/ miércoles 5 de febrero de 2020

Mujeres al poder

SAMPERE AUDE


La lucha de las mujeres por conquistar espacios en la toma de decisiones en México es inagotable y por supuesto motivo de inspiración.

Desde los diferentes intentos porque se reconociera la participación de la mujer en la vida democrática de nuestro país, siendo las primeras conquistas en el estado de Yucatán en 1923 donde Elvira Carrillo Puerto, Raquel Dzib y Beatríz Peniche de Ponce fueron electas diputadas en el Congreso Local y Rosa Torre, regidora por el municipio de Mérida, hasta la paridad horizontal, vertical y sustantiva que hoy les garantiza estar dentro de los espacios más importantes de la vida pública y política.

Me pareció fascinante un relato que escuché de una conferencista donde reflexionaba sobre los encuentros de mujeres para hablar temas de empoderamiento, y decía que su abuela nunca habría podido imaginar estar en una conferencia como la que se estaba impartiendo en ese momento, continuó diciendo que su madre algún día pensó estar en una reunión de esas características, pero nunca tuvo la oportunidad de vivir esa experiencia, dijo que ella lo pensó y que afortunadamente podía intercambiar experiencias y puntos de vista en encuentros con mujeres en toda la República, pero lo que más me llamó la atención de la reflexión es el cierre de la misma, la conferencista se sentía orgullosa porque sabía que para su hija y nuestras hijas ese tipo de reuniones y encuentros iban a ser completamente naturales y cotidianos.

Es por ello que debemos entender el valor de la lucha histórica de las mujeres, no sólo en el ámbito político o electoral, las mujeres han contribuido a las grandes transformaciones de este país, por lo que los partidos políticos debemos ver a las mujeres como un gran agente de cambio en nuestra sociedad.

Debemos eliminar la aberración de ver a las mujeres como una cuota que hay que cumplir, debemos más que nunca coadyuvar para fortalecer y empoderar su liderazgo, hoy con las nuevas reglas electorales, las mujeres tienen mayor posibilidad de poder acceder a los espacios de conducción y representación y con ello seguir fortaleciendo y contribuyendo a la construcción del país que todos anhelamos.

En el PRD hemos sido pionero y aliado estratégico en la lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres, fuimos el primer partido en integrar en nuestros estatutos y documentos básicos la paridad como eje rector de la igualdad entre hombre y mujeres, por ello seguiremos contribuyendo, sin descanso, hasta que las mujeres accedan a los espacios desde donde se toman decisiones y puedan demostrar toda su capacidad en la conducción de las responsabilidades que se les encomiendan, debemos despojarnos de dogmas históricos y prejuicios absurdos para darle paso a representantes que asuman con compromiso y responsabilidad aquellas tareas que la ciudadanía les pueda conferir.

Me queda claro que los ciudadanos encontrarán en las postulaciones de candidatas para la renovación de los 84 municipios del estado, el compromiso y la garantía con la transparencia en el manejo de los recursos, la pulcritud en la rendición de cuentas, mayor cercanía con la ciudadanía, mejores servicios públicos, y sobre todo mucha capacidad para hacerle frente a los retos que los municipios hoy presentan.

SAMPERE AUDE


La lucha de las mujeres por conquistar espacios en la toma de decisiones en México es inagotable y por supuesto motivo de inspiración.

Desde los diferentes intentos porque se reconociera la participación de la mujer en la vida democrática de nuestro país, siendo las primeras conquistas en el estado de Yucatán en 1923 donde Elvira Carrillo Puerto, Raquel Dzib y Beatríz Peniche de Ponce fueron electas diputadas en el Congreso Local y Rosa Torre, regidora por el municipio de Mérida, hasta la paridad horizontal, vertical y sustantiva que hoy les garantiza estar dentro de los espacios más importantes de la vida pública y política.

Me pareció fascinante un relato que escuché de una conferencista donde reflexionaba sobre los encuentros de mujeres para hablar temas de empoderamiento, y decía que su abuela nunca habría podido imaginar estar en una conferencia como la que se estaba impartiendo en ese momento, continuó diciendo que su madre algún día pensó estar en una reunión de esas características, pero nunca tuvo la oportunidad de vivir esa experiencia, dijo que ella lo pensó y que afortunadamente podía intercambiar experiencias y puntos de vista en encuentros con mujeres en toda la República, pero lo que más me llamó la atención de la reflexión es el cierre de la misma, la conferencista se sentía orgullosa porque sabía que para su hija y nuestras hijas ese tipo de reuniones y encuentros iban a ser completamente naturales y cotidianos.

Es por ello que debemos entender el valor de la lucha histórica de las mujeres, no sólo en el ámbito político o electoral, las mujeres han contribuido a las grandes transformaciones de este país, por lo que los partidos políticos debemos ver a las mujeres como un gran agente de cambio en nuestra sociedad.

Debemos eliminar la aberración de ver a las mujeres como una cuota que hay que cumplir, debemos más que nunca coadyuvar para fortalecer y empoderar su liderazgo, hoy con las nuevas reglas electorales, las mujeres tienen mayor posibilidad de poder acceder a los espacios de conducción y representación y con ello seguir fortaleciendo y contribuyendo a la construcción del país que todos anhelamos.

En el PRD hemos sido pionero y aliado estratégico en la lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres, fuimos el primer partido en integrar en nuestros estatutos y documentos básicos la paridad como eje rector de la igualdad entre hombre y mujeres, por ello seguiremos contribuyendo, sin descanso, hasta que las mujeres accedan a los espacios desde donde se toman decisiones y puedan demostrar toda su capacidad en la conducción de las responsabilidades que se les encomiendan, debemos despojarnos de dogmas históricos y prejuicios absurdos para darle paso a representantes que asuman con compromiso y responsabilidad aquellas tareas que la ciudadanía les pueda conferir.

Me queda claro que los ciudadanos encontrarán en las postulaciones de candidatas para la renovación de los 84 municipios del estado, el compromiso y la garantía con la transparencia en el manejo de los recursos, la pulcritud en la rendición de cuentas, mayor cercanía con la ciudadanía, mejores servicios públicos, y sobre todo mucha capacidad para hacerle frente a los retos que los municipios hoy presentan.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 09 de septiembre de 2020

Llamado de civilidad

Héctor Chávez

miércoles 29 de julio de 2020

LOS TEMAS IMPORTANTES DEL PRESIDENTE

Sapere Aude

Héctor Chávez

miércoles 08 de julio de 2020

AMLO, títere de TRUMP

Sapere Aude

Héctor Chávez

miércoles 27 de mayo de 2020

FRAUDE A LA CONSTITUCIÓN

Sapere Aude

Héctor Chávez

miércoles 29 de abril de 2020

Sapere Aude

Sapere Aude

Héctor Chávez

Cargar Más