/ lunes 1 de abril de 2024

Tulancingo: El parque de pelota Víctor Orozco cumple 35 años

Actualmente alberga a tres equipos varoniles de béisbol, y uno femenil, de softbol  

Fue un marzo de 1989 cuando se inauguró el parque de béisbol Víctor Orozco Hernández de Tulancingo, ubicado al interior de la unidad deportiva Javier Rojo Gómez; el cual por más de 15 años fue considerado como uno de los tres mejores del estado de Hidalgo.

Este espacio surge gracias a que, a finales de los 80, existían importantes equipos como los Orioles Tulancingo, el Deportivo Tulancingo, que eran los máximos contendientes, junto con los Venados y los Ciervos de Santiago, equipos que tienen una historia de más de 40 años en la región.

Antes de la existencia de este parque, el principal semillero de beisbolistas tulancinguenses estaba en la colonia El Paraíso, en la zona donde actualmente se encuentra el Polígono de esta demarcación, “ese espacio desapareció porque las dimensiones ya no eran las adecuadas para jugar béisbol”, dijo en entrevista el entrenador local Fernando Cortés.

Fue entonces que se edificó este diamante, también conocido como estadio Víctor Orozco, en la parte posterior de la unidad deportiva Javier Rojo Gómez a un costado de las canchas de frontón.

“La idea de hacer este estadio fue de los señores Eugenio Herrera, Dionicio Aguirre, Fidel Álvarez Salgado, Sergio Monter, entre otras personas, quienes con el apoyo del presidente municipal, Fortino Velazco, se optó por hacer este espacio para el béisbol, ya que en primera instancia se quería hacer un lienzo charro”, narró el entrenador.

Recordó que se acercaron al presidente municipal, quien les pidió que, para poder hacer el estadio, “necesitábamos vender monedas de plata, y nos dieron una cierta cantidad, y fue como nos tomaron en cuenta para hacer el estadio”.

Este es uno de los estadios que mejores dimensiones tiene en el estado de Hidalgo: en el jardín izquierdo tiene 336 pies, “hay equipos profesionales de grandes ligas, que no las tienen, por ejemplo el Fenway Park de Boston no las tiene, ha de tener 250 pies por el lado izquierdo, que le llaman el famoso Monstruo Verde”.

Por el jardín central, el parque Víctor Orozco tiene 400 pies y por el jardín derecho cuenta con 342 pies, a diferencia de otros estadios que tienen entre 330 y 335 pies.

Sin embargo, este campo vivió por muchos años también el abandono, debido a la desaparición de las ligas. “Este estadio, durante 20 años estuvo dentro de los mejores del estado, pero el mantenimiento corría por parte de los usuarios”.

“El único mejor en este tiempo eran los de Tula y el de Omitlán, porque ni siquiera el del Corona del Rosal estaba como este”.

Fue de 1995 al 2015 cuando se mantuvo en las mejores condiciones, incluso fue en mayo del 2013 cuando se hizo el último remozamiento y pintura en el área de tribunas, y en esa misma fecha se realizó un torneo en memoria a don Víctor Orozco Hernández, aunque a la postre no se le dio continuidad.

“Han pasado equipos importantes en este espacio, nos han visitado equipos de jugadores cubanos de gran nivel de Pinar del Río, que iban a juegos Panamericanos; no se digan las selecciones del estado de Hidalgo; yo tuve la fortuna de ser mánager de la categoría 15 y 16 años que hice campeón en el 2010, y somos los únicos que ostentamos este campeonato en la historia del béisbol de Hidalgo”, recordó.

De igual forma, han surgido muchos peloteros que han trascendido a nivel nacional, tal es el caso de Marco Manuel Castro Cortés, quien firmó con Sultanes Monterrey y los Diablos Rojos de México; “tuvo una lesión y fue separado antes de la pandemia, y como la pandemia duró mucho, tuvo que cortar su carrera”, pero es la figura más importante a nivel profesional, que ha dado el béisbol de Tulancingo.

“Hay gente con mucho talento”, aseguró el entrenador, sin embargo, lamentó la falta de apoyo y de interés hacia este deporte, sobre todo, por parte de las autoridades municipales que han pasado a lo largo de estos años.

