/ viernes 6 de septiembre de 2019

El cha cha cha

EN CLAVE DE SOL


Un baile, un ritmo y un género de la música. Tiene sus orígenes en las tierras cubanas, creado el año 1953 por un gran músico ejecutante del violín y compositor, de nombre Enrique Jorrín, que estudió en el Conservatorio Municipal de La Habana, para posteriormente tocar en diferentes orquestas, llegando en los años 50 a la Orquesta América. En sus orígenes Enrique Jorrín pedía a los músicos que cantaran los coros de las canciones al unísono, esto para que las personas pudieran cantar esos estribillos y a la vez para que pudieran grabarse los coros.

Lo cual me parece un gran, gran acierto, estaremos de acuerdo que las cosas complicadas para nuestra gente no es lo más agradable, aunque tampoco resulte imposible de realizar, pero está comprobado que lo más fácil, pegajoso, rítmico y claro con calidad, contenido y lógica, llega al éxito. Desde luego que habrá que mencionar que para tener todos esos atributos, pues ahí sí, no todos, son contadas las figuras que reúnen todo lo necesario en su talento.

La combinación del danzón y el son montuno es lo que da la creación del Cha Cha Cha, llamado así por el sonido que se origina del contacto del zapato del bailador con el piso, en tres golpeteos consecutivos, creando un… chas chas chas, y el pueblo que por lo general no se equivoca lo bautiza como: CHA CHA CHA.

En sus intentos por crear su propio estilo y música, Enrique Jorrín compuso melodías muy sincopadas, que metían a los bailadores en algunos problemas para poder llevar un ritmo cadencioso, por lo que al darse cuenta de ello, empieza a evitar tanta sincopa en sus temas; al realizar esta modificación logra crear el famoso Cha Cha Cha, teniendo como resultado una forma fácil de bailar, lleno de expresión alegre en la interpretación de los instrumentos musicales, basados en el violín magistralmente ejecutado por el maestro; Enrique Jorrín, la flauta, el piano, las Ttrolas o timbales, el rasgueo rítmico del güiro de madera y los coros al unísono que en la mayoría de la canción eran lo atractivo del tema y que acompañaban a la voz principal. Caracterizado por la forma especial de darle al ritmo del Cha Cha Cha su toque categórico, porque también existe el Cha Cha Cha Romántico, como el tema titulado Silencio y dice: “Silencio que están durmiendo los nardos y las azucenas” una delicia de tema, con todo el carácter de una expresión de amor.

Y temas alegres y bailables como el titulado Calculadoraque tiempo después grabó Oscar de León y que dice así en su estribillo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8 16. Temas que abarrotaron los salones de baile, que ahora ya no existen, pero que esos tiempos, según me contaba Jesús Butrón Lara, mi amado padre, que ejecutaba la guitarra y gustaba de la música y del baile, me decía, hablando de la Bella Airosa, que él no se perdía los bailes con grandes orquestas y en los tiempos en que el Cha Cha Cha estaba de moda, género que aún disfruta la gente adulta, pero con el asombro de las nuevas generaciones que acompañan a sus abuelos a algunos bailes y que se sorprenden al escuchar este tipo de música. Entre los compositores de Cha Cha Cha están: Rosendo Ruiz Jr., creador de Los Marcianos y Rico Vacilón; Félix Reyna realizó: Dime Chinita, Cómo Bailan Chachachá los mexicanos. Richard Egues compuso: El Bodegueroy La Cantina. Y por hoy CHA CHA CHA.

Amigo lector: No se olvide vivir feliz, acompañado de Dios y de la música de su gusto.

¡¡¡Muchas gracias…!!! Saludos y bendiciones.

EN CLAVE DE SOL


Un baile, un ritmo y un género de la música. Tiene sus orígenes en las tierras cubanas, creado el año 1953 por un gran músico ejecutante del violín y compositor, de nombre Enrique Jorrín, que estudió en el Conservatorio Municipal de La Habana, para posteriormente tocar en diferentes orquestas, llegando en los años 50 a la Orquesta América. En sus orígenes Enrique Jorrín pedía a los músicos que cantaran los coros de las canciones al unísono, esto para que las personas pudieran cantar esos estribillos y a la vez para que pudieran grabarse los coros.

Lo cual me parece un gran, gran acierto, estaremos de acuerdo que las cosas complicadas para nuestra gente no es lo más agradable, aunque tampoco resulte imposible de realizar, pero está comprobado que lo más fácil, pegajoso, rítmico y claro con calidad, contenido y lógica, llega al éxito. Desde luego que habrá que mencionar que para tener todos esos atributos, pues ahí sí, no todos, son contadas las figuras que reúnen todo lo necesario en su talento.

La combinación del danzón y el son montuno es lo que da la creación del Cha Cha Cha, llamado así por el sonido que se origina del contacto del zapato del bailador con el piso, en tres golpeteos consecutivos, creando un… chas chas chas, y el pueblo que por lo general no se equivoca lo bautiza como: CHA CHA CHA.

En sus intentos por crear su propio estilo y música, Enrique Jorrín compuso melodías muy sincopadas, que metían a los bailadores en algunos problemas para poder llevar un ritmo cadencioso, por lo que al darse cuenta de ello, empieza a evitar tanta sincopa en sus temas; al realizar esta modificación logra crear el famoso Cha Cha Cha, teniendo como resultado una forma fácil de bailar, lleno de expresión alegre en la interpretación de los instrumentos musicales, basados en el violín magistralmente ejecutado por el maestro; Enrique Jorrín, la flauta, el piano, las Ttrolas o timbales, el rasgueo rítmico del güiro de madera y los coros al unísono que en la mayoría de la canción eran lo atractivo del tema y que acompañaban a la voz principal. Caracterizado por la forma especial de darle al ritmo del Cha Cha Cha su toque categórico, porque también existe el Cha Cha Cha Romántico, como el tema titulado Silencio y dice: “Silencio que están durmiendo los nardos y las azucenas” una delicia de tema, con todo el carácter de una expresión de amor.

Y temas alegres y bailables como el titulado Calculadoraque tiempo después grabó Oscar de León y que dice así en su estribillo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8 16. Temas que abarrotaron los salones de baile, que ahora ya no existen, pero que esos tiempos, según me contaba Jesús Butrón Lara, mi amado padre, que ejecutaba la guitarra y gustaba de la música y del baile, me decía, hablando de la Bella Airosa, que él no se perdía los bailes con grandes orquestas y en los tiempos en que el Cha Cha Cha estaba de moda, género que aún disfruta la gente adulta, pero con el asombro de las nuevas generaciones que acompañan a sus abuelos a algunos bailes y que se sorprenden al escuchar este tipo de música. Entre los compositores de Cha Cha Cha están: Rosendo Ruiz Jr., creador de Los Marcianos y Rico Vacilón; Félix Reyna realizó: Dime Chinita, Cómo Bailan Chachachá los mexicanos. Richard Egues compuso: El Bodegueroy La Cantina. Y por hoy CHA CHA CHA.

Amigo lector: No se olvide vivir feliz, acompañado de Dios y de la música de su gusto.

¡¡¡Muchas gracias…!!! Saludos y bendiciones.