limit user

  / viernes 10 de julio de 2020

Aquí los políticos

INCERTIDUMBRE EDUCATIVA


Continúa la incertidumbre respecto a si las actividades escolares se reanudarán el próximo 10 de agosto para los estudiantes de educación básica.

De hecho, nada seguro hay tampoco en la enseñanza media superior y superior.

A pesar de que Hidalgo tiene luz naranja en el semáforo epidemiológico, aún está lejos de superar la crisis de salud ocasionada por el coronavirus y en consecuencia, hay decisiones como la del retorno a los salones de clases, que dependen totalmente de las autoridades federales.

Mientras tanto, los padres de familia realizan o ayudan a sus hijos para cumplir con los trámites de inscripción a los diferentes grados educativos, prácticamente todo en línea, aunque hay casos, como el de aspirantes o alumnos de reingreso a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), que en los últimos días hicieron largas filas para cumplir con el pago de la cuota correspondiente.

Lo importante es asegurar un lugar para que los niños y jóvenes continúen sus estudios, no obstante, la realidad nos dice que no todos tendrán la oportunidad de estudiar en escuelas públicas.

Muchos otros se verán obligados a encontrar la manera de seguir estudiando en una escuela privada, aunque ello significa un mayor egreso para la economía familiar.

No obstante, se trata de una alternativa que ha permitido que cientos de miles de jóvenes concluyan sus estudios, ya que de otra forma, habrían sido excluidos de su derecho a la educación, como consecuencia de la falta de espacios suficientes en las aulas públicas.

Y dicho sea de paso, las escuelas particulares, las de paga, tampoco pasan un buen momento.

Muchas de ellas tienen poco tiempo de haberse constituido, otras han realizado inversiones importantes para mejorar el servicio educativo que brindan a su comunidad y por ende sus finanzas se han complicado, en especial para aquellas que enfrentan el escenario de que muchos padres de familia no disponen del dinero suficiente para pagar las últimas mensualidades del ciclo que acaba de terminar, así como otros gastos para recibir la documentación de sus hijos que terminaron la secundaria, la preparatoria y la universidad.

Seguramente los directivos de algunos de los colegios privados se están tronando los dedos porque no saben cómo evolucionará esta situación.

Mientras que los padres de familia se preguntan si deben pagar la colegiatura completa aun cuando los alumnos y las alumnas no regresen a las escuelas y el próximo ciclo escolar comience de manera virtual.

AUMENTAN PRECIOS

Y por otra parte, es importante que las autoridades vigilen que los comerciantes respeten los precios de los productos, ya que prácticamente todos han subido.

Por dar un ejemplo, en la región Tulancingo, el precio del aguacate pasó de los 30 pesos a los 90 pesos el kilo.

Seguramente es consecuencia de la ley de la oferta y la demanda, pero no es el único producto que cuesta más.

Por ello, habría que preguntarse si la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) está haciendo su labor de vigilancia en el estado de Hidalgo. ¿Su personal habrá visitado ya las tiendas de autoservicio y los supermercados?

INCERTIDUMBRE EDUCATIVA


Continúa la incertidumbre respecto a si las actividades escolares se reanudarán el próximo 10 de agosto para los estudiantes de educación básica.

De hecho, nada seguro hay tampoco en la enseñanza media superior y superior.

A pesar de que Hidalgo tiene luz naranja en el semáforo epidemiológico, aún está lejos de superar la crisis de salud ocasionada por el coronavirus y en consecuencia, hay decisiones como la del retorno a los salones de clases, que dependen totalmente de las autoridades federales.

Mientras tanto, los padres de familia realizan o ayudan a sus hijos para cumplir con los trámites de inscripción a los diferentes grados educativos, prácticamente todo en línea, aunque hay casos, como el de aspirantes o alumnos de reingreso a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), que en los últimos días hicieron largas filas para cumplir con el pago de la cuota correspondiente.

Lo importante es asegurar un lugar para que los niños y jóvenes continúen sus estudios, no obstante, la realidad nos dice que no todos tendrán la oportunidad de estudiar en escuelas públicas.

Muchos otros se verán obligados a encontrar la manera de seguir estudiando en una escuela privada, aunque ello significa un mayor egreso para la economía familiar.

No obstante, se trata de una alternativa que ha permitido que cientos de miles de jóvenes concluyan sus estudios, ya que de otra forma, habrían sido excluidos de su derecho a la educación, como consecuencia de la falta de espacios suficientes en las aulas públicas.

Y dicho sea de paso, las escuelas particulares, las de paga, tampoco pasan un buen momento.

Muchas de ellas tienen poco tiempo de haberse constituido, otras han realizado inversiones importantes para mejorar el servicio educativo que brindan a su comunidad y por ende sus finanzas se han complicado, en especial para aquellas que enfrentan el escenario de que muchos padres de familia no disponen del dinero suficiente para pagar las últimas mensualidades del ciclo que acaba de terminar, así como otros gastos para recibir la documentación de sus hijos que terminaron la secundaria, la preparatoria y la universidad.

Seguramente los directivos de algunos de los colegios privados se están tronando los dedos porque no saben cómo evolucionará esta situación.

Mientras que los padres de familia se preguntan si deben pagar la colegiatura completa aun cuando los alumnos y las alumnas no regresen a las escuelas y el próximo ciclo escolar comience de manera virtual.

AUMENTAN PRECIOS

Y por otra parte, es importante que las autoridades vigilen que los comerciantes respeten los precios de los productos, ya que prácticamente todos han subido.

Por dar un ejemplo, en la región Tulancingo, el precio del aguacate pasó de los 30 pesos a los 90 pesos el kilo.

Seguramente es consecuencia de la ley de la oferta y la demanda, pero no es el único producto que cuesta más.

Por ello, habría que preguntarse si la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) está haciendo su labor de vigilancia en el estado de Hidalgo. ¿Su personal habrá visitado ya las tiendas de autoservicio y los supermercados?

lunes 10 de agosto de 2020

Aquí los políticos

miércoles 05 de agosto de 2020

Aquí los políticos

lunes 03 de agosto de 2020

Aquí los políticos

viernes 31 de julio de 2020

Aquí los políticos

lunes 27 de julio de 2020

Aquí los políticos

viernes 24 de julio de 2020

Aquí los políticos

lunes 20 de julio de 2020

Aquí los políticos

martes 14 de julio de 2020

Plantas medicinales

lunes 13 de julio de 2020

Aquí los políticos

Cargar Más