Actualmente, la actividad en el estadio continúa con equipos como el MM Tulancingo de la liga de la Comarca Minera de Omitlán, Leones Tulancingo y Piratas Tulancingo, un equipo con mucha tradición que participa en la Liga de Pachuca, en la categoría de segunda fuerza.

“También han venido a entrenar personas que están en rehabilitación, y entrenamos un equipo de softbol de mujeres”, aseguró

En algún momento, se pensó en demoler este parque para dar paso a otra disciplina deportiva, sin embargo, la comunidad beisbolera local se opuso y lograron mantenerlo, ya que es el único espacio de este tipo en el municipio y la región.

“El campo más cercano de béisbol es el de Omitlán, el de Ciudad Sahagún o el de Tlanalapa que son privados”.

“Todo el tiempo hemos estado pidiendo ayuda, externado nuestras necesidades a las autoridades, porque el béisbol es un deporte de alto riesgo y así como está el campo ahorita, alguien se puede quedar sin dientes o incluso un mal bote alguien puede perder la vida por lo delicado que es la pelota y la fuerza con la que se juega”.

“Paradójicamente tenemos a un lado la cisterna para regar el campo, pero el agua la ocupan para los de futbol. Les hemos dado ayuda con gasolina, con trabajo, pero se desentienden. Ojalá nos ayuden a rescatar el estadio”.

Este pequeño estadio debe su nombre a Don Víctor Orozco Hernández, impulsor del béisbol local, venido de tierras jaliscienses a la Ciudad de los Satélites. En mayo de 2013 se realizó un emotivo homenaje en su memoria, donde estuvo presente gran parte de su familia, tanto de Tulancingo como de otros estados del país.


Fue un marzo de 1989 cuando se inauguró el parque de béisbol Víctor Orozco Hernández de Tulancingo, ubicado al interior de la unidad deportiva Javier Rojo Gómez; el cual por más de 15 años fue considerado como uno de los tres mejores del estado de Hidalgo.

Este espacio surge gracias a que, a finales de los 80, existían importantes equipos como los Orioles Tulancingo, el Deportivo Tulancingo, que eran los máximos contendientes, junto con los Venados y los Ciervos de Santiago, equipos que tienen una historia de más de 40 años en la región.

Antes de la existencia de este parque, el principal semillero de beisbolistas tulancinguenses estaba en la colonia El Paraíso, en la zona donde actualmente se encuentra el Polígono de esta demarcación, “ese espacio desapareció porque las dimensiones ya no eran las adecuadas para jugar béisbol”, dijo en entrevista el entrenador local Fernando Cortés.

Fue entonces que se edificó este diamante, también conocido como estadio Víctor Orozco, en la parte posterior de la unidad deportiva Javier Rojo Gómez a un costado de las canchas de frontón.

“La idea de hacer este estadio fue de los señores Eugenio Herrera, Dionicio Aguirre, Fidel Álvarez Salgado, Sergio Monter, entre otras personas, quienes con el apoyo del presidente municipal, Fortino Velazco, se optó por hacer este espacio para el béisbol, ya que en primera instancia se quería hacer un lienzo charro”, narró el entrenador.

Recordó que se acercaron al presidente municipal, quien les pidió que, para poder hacer el estadio, “necesitábamos vender monedas de plata, y nos dieron una cierta cantidad, y fue como nos tomaron en cuenta para hacer el estadio”.

Este es uno de los estadios que mejores dimensiones tiene en el estado de Hidalgo: en el jardín izquierdo tiene 336 pies, “hay equipos profesionales de grandes ligas, que no las tienen, por ejemplo el Fenway Park de Boston no las tiene, ha de tener 250 pies por el lado izquierdo, que le llaman el famoso Monstruo Verde”.

Por el jardín central, el parque Víctor Orozco tiene 400 pies y por el jardín derecho cuenta con 342 pies, a diferencia de otros estadios que tienen entre 330 y 335 pies.

Sin embargo, este campo vivió por muchos años también el abandono, debido a la desaparición de las ligas. “Este estadio, durante 20 años estuvo dentro de los mejores del estado, pero el mantenimiento corría por parte de los usuarios”.

