/ martes 19 de marzo de 2024

Autódromo Bosques El Ángel, 39 años de historia

Fue el sueño hecho realidad de un joven mecánico, amante de los motores

En este 2024, el autódromo Bosques El Ángel de Singuilucan, cumple 39 años como uno de los sitios más importantes para el automovilismo en Hidalgo y el país, donde han corrido figuras como Adrián Fernández, ex piloto profesional de Fórmula 1, así como Luis “Chapulín” Díaz, y también surgieron figuras nacionales como Pepe Montaño, ex piloto de Nascar y otras competencias relevantes.

Además de estar en medio de una zona boscosa privilegiada de la región, este autódromo destaca por sus cambios de elevación y combinaciones de curvas, que son un reto para cualquier piloto.

El señor Ángel Herrera Yáñez es quien visualizó y más tarde materializó el autódromo Bosques El Ángel. Sus hijos, Salvador y Héctor, aseguran que inició con mucho empeño su trazado y sus primeras pruebas sobre una pista de terracería, a principios de los años 80’s.

Sin embargo, la primera carrera oficial fue hasta 1985, en un campeonato de motociclismo, con motivo de la feria de Tulancingo, “y fue el boom… las filas de carros estaban hasta las rastreadoras (antenas) para poder acceder al autódromo”, declaró al respecto el actual responsable del espacio, Héctor Herrera Castillo.

El lugar fue escogido propiamente por don Ángel Herrera, es un lugar muy diferente a donde regularmente se ubican los autódromos, ya que la mayoría son áridos y en superficie plana; está enclavado en un bosque, pero tiene condiciones peculiares como curvas ciegas, bajadas y subidas naturales, sobre el terreno donde se edificó.

Salvador, hijo de Don Ángel, comenzó a correr en este autódromo en las carreras conocidas en ese entonces como categoría “Pony”, carreras de resistencia, así como los famosos arrancones.

“Antes los arrancones se hacían en el libramiento a Huapalcalco, frente a la fábrica de Colomer y otros en el libramiento hacia Santiago Tulantepec. Pero ya con el autódromo homologado, se trasladaron hacia allá”.

Al entonces nuevo autódromo empezaron a llegar los campeonatos, y con ello, se generó más turismo para esta zona de la región, es decir, Tulancingo, Singuilucan y además Pachuca, ya que comenzaron a recibir rallys, carreras a nivel nacional, carreras de motociclismo, entre otras.

Actualmente, el autódromo Bosques El Ángel alberga el Campeonato Regional de Automovilismo Champ & Track Mx, que dirige Salvador Herrera Ramos, y cuenta con 15 años de existencia.

Héctor Herrera, por su parte, es quien tiene la responsabilidad administrativa del espacio, además de coordinar las carreras de motocicleta que se realizan de manera mensual.

En este autódromo, por ejemplo, se grabó un comercial de una marca de autos transnacional, sobre uno de sus modelos que fue lanzado hacia el mercado europeo.

“Mi padre abrió el autódromo a los jóvenes que hacían arrancones o carreras clandestinas, decía que prefería que corrieran en un lugar seguro como el autódromo, a que tengan problemas en la calle”.

De tal forma, también se han realizado arrancones nocturnos, evitando los eventos clandestinos en Tulancingo y la región.

“El Bosques El Ángel fue creado por un apasionado de las carreras, no se hizo con la finalidad de hacer negocio, el legado de mi padre ha crecido, sigue firme, es cierto es un autódromo pequeño, cuando él lo hizo contaba con todas las medidas que se requerían, pero es de mucho manejo. Se ha posicionado a nivel república, mucha gente lo conoce inclusive hemos sido copiados por muchos autódromos que han surgido”, concluyó Héctor Herrera.

El autódromo cuenta con las especificaciones requeridas por la Federación Mexicana de Automovilismo.

Figuras como Pepe Montaño, iniciaron ahí sus carreras como pilotos

El ex piloto profesional de autos de competencia, originario de Tulancingo, Pepe Montaño, manifestó que tuvo la oportunidad de ser testigo del nacimiento del autódromo Bosques El Ángel.

