hijo tulancinguense, El Santo.

En la esquina de Ocampo se admira la fachada de la Fábrica de los Ángeles, y desde este punto ya comienza a vislumbrarse otro de los más bellos parajes que hay en nuestra ciudad: se empiezan a ver altos árboles, varios de ellos que en primavera se visten con jacarandas y que poco a poco abren paso hasta llegar a la Calzada 5 de Mayo, otra de gran popularidad por su atractivo visual. Pues en la esquina con la calzada encontramos la Carreta de flores, donde se venden arreglos y ramos de distintas clases y tonos.

Seguir este sentido, con dirección al bulevar Bicentenario, nos llevará a la Casona La Floresta, un acogedor restaurante en la que se pueden degustar amplia variedad de antojito mexicanos, cortes y pan de dulce hecho diariamente en sus hornos. Como dato curioso, esta Casona fue locación de la película “De todos modos, Juan te llamas”, cinta de 1976 dirigida por la cineasta Marcela Fernández Violante y que cuenta un curioso pasaje de la Guerra Cristera que detonó durante 1926 en México. Este metraje se filmó por completo durante cuatro semanas en Tulancingo y también en el Exconvento Agustino San Miguel Arcángel de Acatlán, historia que contaremos en otra ocasión.


Policiaca

San Salvador: Muere mujer en accidente sobre la México-Laredo

Otro joven resultó severamente herido y fue hospitalizado

Policiaca

Clausuran gasera apócrifa en Singuilucan

La intervención de la policía estatal derivó de reportes anónimos que advertían del almacén con venta de combustible

Local

Desaparecidos en Tulancingo: Buscan a Diego Omar desde hace más de un mes

El Valle de Tulancingo alcanzó los 55 reportes por personas no localizadas en lo que va del 2024

Local

Persiste el desabasto de agua en Cuautepec 

Este problema es consecuencia de la falta de lluvias que a su vez impide la recarga de los cuerpos de agua 

Local

Así estará el calor. Clima para el finde del 24 al 26 de mayo en Hidalgo

Se prevén lluvias muy fuertes y temperaturas superiores a los 40 °C en diferentes zonas del estado