/ miércoles 25 de octubre de 2023

Consagran Villita de San José, la más grande de Tulancingo

A la celebración especial se dieron cita al menos mil 200 personas, entre ellas funcionarios públicos y autoridades eclesiásticas de la Arquidiócesis de Tulancingo

"Estamos a punto de comenzar con el fin de nuestro caminar de ocho años", con esa frase fue que el párroco de San José, Jaime Marín, introdujo al rito de consagración de templo en la Villita de San José, que este día se convirtió oficialmente en el templo más grande del Valle de Tulancingo que se dedica a la Virgen de Guadalupe, patrona de México.

Aunque la cita era a la una, desde antes de las doce del día comenzaron a llenarse las bancas que ahora albergarán cómodamente a 800 personas, un crecimiento considerable pues cabe recordar que en la antigua capilla que aquí se ubicaba cabían apenas 40 personas. Ahora, la antigua estructura servirá como la capilla del Sagrado Sacramento y estará abierta al público para oración profunda.

Cerca a la una y luego de que llegaran al menos 80 seminaristas y 25 sacerdotes en compañía del arzobispo de la Arquidiócesis de Tulancingo, Monseñor Domingo Díaz Martínez, la iglesia ya estaba prácticamente llena, pues de pie se concentraron al menos otras 400 personas que se abarrotaron entre los pasillos y la entrada al Santuario.

Se le dispuso tal título porque además de albergar la imagen de la Virgen, también aloja a otras doce, entre ellas la de San Juan Pablo II, Cristo Resucitado, San José, San Judas Tadeo y el Sagrado Corazón de Jesús.

A oscuras y luego de que Díaz Martínez entregara las llaves del templo al párroco, se soltaron los aplausos de los feligreses, para dar así inicio a una celebración que duró casi tres horas y en donde se bendijeron cada una de las columnas, el altar y a los asistentes.

También, tal cual lo marcan los cánones católicos, se depositaron las reliquias de San José María de Yermo y Parres para luego ungir el altar con el santo crisma. Lo mismo se hizo con cada una de las doce columnas.

"Hoy Tulancingo tiene un nuevo templo para hablar con la Virgen de Guadalupe (...) que con su amor podamos aprender a perdonar, a amar. Necesitamos perdonar para poder vivir en paz", sentenció Monseñor.

Otro momento de júbilo que pudo reflejarse en los ojos de ancianos, niños y adultos, fue cuando se encendieron las luces del templo, que en la nueva Villita llega gracias a unos candiles de cristal que reposan en cada columna, dando un detalle de iluminado parecido al de las luces de Navidad. Con esta iluminación resaltan de igual forma los dos vitrales que se eligieron: uno, en el coro, del rostro de Guadalupe; el otro, sobre el altar, del Espíritu Santo y sus dones.

Además de fieles adscritos a la parroquia de San José, comunidad católica que congrega a pobladores de las colonias Habitacional del Bosque, Dina, Arboledas de Santiago, San José, Magisterio 2, Camelinas, Felipe Ángeles, entre otras pertenecientes a Santiago Tulantepec y a Tulancingo, se dieron cita empresarios locales y también perfiles políticos, tales como el diputado local Antonio Hernández Vera; y el presidente municipal de Tulancingo, Jorge Márquez Alvarado.

"Estamos a punto de comenzar con el fin de nuestro caminar de ocho años", con esa frase fue que el párroco de San José, Jaime Marín, introdujo al rito de consagración de templo en la Villita de San José, que este día se convirtió oficialmente en el templo más grande del Valle de Tulancingo que se dedica a la Virgen de Guadalupe, patrona de México.

Aunque la cita era a la una, desde antes de las doce del día comenzaron a llenarse las bancas que ahora albergarán cómodamente a 800 personas, un crecimiento considerable pues cabe recordar que en la antigua capilla que aquí se ubicaba cabían apenas 40 personas. Ahora, la antigua estructura servirá como la capilla del Sagrado Sacramento y estará abierta al público para oración profunda.

Cerca a la una y luego de que llegaran al menos 80 seminaristas y 25 sacerdotes en compañía del arzobispo de la Arquidiócesis de Tulancingo, Monseñor Domingo Díaz Martínez, la iglesia ya estaba prácticamente llena, pues de pie se concentraron al menos otras 400 personas que se abarrotaron entre los pasillos y la entrada al Santuario.

Se le dispuso tal título porque además de albergar la imagen de la Virgen, también aloja a otras doce, entre ellas la de San Juan Pablo II, Cristo Resucitado, San José, San Judas Tadeo y el Sagrado Corazón de Jesús.

A oscuras y luego de que Díaz Martínez entregara las llaves del templo al párroco, se soltaron los aplausos de los feligreses, para dar así inicio a una celebración que duró casi tres horas y en donde se bendijeron cada una de las columnas, el altar y a los asistentes.

También, tal cual lo marcan los cánones católicos, se depositaron las reliquias de San José María de Yermo y Parres para luego ungir el altar con el santo crisma. Lo mismo se hizo con cada una de las doce columnas.

"Hoy Tulancingo tiene un nuevo templo para hablar con la Virgen de Guadalupe (...) que con su amor podamos aprender a perdonar, a amar. Necesitamos perdonar para poder vivir en paz", sentenció Monseñor.

Otro momento de júbilo que pudo reflejarse en los ojos de ancianos, niños y adultos, fue cuando se encendieron las luces del templo, que en la nueva Villita llega gracias a unos candiles de cristal que reposan en cada columna, dando un detalle de iluminado parecido al de las luces de Navidad. Con esta iluminación resaltan de igual forma los dos vitrales que se eligieron: uno, en el coro, del rostro de Guadalupe; el otro, sobre el altar, del Espíritu Santo y sus dones.

Además de fieles adscritos a la parroquia de San José, comunidad católica que congrega a pobladores de las colonias Habitacional del Bosque, Dina, Arboledas de Santiago, San José, Magisterio 2, Camelinas, Felipe Ángeles, entre otras pertenecientes a Santiago Tulantepec y a Tulancingo, se dieron cita empresarios locales y también perfiles políticos, tales como el diputado local Antonio Hernández Vera; y el presidente municipal de Tulancingo, Jorge Márquez Alvarado.

Policiaca

Conductor queda prensado tras choque en la México-Tuxpan

Tras el impacto un camión de pasajeros cayó por el bordo; se desconoce hasta el momento el número de heridos

Local

Provolone y manchego, quesos gourmet que se producen en el Valle de Tulancingo

Se alzan como protagonistas, ofrecen una experiencia sensorial única que deleita a los paladares más exigentes

Local

Desaparecidos en Tulancingo: Van 24 casos, buscan a Francisco

La región registra alrededor de tres reportes de personas no localizadas por cada semana de 2024

Elecciones 2024

INE Hidalgo monitorea “redes” y plataformas

En caso de percatarse que trasgreden la ley, integra expediente para interponer denuncia