/ martes 21 de diciembre de 2021

Pobreza en la región Otomí-Tepehua agudiza la tala ilegal

En los últimos 50 años se ha deforestado la mitad del bosque

En los últimos 50 años se ha perdido más de la mitad del bosque mesófilo de montaña de la sierra Otomí-Tepehua, principalmente por la tala clandestina, reveló David Cañedo Escárcega, docente y promotor ambiental de la región Otomí-Tepehua.

“En la sierra Otomí-Tepehua, todo lo que el bosque mesófilo de montaña o bosque de niebla de altura, lo que es la vertiente de la sierra madre oriental que da hacia el Golfo de México ha habido mucha deforestación”, lamentó.

Cañedo Escárcega, atribuyó que la tala ilegal se da en esta región porque muchas veces la gente no tiene otros medios para subsistir, “hay gente que se dedica a la tala clandestina, es su único ingreso, porque no hay programas que los apoyen, no hay nada, y la deforestación sigue paso a paso”.

Destacó que hay deforestación en gran escala y en pequeña, pero en la región se da “poco a poco, pero constante”, en los municipios de Tenango de Doria, San Bartolo Tutotepec y Huehuetla.

La tala de árboles sin control, refirió que provoca severos daños al ecosistema, perdida de la biodiversidad, que disminuya la presencia de lluvias y la escasez del agua, aunado al crecimiento poblacional.

Señaló que para contener esta problemática no hay medidas efectivas, “porque si vas a poner una queja en el departamento de ecología, solo te toman la queja, la archivan, pero no se actúa”, mientras que en la PROFEPA, dijo que no cuentan con personal suficiente para atender las quejas que reciben.

Recordó que hace varios años una persona se puso a “lotear” el bosque, “vendió cientos de lotes”, de hectáreas de bosque de niebla sin tener ningún permiso de cambio de uso de suelo, ni otro tipo de permisos.

“Es una situación compleja para frenar la tala clandestina cuando las mismas leyes no son funcionales, efectivas, no hay medio de ponerlas en práctica”, lamentó.

Señaló que hay apatía por parte de la población para poder parar la tala clandestina, a lo que se suma, a que hay corrupción por parte de las autoridades para llevar a cabo esta práctica irregular que afecta al medio ambiente.

“Es una situación bastante compleja, así como van las cosas, el bosque sigue desapareciendo por todas partes, si le llevó 50 años para perderse la mitad del bosque, la otra parte no va a durar otros 50 años, en 20 o 30 años vamos a ver una reducción dramática de lo que queda. Este proceso no se está frenando sino que se está acelerando”, finalizó.

En los últimos 50 años se ha perdido más de la mitad del bosque mesófilo de montaña de la sierra Otomí-Tepehua, principalmente por la tala clandestina, reveló David Cañedo Escárcega, docente y promotor ambiental de la región Otomí-Tepehua.

“En la sierra Otomí-Tepehua, todo lo que el bosque mesófilo de montaña o bosque de niebla de altura, lo que es la vertiente de la sierra madre oriental que da hacia el Golfo de México ha habido mucha deforestación”, lamentó.

Cañedo Escárcega, atribuyó que la tala ilegal se da en esta región porque muchas veces la gente no tiene otros medios para subsistir, “hay gente que se dedica a la tala clandestina, es su único ingreso, porque no hay programas que los apoyen, no hay nada, y la deforestación sigue paso a paso”.

Destacó que hay deforestación en gran escala y en pequeña, pero en la región se da “poco a poco, pero constante”, en los municipios de Tenango de Doria, San Bartolo Tutotepec y Huehuetla.

La tala de árboles sin control, refirió que provoca severos daños al ecosistema, perdida de la biodiversidad, que disminuya la presencia de lluvias y la escasez del agua, aunado al crecimiento poblacional.

Señaló que para contener esta problemática no hay medidas efectivas, “porque si vas a poner una queja en el departamento de ecología, solo te toman la queja, la archivan, pero no se actúa”, mientras que en la PROFEPA, dijo que no cuentan con personal suficiente para atender las quejas que reciben.

Recordó que hace varios años una persona se puso a “lotear” el bosque, “vendió cientos de lotes”, de hectáreas de bosque de niebla sin tener ningún permiso de cambio de uso de suelo, ni otro tipo de permisos.

“Es una situación compleja para frenar la tala clandestina cuando las mismas leyes no son funcionales, efectivas, no hay medio de ponerlas en práctica”, lamentó.

Señaló que hay apatía por parte de la población para poder parar la tala clandestina, a lo que se suma, a que hay corrupción por parte de las autoridades para llevar a cabo esta práctica irregular que afecta al medio ambiente.

“Es una situación bastante compleja, así como van las cosas, el bosque sigue desapareciendo por todas partes, si le llevó 50 años para perderse la mitad del bosque, la otra parte no va a durar otros 50 años, en 20 o 30 años vamos a ver una reducción dramática de lo que queda. Este proceso no se está frenando sino que se está acelerando”, finalizó.

Policiaca

Pierde la vida agente de GN

La patrulla salió del camino y se impactó contra la barra de contención; otro elemento resultó gravemente herido

Policiaca

Localizan punto de robo de gasolina

Guardia Nacional y militares realizaron patrullajes preventivos en el marco de la Estrategia Nacional de Seguridad

Policiaca

Huachicoleaban gas LP en Tepeji

Elementos de Seguridad de Petróleos Mexicanos localizaron equipo para extracción de gas LP y una manguera de más de 200 metros de longitud

OMG!

Ricky Martin recibe orden de restricción por violencia doméstica en Puerto Rico

El equipo legal de Ricky Martin sostuvo que las acusaciones en contra del cantante que condujeron a esta orden son falsas, sin detallar cuáles son

Mundo

Rusia asegura que controla la región de Lugansk en Ucrania

El Ministerio de Defensa ruso informó este domingo que controla la región de Lugansk, tras cercar a las tropas ucranianas que defendían la ciudad de Lisichansk

Teatro

Fallece el director teatral Peter Brook a los 97 años

Peter Brook, nacido en Londres, fue de los principales actores en una revolución que buscaba una nueva conexión entre el público y la interpretación

Local

Ómicron no aumenta las hospitalizaciones

Hay 16 hospitalizados, 11 de ellos por enfermedad respiratoria aguda grave y cinco más por Covid-19