/ jueves 9 de mayo de 2019

Al menos nueve muertos en atentado contra ONG en Kabul

Entre los muertos figuran cuatro policías, un integrante de las fuerzas especiales, un guardián del local y tres civiles

Al menos nueve personas murieron en el atentado de los talibanes contra la sede de la ONG estadounidense Counterpart ocurrido el jueves en Kabul, según un nuevo balance del ministerio afgano del Interior.

Entre los muertos figuran cuatro policías, un integrante de las fuerzas especiales, un guardián del local y tres civiles miembros de la ONG estadounidense Care, vecina de Counterpart.

Foto: AFP

El balance precedente, comunicado en la víspera, tras el fin de las operaciones contra los atacantes, daba cuenta de cinco muertos.

"Con profunda tristeza, Care confirma la muerte de tres de nuestros colegas", indicó la ONG.

Se trata de un guardia, de un chófer y un consejero técnico, agregó el comunicado de Care.

"Este ataque refleja los peligros crecientes del trabajo humanitario en los países alcanzados por conflictos como Afganistán y la desgraciada realidad cotidiana de la violencia para numerosas familias afganas", agregó.

Ann Hudock, presidenta de Counterpart internacional, financiada por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el departamento de Estado, lamentó un "ataque contra profesionales del desarrollo que dedican su vida a mejorar la vida de los más vulnerables en Afganistán.

Foto: AFP

Según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en lo que va de 2019 ya murieron seis trabajadores humanitarios en Afganistán.

En 2018, 30 trabajadores humanitarios perdieron la vida.

Unas 266 organizaciones no gubernamentales operan en Afgnistán, según el ministerio de Economía.

El ataque del jueves, reivindicado por los talibanes, comenzó a las 07H30 GMT con la explosión de un coche bomba conducido por un kamikaze y duró más de cinco horas y culminó con la muerte de los cuatro atacantes.

Los talibanes reivindicaron la operación a través de Twitter y acusaron a la ONG de estar implicada en actividades "dañinas".

"Counterpart activó un programa peligroso llamado Angel que pretende promover la diversidad entre los hombres y las mujeres", indicó en un tuit.

El atentado tuvo lugar en un momento en el que los insurgentes mantienen desde hace varios días negociaciones de paz con Estados Unidos en Doha, la capital de Catar.

Al menos nueve personas murieron en el atentado de los talibanes contra la sede de la ONG estadounidense Counterpart ocurrido el jueves en Kabul, según un nuevo balance del ministerio afgano del Interior.

Entre los muertos figuran cuatro policías, un integrante de las fuerzas especiales, un guardián del local y tres civiles miembros de la ONG estadounidense Care, vecina de Counterpart.

Foto: AFP

El balance precedente, comunicado en la víspera, tras el fin de las operaciones contra los atacantes, daba cuenta de cinco muertos.

"Con profunda tristeza, Care confirma la muerte de tres de nuestros colegas", indicó la ONG.

Se trata de un guardia, de un chófer y un consejero técnico, agregó el comunicado de Care.

"Este ataque refleja los peligros crecientes del trabajo humanitario en los países alcanzados por conflictos como Afganistán y la desgraciada realidad cotidiana de la violencia para numerosas familias afganas", agregó.

Ann Hudock, presidenta de Counterpart internacional, financiada por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el departamento de Estado, lamentó un "ataque contra profesionales del desarrollo que dedican su vida a mejorar la vida de los más vulnerables en Afganistán.

Foto: AFP

Según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en lo que va de 2019 ya murieron seis trabajadores humanitarios en Afganistán.

En 2018, 30 trabajadores humanitarios perdieron la vida.

Unas 266 organizaciones no gubernamentales operan en Afgnistán, según el ministerio de Economía.

El ataque del jueves, reivindicado por los talibanes, comenzó a las 07H30 GMT con la explosión de un coche bomba conducido por un kamikaze y duró más de cinco horas y culminó con la muerte de los cuatro atacantes.

Los talibanes reivindicaron la operación a través de Twitter y acusaron a la ONG de estar implicada en actividades "dañinas".

"Counterpart activó un programa peligroso llamado Angel que pretende promover la diversidad entre los hombres y las mujeres", indicó en un tuit.

El atentado tuvo lugar en un momento en el que los insurgentes mantienen desde hace varios días negociaciones de paz con Estados Unidos en Doha, la capital de Catar.

Policiaca

Vuelca tráiler en Epazoyucan

En la Curva del Diablo quedó recostada la pesada unidad

Local

Balacera de ayer, caso asilado a la Central de Abastos

Los comerciantes no están vinculados con el trágico hecho

Local

Inmunizarán a jóvenes de 15 a 17 años en la Otomí-Tepehua

La vacunación se realizará en cuatro municipios de la Otomí-Tepehua