/ martes 8 de octubre de 2019

Presa Endhó, de las más contaminadas

La Semarnat busca el saneamiento de la presa con distintas acciones específicas

La presa Endhó que se ubica en la región de Tula es una de las más contaminadas del país, debido a la presencia de partículas contaminantes generadas por las empresas que operan en la zona, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La presa Endhó que almacena hasta 182 millones de metros cúbicos contribuye a regular los niveles de excedencia de agua del emisor central de la Ciudad de México, pues el 80 por ciento del líquido está destinada a riego y en Atitalaquia se descarga el 68 por ciento de las aguas residuales.

De acuerdo con la Conagua, la presa Endhó es la segunda más grande del estado, sólo por debajo de la de Zimapán que acumula hasta mil 390 millones de metros cúbicos, por lo que abastece de agua de riego para los municipios que se sitúan en el sur del estado.

La refinería Miguel Hidalgo descarga cerca del 77 por ciento del total de los metales contenidos en el agua de la cuenca, mientras que Atotonilco de Tula deposita el 50 por ciento de las bacterias fecales, aunado a que el 46 por ciento de las empresas de jurisdicción federal reportan descargas de agua residual.

Asimismo, se detectaron ocho pozos de agua potable con niveles de plomo por encima de la norma ambiental mexicana, situación por la cual es una de las presas más contaminadas del país y por ello la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal (Semarnat) anunció que se implementarán diferentes estrategias para el saneamiento del espacio acuífero.

La presa Endhó que se ubica en la región de Tula es una de las más contaminadas del país, debido a la presencia de partículas contaminantes generadas por las empresas que operan en la zona, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La presa Endhó que almacena hasta 182 millones de metros cúbicos contribuye a regular los niveles de excedencia de agua del emisor central de la Ciudad de México, pues el 80 por ciento del líquido está destinada a riego y en Atitalaquia se descarga el 68 por ciento de las aguas residuales.

De acuerdo con la Conagua, la presa Endhó es la segunda más grande del estado, sólo por debajo de la de Zimapán que acumula hasta mil 390 millones de metros cúbicos, por lo que abastece de agua de riego para los municipios que se sitúan en el sur del estado.

La refinería Miguel Hidalgo descarga cerca del 77 por ciento del total de los metales contenidos en el agua de la cuenca, mientras que Atotonilco de Tula deposita el 50 por ciento de las bacterias fecales, aunado a que el 46 por ciento de las empresas de jurisdicción federal reportan descargas de agua residual.

Asimismo, se detectaron ocho pozos de agua potable con niveles de plomo por encima de la norma ambiental mexicana, situación por la cual es una de las presas más contaminadas del país y por ello la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal (Semarnat) anunció que se implementarán diferentes estrategias para el saneamiento del espacio acuífero.

Policiaca

Un tráiler impacta auto de peregrinos

La camioneta se incendió, dejando varios heridos de gravedad

Local

El 6% de la plata viene de Pachuca

Se extraen 120 mil onzas de metal anuales; más que en Taxco, Guerrero, aseguró el titular de la Sedeco

Local

Exhibirán tenangos en El Vaticano

Del 12 de diciembre al 2 de febrero, en los museos

Local

Producto biológico contra mosco

Evaluarán el programa como parte de la restauración ecológica de la región de Tula

Local

Congreso atenderá recomendaciones

María Luisa Pérez coincide en que debe haber órganos internos de control fortalecidos y completos