“Me tocó verlo en tierra cuando se hicieron las primeras pruebas; yo acompañé a mi papá que era buen amigo de Don Ángel, cuando se hicieron las primeras pruebas, había muchos aficionados al automovilismo, mucha gente entusiasta”.

Señaló que don Ángel Herrera Yáñez arriesgó un patrimonio, invirtió trabajo y ganas, para hacer un espacio para gente que le gustaba este deporte, y que hoy, después de tantos años ahí está el resultado de dicho trabajo y esfuerzo.

Recordó que su primera oportunidad como piloto se la dio su padre, Alberto García Espíndola, en este mismo autódromo, en la categoría Pony Regional, de autos Volkswagen sedán, “en aquellos años eran más de 40 que se formaban en la parrilla”

Calificó ese automovilismo como muy sano y divertido, y con tan solo 14 años de edad, Pepe Montaño corrió su primera carrera, aproximadamente en 1988.

“Ahí empezó mi carrera como piloto y ya no me bajé de los carros, estuve compitiendo algunos años en el campeonato regional, empecé a correr a nivel nacional, después me fui a Canadá a correr fórmula Ford, luego regresé a México, y de ahí hice fórmula 3, fórmula Renault, 17 temporadas de Nascar y las 24 horas de Daytona”, como las más importantes en la carrera de Montaño.

“Si no hubiera sido gracias a un espacio como este, tal vez no hubiera sucedido” aseguró.

Montaño expresó que la pista del Bosques del Ángel es muy técnica y difícil cuando se quiere ser rápido, “algo de lo más importante que tiene esta pista son los cambios de elevación, que hace que el coche pueda ser inestable muy fácil, lo cual lo hace muy complicado de manejar”.

Es una pista corta, pero para autos turismo es ideal, además de que, al ser corta, hay más cercanía entre los vehículos y se genera mayor competencia porque los tiempos son muy cercanos.

En cuanto a la ubicación, refirió que el autódromo fue trazado donde había claros de bosque, tratando de tirar la menor cantidad de árboles posible. “Hay muchos autódromos a nivel mundial que están enclavados en zonas boscosas; te puedo decir que en Austria el autódromo Salzburgring que tuve la oportunidad de correr alguna vez, me recordaba mucho el Bosques del Ángel, porque estaba enclavado en una zona boscosa muy parecida”

“La realidad es que la mayor cantidad de autódromos están hechos en zonas libres de árboles, entonces, eso es lo que lo hace muy especial”.

Pepe Montaño recordó que tuvo muchas carreras en este autódromo, sin embargo, rememora especialmente dos de ellas: la primera es su última carrera antes de salir a competir de manera profesional. En un volkwagen sedán, con la presencia de toda su familia.

El segundo recuerdo especial es cuando regresó a correr en el campeonato regional, “ya estaba yo compitiendo en Nascar”, y fue Don Ángel quien lo invitó a que se subiera a correr uno de los carros y no se lo dijeron dos veces, “me subí luego de varios años de no competir ahí, me prestaron casco, somex, guantes, me subí y corrí”.

Pero otra de las cosas más especiales de esa carrera, aseguró, fue que Don Ángel reparó una falla de la suspensión del auto, “quitó al equipo de mecánicos y se tiró para reparar el auto, seguir compitiendo y ganamos esa carrera junto con Héctor Herrera; es un recuerdo muy especial porque estaba mi papá y todos los amigos, y ese día tuve la oportunidad de ver por última vez a don Ángel”.

Finalmente, Montaño agregó que está en manos de los hidalguenses el que se mantenga con vida este autódromo, para que sigan creciendo con el mantenimiento que debe de tener, “que los amantes del automovilismo participen, la única forma de que un autódromo pueda seguir vivo es que la gente participe y lo haga de forma positiva”, concluyó.


En este 2024, el autódromo Bosques El Ángel de Singuilucan, cumple 39 años como uno de los sitios más importantes para el automovilismo en Hidalgo y el país, donde han corrido figuras como Adrián Fernández, ex piloto profesional de Fórmula 1, así como Luis “Chapulín” Díaz, y también surgieron figuras nacionales como Pepe Montaño, ex piloto de Nascar y otras competencias relevantes.

Además de estar en medio de una zona boscosa privilegiada de la región, este autódromo destaca por sus cambios de elevación y combinaciones de curvas, que son un reto para cualquier piloto.

