/ miércoles 31 de mayo de 2023

Los Frailes y las Monjas, entre las formaciones rocosas de Hidalgo que motivaron a leyendas

Cuentan las historias que tanto unas monjas como unos frailes hace miles de años cometieron pecados y como castigo fueron convertidos en rocas

¿Conoces los Frailes o las Monjas? En Hidalgo se tratan de formaciones rocosas de hace miles de años que se encuentran en los municipios de El Arenal y Mineral del Chico respectivamente y que ahora son un atractivo turístico de la entidad.

Los Frailes son del tipo monolito, grandes rocas de una sola pieza que se consideran monumentales. Mientras que Las Monjas, son enormes rocas (moles de granito) de una sola pieza.

¿Pero que historia hay detrás de estas rocas?

Los Frailes

Estas formaciones rocosas se encuentran en la comunidad de San Jerónimo en el municipio de El Arenal. Se dice que el alemán Alejandro de Humbold calculó que miden 2 mil 896 metros de alto sobre nivel del mar.

De acuerdo a historiadores y pobladores, antes de aparecer estas rocas en el lugar, se sabe que unos frailes jóvenes agustinos que se encontraban resguardados en el Convento de San Nicolás Tolentino caminaban hacia San Jerónimo desde Actopan para conseguir agua.

En el camino se encontraron con dos campesinas y pensaron que podrían cometer un pecado con ellas, sin embargo, las mujeres lograron escapar, lo que les permitió ponerse a salvo en su comunidad.

Los habitantes se enteraron de las intensiones de los jóvenes, a quienes fueron a buscar enardecidos y los frailes huyeron hacia el cerro, durante una fuerte lluvia que se registraba en ese momento.

Se cuenta que a los frailes les cayó un rayo durante la torrencial lluvia y quedaron petrificados, por lo que a la mañana siguiente, aparecieron estas rocas de los jóvenes en oración, hincados, como pidiendo perdón por lo sucedido y sus malos pensamientos.

Entre los lugareños se les conoce como los Frailes Encantados y cuenta la leyenda de que existe un tesoro inexplorable, es decir, una iglesia encantada más abajo de las rocas, que quienes llegan a entrar maravillados por los tesoros que hay, ya no pueden salir.

Las Monjas

Estas enormes rocas, las cuales son un gran atractivo para los turistas que acuden a Mineral del Chico y para quienes les gusta el senderismo y recorridos por el bosque y montaña. Se ubican en la comunidad de El Puente en este Pueblo Mágico de Hidalgo.

Existen varias historias sobre la formación de estas rocas. Una de ellas, es que dos bellas jóvenes habitantes de este municipio, tuvieron un desliz, lo que motivó que sus padres las recluyeran en el Convento Franciscano de Atotonilco El Grande.

Una noche, estas mujeres se escaparon y se internaron en el bosque. Al orar por sus culpas, una luz las convirtió en unas inmensas moles de granito y desde entonces se les conoce como Las Monjas.

Otra de las historias es que en una peregrinación de monjas y frailes provenientes del mismo Convento, se pararon en el paraje que hoy se identifica como La Presa, en donde se decía, había un santo muy milagroso, al cual pasaban a adorar y venerar, además de ser un descanso provisional.

Sin embargo, las monjas ya no quisieron seguir el camino y como castigo por haber renunciado a la encomienda e incurrido en pecado mientras pasaban la noche, se registró un gran terremoto del cual brotaron las rocas que actualmente se observan en el lugar.

Sean ciertas o no las historias de ambos lugares, estas rocas son ya representativas del estado de Hidalgo y un espacio que han hecho muy atractivo, no sólo para los habitantes de los municipios sino para los turistas tanto nacionales como extranjeros.

¿Conoces los Frailes o las Monjas? En Hidalgo se tratan de formaciones rocosas de hace miles de años que se encuentran en los municipios de El Arenal y Mineral del Chico respectivamente y que ahora son un atractivo turístico de la entidad.

Los Frailes son del tipo monolito, grandes rocas de una sola pieza que se consideran monumentales. Mientras que Las Monjas, son enormes rocas (moles de granito) de una sola pieza.

