/ jueves 9 de junio de 2022

#SOY Cariño: Pop para sentirse menos “raro”

Durante su última visita a México, la banda española habló de su sonido, considerado por muchos como “tontipop”, aunque bien equilibrado con guitarras distorsionadas. “Somos cursis pero guitarreras”, admiten

Hace apenas un lustro que este trío de chicas dio a conocer sus primeras canciones de manufactura completamente casera. Desde entonces, la banda formada por María Talaverano, Paola Rivero y Alicia Ros había dejado claro de qué se trataría su propuesta musical.

Melodías pop pegadizas, letras sin pretensiones y una actitud despreocupada, ideal para enganchar con las nuevas generaciones, ávidas de nuevas propuestas con las cuales identificarse.

Luego de publicar su primer mini álbum Movidas (2018), que hoy ya es un objeto descontinuado de considerable valor entre los coleccionistas.

Su propia versión de “Llorando en la limo” de C.Tangana, así como el sencillo “La bajona” y el EP X si me dejas en visto terminaron de construir la fama del nuevo trío que sorpresivamente reivindicaba el tontipop de artistas como Los Fresones Rebeldes, La Monja Enana o La Casa Azul, aunque agregando algunos elementos sonoros más actuales.

Fue así como la banda comenzó a llamar la atención no sólo en su país, sino incluso de este lado del charco, en países como México, donde ya se han presentado en dos ocasiones, primero en el Foro Indie Rocks y meses después en el Lunario del Auditorio.

Y precisamente en el marco de su última visita, fue que nos encontramos con las tres integrantes de Cariño.

Sobre esa posibilidad que han tenido de llegar al otro lado del mundo a pocos años de haberse formado, Alicia lo atribuye en parte a que forman parte del sello discográfico Elefant Records:

“Yo creo que eso te abre muchas puertas, ¿no? Porque Elefant tiene una gran base de fans por todo el mundo y ayuda a que la gente te escuche. Ya luego creo que también es mérito nuestro, de que les guste lo que hacemos en países como México”.

¿Están contentas de que se les asocie con el llamado tontipop?

Alicia: Sí, al principio era sólo para relacionarnos con grupos que nos gustaban tanto de los años noventa como de los dosmiles, aunque ahora yo creo que ya nos salimos un poco de ese estilo, sobre todo con el último disco… Igual en las letras siguen habiendo muchas cosas cotidianas, como en el tontipop, pero creo que hemos salido un poco de ese concepto.

Ahora coquetean con otros estilos musicales.

Alicia: Sí, porque también escuchamos otros tipos de música.

María: Ahí se refleja todo lo que escuchamos. La verdad es que no nos cerramos a nada, las tres somos de amplio criterio musical.

¿Incluso con estilos que no tengan que ver con su música?

Alicia: Sí, desde el urbano hasta la PC Music, el jazz o la música clásica que no tienen tanta cabida en nuestro estilo.

Curiosamente, cuando les preguntamos cuáles son sus grupos favoritos, María menciona a La Casa Azul, Paola a Los Fresones Rebeldes y Alicia a La Pequeña Suiza, tres de los nombres más emblemáticos del tontipop.

Les comentamos que es curioso que mencionen a esos artistas, porque son tres ejemplos muy claros de lo que ha pasado con dicho estilo musical, ya que varios de los grupos de esa generación se han disuelto (como La Pequeña Suiza), algunos siguen fieles a esa estética musical (como Los Fresones) y otros han incorporado otros elementos y modernizado su estilo (como La Casa Azul).

Cursis pero guitarreras

Hablando de los instrumentos que tocan, las tres coinciden en que el sonido de la guitarra eléctrica equilibra su propuesta, que hasta cierto punto podría parecer suave o naïve.

“Sí, es un poco la base, porque creo que somos cursis pero luego guitarreras, como que eso contrarresta y hace el sonido que tenemos”, agrega precisamente la guitarrista, quien le dice a sus compañeras:

“Últimamente estaba pensando en que ya me pasaba un poco de distorsión, así que está bien que me digan esto”.

Y hablando de los instrumentos, tampoco usa batería.

Sí, la gracia desde el principio ha sido esa, creemos que es parte de nuestra esencia. Podemos meter otras cosas, pero la batería ya te digo que no.

¿Nunca?

María: Bueno, quién sabe.

Alicia: A lo mejor hasta el cuarto disco.

Antes de llegar a México pasaron por varios países, ¿cómo ha ido la gira?

María: Sí, estamos muy contentas con todo esto, porque con la gira fuimos a Chile y Argentina y luego a varias ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Chicago y San Francisco, donde nos sorprendió que también hubiera gente cantando nuestras canciones, por el idioma, igual que en Coachella.

¿Y dónde notaron una mayor respuesta fuera de su país?

