/ martes 28 de enero de 2020

Billie Eilish, la nueva cara del mainstream

Alabada por Thom Yorke y Justin Bieber, Billie rompe las barreras entre lo independiente y lo comercial

Thom Yorke lo anticipaba, y Billie Eilish lo demostró ganando cinco premios Grammy en su primera experiencia en un la noche más importante para la industria musical. “Eres la única que está haciendo algo jodidamente interesante el día de hoy”, se dice que el vocalista de Radiohead le comentó a Eilish en un encuentro que tuvo con el creador de Creep.

Esos primeros cinco fonógrafos de oro toman otro nivel de importancia cuando se toma en cuenta que la cantante tiene apenas 18 años, lo que la llevó a hacer la artista más joven nominada a las categorías principales de la entrega de la Academia de Grabación y que la historia de cómo fue construida su canción más famosa, se remonta a un proyecto escolar en el que trabajó con su hermano y ahora también productor Finneas O'Connel.

Se trata de Ocean Eyes, un tema compuesto por Finneas y que fue grabada en el 2015 para una tarea de la clase de baile de Eilish y que un año más tarde se volvería viral, tras subir la canción a la plataforma de música Soundcloud, alcanzando más de dos millones de reproducciones en Spotify en su primer año de exposición.

Eilish no es millenial, nació un 18 de diciembre del año 2001 en Los Ángeles, California en una casa de artistas. Su madre Maggie Baird es una actriz, cantante y compositora y su padre es el músico y guionista Patrick O'Connell.

A pesar de venir de una familia de artistas, la cantante eligió el camino de la música porque sus padres nunca la obligaron y según a comentado en entrevistas, Eilish comenzó a escribir desde los seis años y el primer instrumento en el que practicó fue un ukelele.

En el 2019, la cantante lanzó su primer disco de estudio When we all fall asleep, where do we go?, completamente de su autoría y donde se encuentran la denominada canción del año por la Academia de la Grabación Bad Guy, con la que llamo la atención de uno de sus ídolos Justin Bieber, a quien le gustó tanto la canción que le hizo un remix.

El disco fue grabado en su totalidad desde su habitación y al no haber sido hecho en un estudio profesional, los sonidos resultantes en el álbum se han convertido en un sello personal de la artista.

Billie también ha llegado más lejos que únicamente la industria musical, pues forma parte del soundtrack de la película de la multipremiada película de Alfonso Cuarón, Roma, pues a Eilish la inspiró tanto la cinta del mexicano que creó When I was older, una canción basada en un dialogó de uno de los personajes. Además, la cantante es la responsable de escribir un tema para la nueva película de James Bond.

Eilish se ha consagrado como una estrella pop diferente, el glamour que de la industria no la acompaña con gracia ante las cámaras ni con una súper exposición de su cuerpo en sus videos o redes sociales, su forma de grabar música es congruente con ello y representa a una nueva generación de artistas.

Thom Yorke lo anticipaba, y Billie Eilish lo demostró ganando cinco premios Grammy en su primera experiencia en un la noche más importante para la industria musical. “Eres la única que está haciendo algo jodidamente interesante el día de hoy”, se dice que el vocalista de Radiohead le comentó a Eilish en un encuentro que tuvo con el creador de Creep.

Esos primeros cinco fonógrafos de oro toman otro nivel de importancia cuando se toma en cuenta que la cantante tiene apenas 18 años, lo que la llevó a hacer la artista más joven nominada a las categorías principales de la entrega de la Academia de Grabación y que la historia de cómo fue construida su canción más famosa, se remonta a un proyecto escolar en el que trabajó con su hermano y ahora también productor Finneas O'Connel.

Se trata de Ocean Eyes, un tema compuesto por Finneas y que fue grabada en el 2015 para una tarea de la clase de baile de Eilish y que un año más tarde se volvería viral, tras subir la canción a la plataforma de música Soundcloud, alcanzando más de dos millones de reproducciones en Spotify en su primer año de exposición.

Eilish no es millenial, nació un 18 de diciembre del año 2001 en Los Ángeles, California en una casa de artistas. Su madre Maggie Baird es una actriz, cantante y compositora y su padre es el músico y guionista Patrick O'Connell.

A pesar de venir de una familia de artistas, la cantante eligió el camino de la música porque sus padres nunca la obligaron y según a comentado en entrevistas, Eilish comenzó a escribir desde los seis años y el primer instrumento en el que practicó fue un ukelele.

En el 2019, la cantante lanzó su primer disco de estudio When we all fall asleep, where do we go?, completamente de su autoría y donde se encuentran la denominada canción del año por la Academia de la Grabación Bad Guy, con la que llamo la atención de uno de sus ídolos Justin Bieber, a quien le gustó tanto la canción que le hizo un remix.

El disco fue grabado en su totalidad desde su habitación y al no haber sido hecho en un estudio profesional, los sonidos resultantes en el álbum se han convertido en un sello personal de la artista.

Billie también ha llegado más lejos que únicamente la industria musical, pues forma parte del soundtrack de la película de la multipremiada película de Alfonso Cuarón, Roma, pues a Eilish la inspiró tanto la cinta del mexicano que creó When I was older, una canción basada en un dialogó de uno de los personajes. Además, la cantante es la responsable de escribir un tema para la nueva película de James Bond.

Eilish se ha consagrado como una estrella pop diferente, el glamour que de la industria no la acompaña con gracia ante las cámaras ni con una súper exposición de su cuerpo en sus videos o redes sociales, su forma de grabar música es congruente con ello y representa a una nueva generación de artistas.

Policiaca

Chocan tráileres en el Arco Norte

Los elementos de rescate encargados de remover las unidades, tardaron varias horas en despejar la vía, debido a la magnitud del percance

Local

Pide Marea Verde parar violencia y feminicidios

Se congregaron en el centro de Tulancingo para exigir justicia para las víctimas