/ lunes 23 de octubre de 2023

Iridia Vázquez se convirtió en la primer piloto aviador en la región Otomí-Tepehua

Pertenece a una minoría en un mundo dominado por hombres

Iridia Vázquez Bengoa, es la primera piloto aviador comercial en la región Otomí-Tepehua, originaria del municipio de San Bartolo Tutotepec. Tiene 20 años y es de las pocas piloto mujeres en el país, pertenece a una minoría en un mundo dominado por hombres.

Su primer acercamiento con la aviación fue a los 16 años, cuando en su cumpleaños, se arrojó de un avión a 16 pies de altura, desde ese entonces, le nació el amor por surcar los cielos, aunque quien más la impulsó fue la esposa de uno de sus primos que fue sobrecargo.

"Ella fue quien me inculcó, quien me metió en este camino, me dijo que tenía el perfil y las habilidades. Desde ese momento, comencé a investigar, a conocer escuelas. Además tuve la oportunidad de que muchos pilotos me abrieran esta ventana y me resolvieron muchas de mis dudas", expresa.

Una vez que entró en este mundo, se enamoró y transformó su vida, desde que, un 30 de enero voló por primera vez, fue una experiencia inolvidable, asegura.

"Estar en los cielos y tener el control fue algo único, estar allá arriba fue saber que puedo con todo y puedo seguir más allá y darme cuenta que el cielo no es límite", cuenta.

Cuenta que el camino no fue fácil, ya que, en primer lugar, estuvo por siete meses en asesorías en la Ciudad de México dejando su tierra natal, de ahí, por dos meses, entró a un simulador pequeño por 50 horas y después hizo 30 horas más, en simuladores de cabina sintetica real.

Una vez que concluyó, presentó un examen de evaluación para saber si estaba apta para ir a vuelo, de ahí a la fecha pilotea un avión liviano Piper Cherokee y tienen base de vuelo en el Aeropuerto Hermanos Serdán.

Para la joven piloto aviador comercial de ala fija, uno de sus principales retos fue enfrentarse a un carrera catalogada para hombres, aunque asegura que ya han ganado terreno, pues actualmente en México las mujeres representan el 1.3 por ciento en el mundo de la aviación.

"En Ciudad de México me topé con capitales que te señalan como mujer, que te dicen que vales menos y que no tienes la capacidad para dirigir un avión. Pero siempre tuve bien clara mi meta y mis objetivos", señala.

Desgraciadamente, comenta que una de sus desventajas fue en cuanto a la educación, ya que por vivir en una de la regiones más marginadas del estado, aún existe cierto rezago, "enfrentarme con compañeros que desde muy pequeños estudiaron en escuela bilingüe fue un reto, pero al final supe que no era un obstáculo".

A pesar de ser una carrera catalogada como peligrosa, explica que actualmente los aviones aerodinámicamente están diseñados para volar con seguridad, aunque está consciente que siempre existen ciertos riesgos, como son los cambios meteorológicos.

Iridia tiene muy claras sus metas y entre sus expectativas que tiene es entrar a una compañía en México o Internacional para ganar experiencia, aunque tampoco descarta la idea de primero volar en un avión ejecutivo o ser instructora de vuelo.

"Estoy abierta a todas las posibilidades, solo lo que busco es seguir estando en los cielos y poder llegar más alto", finalizó.


Iridia Vázquez Bengoa, es la primera piloto aviador comercial en la región Otomí-Tepehua, originaria del municipio de San Bartolo Tutotepec. Tiene 20 años y es de las pocas piloto mujeres en el país, pertenece a una minoría en un mundo dominado por hombres.

Su primer acercamiento con la aviación fue a los 16 años, cuando en su cumpleaños, se arrojó de un avión a 16 pies de altura, desde ese entonces, le nació el amor por surcar los cielos, aunque quien más la impulsó fue la esposa de uno de sus primos que fue sobrecargo.

"Ella fue quien me inculcó, quien me metió en este camino, me dijo que tenía el perfil y las habilidades. Desde ese momento, comencé a investigar, a conocer escuelas. Además tuve la oportunidad de que muchos pilotos me abrieran esta ventana y me resolvieron muchas de mis dudas", expresa.

Una vez que entró en este mundo, se enamoró y transformó su vida, desde que, un 30 de enero voló por primera vez, fue una experiencia inolvidable, asegura.

"Estar en los cielos y tener el control fue algo único, estar allá arriba fue saber que puedo con todo y puedo seguir más allá y darme cuenta que el cielo no es límite", cuenta.

Cuenta que el camino no fue fácil, ya que, en primer lugar, estuvo por siete meses en asesorías en la Ciudad de México dejando su tierra natal, de ahí, por dos meses, entró a un simulador pequeño por 50 horas y después hizo 30 horas más, en simuladores de cabina sintetica real.

Una vez que concluyó, presentó un examen de evaluación para saber si estaba apta para ir a vuelo, de ahí a la fecha pilotea un avión liviano Piper Cherokee y tienen base de vuelo en el Aeropuerto Hermanos Serdán.

Para la joven piloto aviador comercial de ala fija, uno de sus principales retos fue enfrentarse a un carrera catalogada para hombres, aunque asegura que ya han ganado terreno, pues actualmente en México las mujeres representan el 1.3 por ciento en el mundo de la aviación.

"En Ciudad de México me topé con capitales que te señalan como mujer, que te dicen que vales menos y que no tienes la capacidad para dirigir un avión. Pero siempre tuve bien clara mi meta y mis objetivos", señala.

Desgraciadamente, comenta que una de sus desventajas fue en cuanto a la educación, ya que por vivir en una de la regiones más marginadas del estado, aún existe cierto rezago, "enfrentarme con compañeros que desde muy pequeños estudiaron en escuela bilingüe fue un reto, pero al final supe que no era un obstáculo".

A pesar de ser una carrera catalogada como peligrosa, explica que actualmente los aviones aerodinámicamente están diseñados para volar con seguridad, aunque está consciente que siempre existen ciertos riesgos, como son los cambios meteorológicos.

Iridia tiene muy claras sus metas y entre sus expectativas que tiene es entrar a una compañía en México o Internacional para ganar experiencia, aunque tampoco descarta la idea de primero volar en un avión ejecutivo o ser instructora de vuelo.

"Estoy abierta a todas las posibilidades, solo lo que busco es seguir estando en los cielos y poder llegar más alto", finalizó.


Policiaca

Tenango: Accidentes en la sierra Otomí-Tepehua dejan cuatro muertos el fin de semana

Los siniestros ocurrieron sobre la carretera Tenango-Santa María en el lugar conocido como Puente de Piedras Negras

Local

Tiendas chinas en Tulancingo: competencia desleal, bajas ventas y temor a despidos

Con décadas en el ramo, empresarios locales coinciden en que la ola de negocios asiáticos  afectan negativamente sus ventas y la estabilidad económica municipal

Local

Valle de Tulancingo: Prohíben venta de carne sin refrigerar en tianguis

En los diversos tianguis del Valle de Tulancingo se venden todo tipo de carne al aire libre, recomiendan evitarla 

Local

Cantinflas, Joaquín Cordero, Irma Dorantes y otros artistas que visitaron Tulancingo

En más de una ocasión, artistas de talla internacional y de gran legado en México también dejaron huella en la Ciudad de los Satélites

Local

Adolescentes, los que más cometen violación en Tulancingo

Hay otros cuatro más con las incidencias más altas en el Sistema Acusatorio, revele informe 

Local

¿Cuánto cobra un abogado en Tulancingo?

El costo de una defensa va de la experiencia del abogado y la dificultad del caso: Yesenia Sanjuan