Alicia: En México, por mucho.

María: En Argentina también, pero en México muchísimo más.

¿Es verdad que María y Paola se conocieron en Tinder, aunque más que una relación amorosa surgió la semilla de esta banda?

Paola: Sí, eso fue algo real, aunque sólo lo contamos una vez sin querer, como algo anecdótico

María: Nos conocimos ahí, pero luego pasaron años hasta que empezó el grupo, porque más bien nos habíamos hecho amigas porque descubrimos que teníamos gustos afines y demás… Cuando encontramos a Alicia en un concierto ya fue que armamos la banda.

¿Qué es lo más bonito que les han dicho sobre su música?

Alicia: Una vez salió en Twitter una chica que era bisexual, pero que no se atrevía a contárselo a sus padres, y entonces decidió ponerles nuestra canción “Bisexual y luego ya todo bien, los padres la abrazaron.

Paola: Sí, como que con nuestra canción se animó, y hasta la fecha eso es algo que mi madre siempre me recuerda, me dice: “Mira qué bonito, estas cosas que hacéis”.

Es el poder de la música.

Alicia: Sí, si la gente se puede sentir, digamos menos “rara” gracias a esa canción o menos sola o menos diferente y más comprendida

Antes de concluir la charla, María, Paola y Alicia adelantan que luego de terminar su actual gira se encerraran para preparar su siguiente disco de estudio.

Aún no saben hacia dónde se inclinarán musicalmente en su próximo trabajo, ya que aseguran no pensarlo demasiado, aunque Alicia lanza algunas pistas:

Me gustaría colaborar con gente que haga otra música, ya hemos empezado a hablar con gente para hacer más canciones, y es que es muy interesante, porque la gente te aporta su sonido y así podemos hacer
algún híbrido”.

“Tenemos ganas de experimentar, pero sobre la misma base de lo que somos, ya que no sabemos hacer otra cosa, básicamente tiraremos de la misma línea”, agrega Paola.

Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

Hace apenas un lustro que este trío de chicas dio a conocer sus primeras canciones de manufactura completamente casera. Desde entonces, la banda formada por María Talaverano, Paola Rivero y Alicia Ros había dejado claro de qué se trataría su propuesta musical.

Melodías pop pegadizas, letras sin pretensiones y una actitud despreocupada, ideal para enganchar con las nuevas generaciones, ávidas de nuevas propuestas con las cuales identificarse.

Luego de publicar su primer mini álbum Movidas (2018), que hoy ya es un objeto descontinuado de considerable valor entre los coleccionistas.

Su propia versión de “Llorando en la limo” de C.Tangana, así como el sencillo “La bajona” y el EP X si me dejas en visto terminaron de construir la fama del nuevo trío que sorpresivamente reivindicaba el tontipop de artistas como Los Fresones Rebeldes, La Monja Enana o La Casa Azul, aunque agregando algunos elementos sonoros más actuales.

Fue así como la banda comenzó a llamar la atención no sólo en su país, sino incluso de este lado del charco, en países como México, donde ya se han presentado en dos ocasiones, primero en el Foro Indie Rocks y meses después en el Lunario del Auditorio.

Y precisamente en el marco de su última visita, fue que nos encontramos con las tres integrantes de Cariño.

Sobre esa posibilidad que han tenido de llegar al otro lado del mundo a pocos años de haberse formado, Alicia lo atribuye en parte a que forman parte del sello discográfico Elefant Records:

“Yo creo que eso te abre muchas puertas, ¿no? Porque Elefant tiene una gran base de fans por todo el mundo y ayuda a que la gente te escuche. Ya luego creo que también es mérito nuestro, de que les guste lo que hacemos en países como México”.

¿Están contentas de que se les asocie con el llamado tontipop?

Alicia: Sí, al principio era sólo para relacionarnos con grupos que nos gustaban tanto de los años noventa como de los dosmiles, aunque ahora yo creo que ya nos salimos un poco de ese estilo, sobre todo con el último disco… Igual en las letras siguen habiendo muchas cosas cotidianas, como en el tontipop, pero creo que hemos salido un poco de ese concepto.

Ahora coquetean con otros estilos musicales.

Alicia: Sí, porque también escuchamos otros tipos de música.

María: Ahí se refleja todo lo que escuchamos. La verdad es que no nos cerramos a nada, las tres somos de amplio criterio musical.

¿Incluso con estilos que no tengan que ver con su música?

Alicia: Sí, desde el urbano hasta la PC Music, el jazz o la música clásica que no tienen tanta cabida en nuestro estilo.

Curiosamente, cuando les preguntamos cuáles son sus grupos favoritos, María menciona a La Casa Azul, Paola a Los Fresones Rebeldes y Alicia a La Pequeña Suiza, tres de los nombres más emblemáticos del tontipop.