“El único mejor en este tiempo eran los de Tula y el de Omitlán, porque ni siquiera el del Corona del Rosal estaba como este”.

Fue de 1995 al 2015 cuando se mantuvo en las mejores condiciones, incluso fue en mayo del 2013 cuando se hizo el último remozamiento y pintura en el área de tribunas, y en esa misma fecha se realizó un torneo en memoria a don Víctor Orozco Hernández, aunque a la postre no se le dio continuidad.

“Han pasado equipos importantes en este espacio, nos han visitado equipos de jugadores cubanos de gran nivel de Pinar del Río, que iban a juegos Panamericanos; no se digan las selecciones del estado de Hidalgo; yo tuve la fortuna de ser mánager de la categoría 15 y 16 años que hice campeón en el 2010, y somos los únicos que ostentamos este campeonato en la historia del béisbol de Hidalgo”, recordó.

De igual forma, han surgido muchos peloteros que han trascendido a nivel nacional, tal es el caso de Marco Manuel Castro Cortés, quien firmó con Sultanes Monterrey y los Diablos Rojos de México; “tuvo una lesión y fue separado antes de la pandemia, y como la pandemia duró mucho, tuvo que cortar su carrera”, pero es la figura más importante a nivel profesional, que ha dado el béisbol de Tulancingo.

“Hay gente con mucho talento”, aseguró el entrenador, sin embargo, lamentó la falta de apoyo y de interés hacia este deporte, sobre todo, por parte de las autoridades municipales que han pasado a lo largo de estos años.

Actualmente, la actividad en el estadio continúa con equipos como el MM Tulancingo de la liga de la Comarca Minera de Omitlán, Leones Tulancingo y Piratas Tulancingo, un equipo con mucha tradición que participa en la Liga de Pachuca, en la categoría de segunda fuerza.

“También han venido a entrenar personas que están en rehabilitación, y entrenamos un equipo de softbol de mujeres”, aseguró

En algún momento, se pensó en demoler este parque para dar paso a otra disciplina deportiva, sin embargo, la comunidad beisbolera local se opuso y lograron mantenerlo, ya que es el único espacio de este tipo en el municipio y la región.

“El campo más cercano de béisbol es el de Omitlán, el de Ciudad Sahagún o el de Tlanalapa que son privados”.

“Todo el tiempo hemos estado pidiendo ayuda, externado nuestras necesidades a las autoridades, porque el béisbol es un deporte de alto riesgo y así como está el campo ahorita, alguien se puede quedar sin dientes o incluso un mal bote alguien puede perder la vida por lo delicado que es la pelota y la fuerza con la que se juega”.

“Paradójicamente tenemos a un lado la cisterna para regar el campo, pero el agua la ocupan para los de futbol. Les hemos dado ayuda con gasolina, con trabajo, pero se desentienden. Ojalá nos ayuden a rescatar el estadio”.

Este pequeño estadio debe su nombre a Don Víctor Orozco Hernández, impulsor del béisbol local, venido de tierras jaliscienses a la Ciudad de los Satélites. En mayo de 2013 se realizó un emotivo homenaje en su memoria, donde estuvo presente gran parte de su familia, tanto de Tulancingo como de otros estados del país.


Policiaca

San Salvador: Muere mujer en accidente sobre la México-Laredo

Otro joven resultó severamente herido y fue hospitalizado

Policiaca

Clausuran gasera apócrifa en Singuilucan

La intervención de la policía estatal derivó de reportes anónimos que advertían del almacén con venta de combustible

Local

Desaparecidos en Tulancingo: Buscan a Diego Omar desde hace más de un mes

El Valle de Tulancingo alcanzó los 55 reportes por personas no localizadas en lo que va del 2024

Local

Persiste el desabasto de agua en Cuautepec 

Este problema es consecuencia de la falta de lluvias que a su vez impide la recarga de los cuerpos de agua 

Local

Así estará el calor. Clima para el finde del 24 al 26 de mayo en Hidalgo

Se prevén lluvias muy fuertes y temperaturas superiores a los 40 °C en diferentes zonas del estado