/ jueves 19 de marzo de 2020

“El Consentido” es todo un personaje

Más de 30 años en los cuadriláteros, cientos de funciones, ha trabajado en varias arenas del país

De la frase “consentido, pero ni en su casa, nadie lo quiere” y como provocación a la afición por la inclinación “poquito mucho” que tiene a los rudos, el réferi de lucha libre profesional originario de Tulancingo se hizo llamar “El Consentido”, es en la región quien más ha ejercido el oficio y ha trabajado en la mayor parte de las arenas del país.

Crescenciano Domínguez Islas es su nombre de pila, desde pequeño tuvo que trabajar como bolero: “junto con mi hermano iba los domingos a la arena Libertad, dábamos grasa y luego a la matiné, nos regresábamos a bolear y por la tarde de nuevo a la función; ahí fui conociendo a los luchadores, me gustaba mucho”.

Aunque su destino estaba marcado en otra vertiente; fue un tres de mayo de 1987 cuando acudió a ver una función amateur en la colonia Medias Tierras, no había réferi y lo invitaron a ejercer ese papel; para 1992 se hizo luchador llamándose Mano Asesina, entonces peleaba, se baja rápido del ring y se cambia para subir de nuevo sancionando la actuación de sus compañeros.

Entre una sonrisa franca y suspiros, El Consentido, quien se caracteriza por usar un guante largo color negro en la mano izquierda y se le reconoce por contar sobre la lona, aunque esté llena de los vidrios de las lámparas cuando es lucha extrema, aunque por ello tiene varias cicatrices; “no tengo la cuenta de cuantas funciones llevo, se pueden contar por cientos; desde Monterrey hasta Cancún, de Veracruz a Mazatlán, gracias a la empresa DTU”.

Desde 1993 es réferi profesional, cuanta con una licencia desde hace más de 15 años que lo avala la Comisión Nacional de ese gremio; sus conocimientos están basados en la experiencia de campo y al ser autodidacta del reglamento y las actualizaciones.

Su ídolo es “Fuerza Guerrera” por su estilo de lucha ruda, su fortuna es que varias veces ha trabajado con él, cumpliendo uno de sus máximos sueños; “El Consentido” es un ejemplo de trabajo, ha estado como empleado en fábrica, donde desafortunadamente perdió el dedo de una mano y actualmente se puede encontrar en el cruce conocido Miguel Hidalgo-Emiliano Zapata y Huapalcalco, donde oferta varios productos y hasta helados.

De nuevo su sonrisa estalla cuando comenta todos los recordatorios familiares que le hace el público, no obstante, reconoce que no ha sido agredió por la afición, si por los luchadores que se encienden cuando no le gusta la toma de sus decisiones: “vea mi frente cuántas, cortadas, aunque después seguimos como amigos”.

Su afición por la lucha libre la ha seguido su hijo Líder Boy.

Ha acumulado docenas de reconocimientos como réferi, económicamente no es muy valorado, aunque para su fortuna desde hace 12 años DTU es su fuerte por lo que se siente muy agradecido; a sus 54 años piensa seguir como réferi de la lucha libre “hasta que me aguanten”.

De la frase “consentido, pero ni en su casa, nadie lo quiere” y como provocación a la afición por la inclinación “poquito mucho” que tiene a los rudos, el réferi de lucha libre profesional originario de Tulancingo se hizo llamar “El Consentido”, es en la región quien más ha ejercido el oficio y ha trabajado en la mayor parte de las arenas del país.

Crescenciano Domínguez Islas es su nombre de pila, desde pequeño tuvo que trabajar como bolero: “junto con mi hermano iba los domingos a la arena Libertad, dábamos grasa y luego a la matiné, nos regresábamos a bolear y por la tarde de nuevo a la función; ahí fui conociendo a los luchadores, me gustaba mucho”.

Aunque su destino estaba marcado en otra vertiente; fue un tres de mayo de 1987 cuando acudió a ver una función amateur en la colonia Medias Tierras, no había réferi y lo invitaron a ejercer ese papel; para 1992 se hizo luchador llamándose Mano Asesina, entonces peleaba, se baja rápido del ring y se cambia para subir de nuevo sancionando la actuación de sus compañeros.

Entre una sonrisa franca y suspiros, El Consentido, quien se caracteriza por usar un guante largo color negro en la mano izquierda y se le reconoce por contar sobre la lona, aunque esté llena de los vidrios de las lámparas cuando es lucha extrema, aunque por ello tiene varias cicatrices; “no tengo la cuenta de cuantas funciones llevo, se pueden contar por cientos; desde Monterrey hasta Cancún, de Veracruz a Mazatlán, gracias a la empresa DTU”.

Desde 1993 es réferi profesional, cuanta con una licencia desde hace más de 15 años que lo avala la Comisión Nacional de ese gremio; sus conocimientos están basados en la experiencia de campo y al ser autodidacta del reglamento y las actualizaciones.

Su ídolo es “Fuerza Guerrera” por su estilo de lucha ruda, su fortuna es que varias veces ha trabajado con él, cumpliendo uno de sus máximos sueños; “El Consentido” es un ejemplo de trabajo, ha estado como empleado en fábrica, donde desafortunadamente perdió el dedo de una mano y actualmente se puede encontrar en el cruce conocido Miguel Hidalgo-Emiliano Zapata y Huapalcalco, donde oferta varios productos y hasta helados.

De nuevo su sonrisa estalla cuando comenta todos los recordatorios familiares que le hace el público, no obstante, reconoce que no ha sido agredió por la afición, si por los luchadores que se encienden cuando no le gusta la toma de sus decisiones: “vea mi frente cuántas, cortadas, aunque después seguimos como amigos”.

Su afición por la lucha libre la ha seguido su hijo Líder Boy.

Ha acumulado docenas de reconocimientos como réferi, económicamente no es muy valorado, aunque para su fortuna desde hace 12 años DTU es su fuerte por lo que se siente muy agradecido; a sus 54 años piensa seguir como réferi de la lucha libre “hasta que me aguanten”.

Policiaca

Camioneta cayó 100 metros a un barranco

Todos los heridos fueron ingresados al Hospital Regional de Huejutla

Local

Llegó a Tulancingo lotería de “Avión presidencial”

Llegó a Tulancingo lotería de “Avión presidencial”

Local

Momentos de fe y oración muchos llegan a iglesias

Estrategias de higiene, en cada uno de los recintos eclesiásticos, que son aseados de manera permanente

Policiaca

Camioneta cayó 100 metros a un barranco

Todos los heridos fueron ingresados al Hospital Regional de Huejutla

Policiaca

Incendios forestales en Tenango y Acaxochitlán

En ambos casos se desconoce el número de hectáreas consumidas por las llamas

Policiaca

Automóvil incendiado en plena carretera

Quedó envuelto en llamas y casi inservible, poniéndose a salvo los ocupantes

Policiaca

Automóviles chocan en crucero

Modernas unidades, quedaron destrozadas del frente

Local

No existen los paros técnicos

En caso de contingencia, se suspende la relación laboral

Local

Momentos de fe y oración muchos llegan a iglesias

Estrategias de higiene, en cada uno de los recintos eclesiásticos, que son aseados de manera permanente