/ martes 9 de julio de 2019

Usar celular en exceso causa malas conductas

Sin embargo, este producto genera una enorme cantidad de beneficios en el día a día

PACHUCA, HIDALGO.- El uso de teléfonos móviles transforma la manera en que se aprende, lee, se informa, entretiene, la forma en cómo se ven películas, series, en cómo se escucha la música y la manera en cómo nos relacionamos con los demás; no obstante, son los jóvenes quienes pasan hasta doce horas diarias en el móvil y 24 horas con estos equipos encendidos.

Adriana Ávila Rodríguez, psicóloga forense y maestra en educación, investigadora y docente de la Universidad Autónoma de Durango, Campus Pachuca, refirió que tradicionalmente, la adolescencia ha representado un periodo crítico en el inicio e incremento de problemas del comportamiento, específicamente en el antisocial y delictivo.

En los últimos tiempos, la introducción y el desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación han ido modificando la forma en que la sociedad se relaciona y el uso masivo de teléfonos móviles y su utilidad, son ahora acciones cotidianas.

“Es indiscutible que este producto genera una cantidad de beneficios en la vida, entre ellos, permite la comunicación sin importar la distancia, pero también acarrea negativas que están seguidas de un mal uso”.

La también docente, refirió que los niños y los jóvenes han integrado perfectamente estas tecnologías en sus vidas, y aunque el factor diversión es importante en los teléfonos móviles, su utilización, dijo, también prima el factor comunicativo, lo que puede derivar en comportamientos “alarmantes” tras los que se pueden originar conductas antisociales y violentas.

“El uso desmedido aísla y fomenta el individualismo pues dejan de convivir con su mundo real, con sus amigos reales, para hacerlo con personas virtuales, creando un tipo de relaciones falsas e insuficientes que definitivamente afectan su psique, es decir, al conjunto de procesos conscientes e inconscientes propios de la mente humana”

Mencionó que la Internet abre muchas puertas interesantes y necesarias, pero también las del peligro para las manos inexpertas de los menores, como la pornografía infantil, el sexting, el ciberbullying y el grooming, diversos tipos de acoso que, mencionó, nacieron con el empleo de los dispositivos móviles y la Internet.

Asimismo, señaló que esta tendencia permite adelantar que la incidencia del actuar social en el ciberespacio en todos los aspectos de la vida social no disminuirásino que seguirá creciendo conforme “lideren” en el mundo los denominados nativos digitales.

En este sentido, dijo, resulta importante dialogar periódicamente sobre el uso que se da al móvil y emplearlo como una herramienta de construcción y no de destrucción como ocurre con acciones como mandar mensajes inapropiados, grabaciones y difusión de imágenes de agresiones que pueden ser, indicó, una actuación delictiva.

Destacó que el teléfono celular se ha convertido en una extensión de sí mismos para muchas personas, en una adicción denominada nomofobia:“una persona ve su celular unas 150 veces al día en promedio”.

Finalmente, la especialista, refirió “habría que plantearse esta pregunta ¿es un mal necesario? la verdad es que podría decir que sí, ya que el carácter de necesario ha sido demostrado, el teléfono móvil se ha convertido en aparato de uso diario sobre el que debemos reconocer tiene pros y contras pero sobre todo que debemos utilizarlo de forma consciente.

DATO : 12 horas diarias es el tiempo estimado en que los adolescentes y jóvenes tienen el “teléfono en mano”.


PACHUCA, HIDALGO.- El uso de teléfonos móviles transforma la manera en que se aprende, lee, se informa, entretiene, la forma en cómo se ven películas, series, en cómo se escucha la música y la manera en cómo nos relacionamos con los demás; no obstante, son los jóvenes quienes pasan hasta doce horas diarias en el móvil y 24 horas con estos equipos encendidos.

Adriana Ávila Rodríguez, psicóloga forense y maestra en educación, investigadora y docente de la Universidad Autónoma de Durango, Campus Pachuca, refirió que tradicionalmente, la adolescencia ha representado un periodo crítico en el inicio e incremento de problemas del comportamiento, específicamente en el antisocial y delictivo.

En los últimos tiempos, la introducción y el desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación han ido modificando la forma en que la sociedad se relaciona y el uso masivo de teléfonos móviles y su utilidad, son ahora acciones cotidianas.

“Es indiscutible que este producto genera una cantidad de beneficios en la vida, entre ellos, permite la comunicación sin importar la distancia, pero también acarrea negativas que están seguidas de un mal uso”.

La también docente, refirió que los niños y los jóvenes han integrado perfectamente estas tecnologías en sus vidas, y aunque el factor diversión es importante en los teléfonos móviles, su utilización, dijo, también prima el factor comunicativo, lo que puede derivar en comportamientos “alarmantes” tras los que se pueden originar conductas antisociales y violentas.

“El uso desmedido aísla y fomenta el individualismo pues dejan de convivir con su mundo real, con sus amigos reales, para hacerlo con personas virtuales, creando un tipo de relaciones falsas e insuficientes que definitivamente afectan su psique, es decir, al conjunto de procesos conscientes e inconscientes propios de la mente humana”

Mencionó que la Internet abre muchas puertas interesantes y necesarias, pero también las del peligro para las manos inexpertas de los menores, como la pornografía infantil, el sexting, el ciberbullying y el grooming, diversos tipos de acoso que, mencionó, nacieron con el empleo de los dispositivos móviles y la Internet.

Asimismo, señaló que esta tendencia permite adelantar que la incidencia del actuar social en el ciberespacio en todos los aspectos de la vida social no disminuirásino que seguirá creciendo conforme “lideren” en el mundo los denominados nativos digitales.

En este sentido, dijo, resulta importante dialogar periódicamente sobre el uso que se da al móvil y emplearlo como una herramienta de construcción y no de destrucción como ocurre con acciones como mandar mensajes inapropiados, grabaciones y difusión de imágenes de agresiones que pueden ser, indicó, una actuación delictiva.

Destacó que el teléfono celular se ha convertido en una extensión de sí mismos para muchas personas, en una adicción denominada nomofobia:“una persona ve su celular unas 150 veces al día en promedio”.

Finalmente, la especialista, refirió “habría que plantearse esta pregunta ¿es un mal necesario? la verdad es que podría decir que sí, ya que el carácter de necesario ha sido demostrado, el teléfono móvil se ha convertido en aparato de uso diario sobre el que debemos reconocer tiene pros y contras pero sobre todo que debemos utilizarlo de forma consciente.

DATO : 12 horas diarias es el tiempo estimado en que los adolescentes y jóvenes tienen el “teléfono en mano”.


Policiaca

Actopan: Muere una persona tras choque entre una Urvan y un tractor

Otro hombre fue trasladado de urgencia al Hospital más cercano

Local

Calendario SEP: ¿Por qué habrá megapuente en marzo?

Los estudiantes podrán descansar cuatro días seguidos antes del periodo vacacional

Local

PC Hidalgo desconoce ubicación de corralones huachicoleros 

Están bajo el resguardo de Seguridad Pública y en caso de siniestros investiga FGR

Local

Viacrucis de Acatlán, conoce fechas y horarios

La tradición del Viacrucis Viviente en Acatlán inició hace 33 años, en 1991. Desde ese entonces, se mantiene el mismo recorrido

Local

Elecciones 2024: Cuenta regresiva para funcionarios públicos

El 4 de marzo, último día para separarse de sus cargos en caso de aspirar a una diputación local

Local

Balneario de Santa Ana en Tulancingo: ¿cuánto cuesta la entrada en 2024?

Después de tres años subirá el costo a partir del próximo 1 de marzo