¿Pero que historia hay detrás de estas rocas?

Los Frailes

Estas formaciones rocosas se encuentran en la comunidad de San Jerónimo en el municipio de El Arenal. Se dice que el alemán Alejandro de Humbold calculó que miden 2 mil 896 metros de alto sobre nivel del mar.

De acuerdo a historiadores y pobladores, antes de aparecer estas rocas en el lugar, se sabe que unos frailes jóvenes agustinos que se encontraban resguardados en el Convento de San Nicolás Tolentino caminaban hacia San Jerónimo desde Actopan para conseguir agua.

En el camino se encontraron con dos campesinas y pensaron que podrían cometer un pecado con ellas, sin embargo, las mujeres lograron escapar, lo que les permitió ponerse a salvo en su comunidad.

Los habitantes se enteraron de las intensiones de los jóvenes, a quienes fueron a buscar enardecidos y los frailes huyeron hacia el cerro, durante una fuerte lluvia que se registraba en ese momento.

Se cuenta que a los frailes les cayó un rayo durante la torrencial lluvia y quedaron petrificados, por lo que a la mañana siguiente, aparecieron estas rocas de los jóvenes en oración, hincados, como pidiendo perdón por lo sucedido y sus malos pensamientos.

Entre los lugareños se les conoce como los Frailes Encantados y cuenta la leyenda de que existe un tesoro inexplorable, es decir, una iglesia encantada más abajo de las rocas, que quienes llegan a entrar maravillados por los tesoros que hay, ya no pueden salir.

Las Monjas

Estas enormes rocas, las cuales son un gran atractivo para los turistas que acuden a Mineral del Chico y para quienes les gusta el senderismo y recorridos por el bosque y montaña. Se ubican en la comunidad de El Puente en este Pueblo Mágico de Hidalgo.

Existen varias historias sobre la formación de estas rocas. Una de ellas, es que dos bellas jóvenes habitantes de este municipio, tuvieron un desliz, lo que motivó que sus padres las recluyeran en el Convento Franciscano de Atotonilco El Grande.

Una noche, estas mujeres se escaparon y se internaron en el bosque. Al orar por sus culpas, una luz las convirtió en unas inmensas moles de granito y desde entonces se les conoce como Las Monjas.

Otra de las historias es que en una peregrinación de monjas y frailes provenientes del mismo Convento, se pararon en el paraje que hoy se identifica como La Presa, en donde se decía, había un santo muy milagroso, al cual pasaban a adorar y venerar, además de ser un descanso provisional.

Sin embargo, las monjas ya no quisieron seguir el camino y como castigo por haber renunciado a la encomienda e incurrido en pecado mientras pasaban la noche, se registró un gran terremoto del cual brotaron las rocas que actualmente se observan en el lugar.

Sean ciertas o no las historias de ambos lugares, estas rocas son ya representativas del estado de Hidalgo y un espacio que han hecho muy atractivo, no sólo para los habitantes de los municipios sino para los turistas tanto nacionales como extranjeros.

Policiaca

Trailero sobrevive a supuesto intento de asalto en Tlahuelilpan

Agentes policiales municipales tomaron conocimiento de este hecho 

Local

Hidalgo: Cuestan plantas tratadoras más de 10 mdp 

Los ayuntamientos reciben menos aportaciones federales para estos rubros 

Local

La Sábana Santa en Pachuca: Todo lo que debes saber sobre esta exposición

Creyentes o no creyentes podrán ver esta exhibición que roza el alma, despierta el corazón y reta a la inteligencia

Local

Tulancinguense participará en restauración de tumba egipcia

La restauradora y conservadora de arte, Vianey Duran, trabajó recientemente en obras del Castillo de Chapultepec y actualmente colabora en la integración del acervo de la UNAM 

Local

Elaboración de tejas, oficio en peligro de extinción 

La producción industrializada así como nuevos métodos de construcción son un factor para que este oficio desaparezca 

Local

Ximbote de Zempoala, el exquisito platillo hidalguense que debes probar 

Lo más típico es el preparado con pollo o cerdo, pero para los paladares extremos puede llevar carne de serpiente