El señor Ángel Herrera Yáñez es quien visualizó y más tarde materializó el autódromo Bosques El Ángel. Sus hijos, Salvador y Héctor, aseguran que inició con mucho empeño su trazado y sus primeras pruebas sobre una pista de terracería, a principios de los años 80’s.

Sin embargo, la primera carrera oficial fue hasta 1985, en un campeonato de motociclismo, con motivo de la feria de Tulancingo, “y fue el boom… las filas de carros estaban hasta las rastreadoras (antenas) para poder acceder al autódromo”, declaró al respecto el actual responsable del espacio, Héctor Herrera Castillo.

El lugar fue escogido propiamente por don Ángel Herrera, es un lugar muy diferente a donde regularmente se ubican los autódromos, ya que la mayoría son áridos y en superficie plana; está enclavado en un bosque, pero tiene condiciones peculiares como curvas ciegas, bajadas y subidas naturales, sobre el terreno donde se edificó.

Salvador, hijo de Don Ángel, comenzó a correr en este autódromo en las carreras conocidas en ese entonces como categoría “Pony”, carreras de resistencia, así como los famosos arrancones.

“Antes los arrancones se hacían en el libramiento a Huapalcalco, frente a la fábrica de Colomer y otros en el libramiento hacia Santiago Tulantepec. Pero ya con el autódromo homologado, se trasladaron hacia allá”.

Al entonces nuevo autódromo empezaron a llegar los campeonatos, y con ello, se generó más turismo para esta zona de la región, es decir, Tulancingo, Singuilucan y además Pachuca, ya que comenzaron a recibir rallys, carreras a nivel nacional, carreras de motociclismo, entre otras.

Actualmente, el autódromo Bosques El Ángel alberga el Campeonato Regional de Automovilismo Champ & Track Mx, que dirige Salvador Herrera Ramos, y cuenta con 15 años de existencia.

Héctor Herrera, por su parte, es quien tiene la responsabilidad administrativa del espacio, además de coordinar las carreras de motocicleta que se realizan de manera mensual.

En este autódromo, por ejemplo, se grabó un comercial de una marca de autos transnacional, sobre uno de sus modelos que fue lanzado hacia el mercado europeo.

“Mi padre abrió el autódromo a los jóvenes que hacían arrancones o carreras clandestinas, decía que prefería que corrieran en un lugar seguro como el autódromo, a que tengan problemas en la calle”.

De tal forma, también se han realizado arrancones nocturnos, evitando los eventos clandestinos en Tulancingo y la región.

“El Bosques El Ángel fue creado por un apasionado de las carreras, no se hizo con la finalidad de hacer negocio, el legado de mi padre ha crecido, sigue firme, es cierto es un autódromo pequeño, cuando él lo hizo contaba con todas las medidas que se requerían, pero es de mucho manejo. Se ha posicionado a nivel república, mucha gente lo conoce inclusive hemos sido copiados por muchos autódromos que han surgido”, concluyó Héctor Herrera.

El autódromo cuenta con las especificaciones requeridas por la Federación Mexicana de Automovilismo.

Figuras como Pepe Montaño, iniciaron ahí sus carreras como pilotos

El ex piloto profesional de autos de competencia, originario de Tulancingo, Pepe Montaño, manifestó que tuvo la oportunidad de ser testigo del nacimiento del autódromo Bosques El Ángel.

“Me tocó verlo en tierra cuando se hicieron las primeras pruebas; yo acompañé a mi papá que era buen amigo de Don Ángel, cuando se hicieron las primeras pruebas, había muchos aficionados al automovilismo, mucha gente entusiasta”.

Señaló que don Ángel Herrera Yáñez arriesgó un patrimonio, invirtió trabajo y ganas, para hacer un espacio para gente que le gustaba este deporte, y que hoy, después de tantos años ahí está el resultado de dicho trabajo y esfuerzo.

Recordó que su primera oportunidad como piloto se la dio su padre, Alberto García Espíndola, en este mismo autódromo, en la categoría Pony Regional, de autos Volkswagen sedán, “en aquellos años eran más de 40 que se formaban en la parrilla”

Calificó ese automovilismo como muy sano y divertido, y con tan solo 14 años de edad, Pepe Montaño corrió su primera carrera, aproximadamente en 1988.