Les comentamos que es curioso que mencionen a esos artistas, porque son tres ejemplos muy claros de lo que ha pasado con dicho estilo musical, ya que varios de los grupos de esa generación se han disuelto (como La Pequeña Suiza), algunos siguen fieles a esa estética musical (como Los Fresones) y otros han incorporado otros elementos y modernizado su estilo (como La Casa Azul).

Cursis pero guitarreras

Hablando de los instrumentos que tocan, las tres coinciden en que el sonido de la guitarra eléctrica equilibra su propuesta, que hasta cierto punto podría parecer suave o naïve.

“Sí, es un poco la base, porque creo que somos cursis pero luego guitarreras, como que eso contrarresta y hace el sonido que tenemos”, agrega precisamente la guitarrista, quien le dice a sus compañeras:

“Últimamente estaba pensando en que ya me pasaba un poco de distorsión, así que está bien que me digan esto”.

Y hablando de los instrumentos, tampoco usa batería.

Sí, la gracia desde el principio ha sido esa, creemos que es parte de nuestra esencia. Podemos meter otras cosas, pero la batería ya te digo que no.

¿Nunca?

María: Bueno, quién sabe.

Alicia: A lo mejor hasta el cuarto disco.

Antes de llegar a México pasaron por varios países, ¿cómo ha ido la gira?

María: Sí, estamos muy contentas con todo esto, porque con la gira fuimos a Chile y Argentina y luego a varias ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Chicago y San Francisco, donde nos sorprendió que también hubiera gente cantando nuestras canciones, por el idioma, igual que en Coachella.

¿Y dónde notaron una mayor respuesta fuera de su país?

Alicia: En México, por mucho.

María: En Argentina también, pero en México muchísimo más.

¿Es verdad que María y Paola se conocieron en Tinder, aunque más que una relación amorosa surgió la semilla de esta banda?

Paola: Sí, eso fue algo real, aunque sólo lo contamos una vez sin querer, como algo anecdótico

María: Nos conocimos ahí, pero luego pasaron años hasta que empezó el grupo, porque más bien nos habíamos hecho amigas porque descubrimos que teníamos gustos afines y demás… Cuando encontramos a Alicia en un concierto ya fue que armamos la banda.

¿Qué es lo más bonito que les han dicho sobre su música?

Alicia: Una vez salió en Twitter una chica que era bisexual, pero que no se atrevía a contárselo a sus padres, y entonces decidió ponerles nuestra canción “Bisexual y luego ya todo bien, los padres la abrazaron.

Paola: Sí, como que con nuestra canción se animó, y hasta la fecha eso es algo que mi madre siempre me recuerda, me dice: “Mira qué bonito, estas cosas que hacéis”.

Es el poder de la música.

Alicia: Sí, si la gente se puede sentir, digamos menos “rara” gracias a esa canción o menos sola o menos diferente y más comprendida

Antes de concluir la charla, María, Paola y Alicia adelantan que luego de terminar su actual gira se encerraran para preparar su siguiente disco de estudio.

Aún no saben hacia dónde se inclinarán musicalmente en su próximo trabajo, ya que aseguran no pensarlo demasiado, aunque Alicia lanza algunas pistas:

Me gustaría colaborar con gente que haga otra música, ya hemos empezado a hablar con gente para hacer más canciones, y es que es muy interesante, porque la gente te aporta su sonido y así podemos hacer
algún híbrido”.

“Tenemos ganas de experimentar, pero sobre la misma base de lo que somos, ya que no sabemos hacer otra cosa, básicamente tiraremos de la misma línea”, agrega Paola.

Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

Local

Caída de enorme árbol provocó movilización en Tepeji

Por suerte no hubo ninguna víctima humana ni daños mayores en la singular emergencia

Local

Considerable aumento de precio del aceite vegetal

Los consumidores resienten el impacto por el encarecimiento del producto.

Sociedad

México, el país más peligroso para ser sacerdote en América Latina

México registra 50 asesinatos de sacerdotes en los últimos tres sexenios

Local

Presentan resultados de encuesta Infantil en Hidalgo

Se tiene que un alto porcentaje de niñas y niños trabajan

Política

Senado devela placa como reconocimiento de la lucha histórica de comunidad LGBT+

Senadores dijeron que se debe concebir un país igualitario, donde todas las personas puedan ejercer sus derechos a plenitud, sin miedo y sin estigmas

Local

Suman más de mil 900 casos activos de Covid-19

El estado reportó 314 casos en las últimas 24 horas

Sociedad

Asesinatos de periodistas en 2022 alcanzan al año más letal de EPN

Entre los meses de enero y junio se igualó el registro más letal del que se tuvo registro durante el gobierno de Enrique Peña Nieto