“Ahí empezó mi carrera como piloto y ya no me bajé de los carros, estuve compitiendo algunos años en el campeonato regional, empecé a correr a nivel nacional, después me fui a Canadá a correr fórmula Ford, luego regresé a México, y de ahí hice fórmula 3, fórmula Renault, 17 temporadas de Nascar y las 24 horas de Daytona”, como las más importantes en la carrera de Montaño.

“Si no hubiera sido gracias a un espacio como este, tal vez no hubiera sucedido” aseguró.

Montaño expresó que la pista del Bosques del Ángel es muy técnica y difícil cuando se quiere ser rápido, “algo de lo más importante que tiene esta pista son los cambios de elevación, que hace que el coche pueda ser inestable muy fácil, lo cual lo hace muy complicado de manejar”.

Es una pista corta, pero para autos turismo es ideal, además de que, al ser corta, hay más cercanía entre los vehículos y se genera mayor competencia porque los tiempos son muy cercanos.

En cuanto a la ubicación, refirió que el autódromo fue trazado donde había claros de bosque, tratando de tirar la menor cantidad de árboles posible. “Hay muchos autódromos a nivel mundial que están enclavados en zonas boscosas; te puedo decir que en Austria el autódromo Salzburgring que tuve la oportunidad de correr alguna vez, me recordaba mucho el Bosques del Ángel, porque estaba enclavado en una zona boscosa muy parecida”

“La realidad es que la mayor cantidad de autódromos están hechos en zonas libres de árboles, entonces, eso es lo que lo hace muy especial”.

Pepe Montaño recordó que tuvo muchas carreras en este autódromo, sin embargo, rememora especialmente dos de ellas: la primera es su última carrera antes de salir a competir de manera profesional. En un volkwagen sedán, con la presencia de toda su familia.

El segundo recuerdo especial es cuando regresó a correr en el campeonato regional, “ya estaba yo compitiendo en Nascar”, y fue Don Ángel quien lo invitó a que se subiera a correr uno de los carros y no se lo dijeron dos veces, “me subí luego de varios años de no competir ahí, me prestaron casco, somex, guantes, me subí y corrí”.

Pero otra de las cosas más especiales de esa carrera, aseguró, fue que Don Ángel reparó una falla de la suspensión del auto, “quitó al equipo de mecánicos y se tiró para reparar el auto, seguir compitiendo y ganamos esa carrera junto con Héctor Herrera; es un recuerdo muy especial porque estaba mi papá y todos los amigos, y ese día tuve la oportunidad de ver por última vez a don Ángel”.

Finalmente, Montaño agregó que está en manos de los hidalguenses el que se mantenga con vida este autódromo, para que sigan creciendo con el mantenimiento que debe de tener, “que los amantes del automovilismo participen, la única forma de que un autódromo pueda seguir vivo es que la gente participe y lo haga de forma positiva”, concluyó.


Policiaca

Tepeapulco: Hallan a un hombre muerto al exterior de un bar de Ciudad Sahagún

Entre sus ropas se encontró una identificación, el extinto sería vecino de Coahuila

Doble Vía

Homenaje a Juan Gabriel en el doodle de Google ¿Ya lo viste?

“En este día de 1995, la exitosa canción de Juan Gabriel, El Palo, ocupó el puesto número 1 en la lista del Hot Latin Songs de Billboard.”

Turismo

San Miguel de Allende, ciudad #1 del mundo para visitar: ¿Cuánto cuesta ir desde Hidalgo?

Desde sus animados mercados artesanales hasta sus prestigiosos festivales culturales y gastronómicos, esta ciudad es un verdadero paraíso

Local

Atitalaquia: Petroleros eligen nuevo líder sindical

Cientos de trabajadores de diversos centros laborales de Pemex emitirán su voto este 15 de julio

Local

Lluvias pegan distinto a siembras de Tulancingo y Mezquital

Mientras que en una región fueron contundentes y generaron exceso de humedad, en otra favorecieron el crecimiento 

Local

Lidera Tulancingo ataques de perros 

El último caso de rabia registrado en el estado de Hidalgo fue en 2008, en el municipio de Tizayuca