/ miércoles 22 de marzo de 2023

Hallan sin vida a El Chueco, presunto asesino de los sacerdotes jesuitas en Chihuahua

La Fiscalía de Chihuhua confirmó el hallazgo de César Jáuregui tras nueve meses de ser buscado

La Fiscalía General del Estado, a cargo de César Jáuregui, confirmó esta mañana que en Sinaloa se localizó sin vida a José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, señalado como presunto responsable de los asesinatos de dos sacerdotes y dos civiles en la comunidad de Cerocahui, del municipio de Urique.

Sin más detalles sobre si se trató de un enfrentamiento ni el sitio exacto donde murió, el líder criminal de la región serrana de Chihuahua que era buscado desde hace nueve meses por los delitos cometidos el 20 de junio de 2022, se indicó que se trataba de él y que tendría alrededor de 24 horas de haber fallecido en la región limítrofe entre Sinaloa y Chihuahua.

Puedes leer también: Jesuitas de Chihuahua se reunirán con autoridades por medidas de protección otorgadas por CIDH

Jáuregui Moreno ofrecerá una rueda de prensa en unas horas donde se espera que proporcione mayor información sobre el deceso de El Chueco, por quien se pedía una recompensa de 5 millones de pesos.

El sujeto era uno de los criminales más buscado por ser el presunto asesino a los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora así como el guía turístico Pedro Palma, un hecho que sacudió al país y se difundió a nivel internacional.

Se envió una ficha informativa a las autoridades fronterizas para estar pendientes de la presencia de El Chueco en la frontera/Foto: Gobierno Federal

Sin embargo, Portillo Gil era considerado uno de los principales generadores de violencia en la Sierra Tarahumara desde cinco años como operador del cártel de los Salazar y había una orden de aprehensión en su contra también por el homicidio del turista estadounidense Patrick Braxton Andrew en 2019.

En abril de 2022, la Secretaría de la Marina implementó un operativo para capturarlo y logró escapar. Dos meses después cometió los asesinatos de los sacerdotes y un civil en la iglesia del poblado de Cerocahui.

A reserva de que la Fiscalía General del Estado brinde más información sobre el hallazgo del cuerpo, concluiría la persecución policiaca de uno de los criminales más buscados en el estado en los últimos años.

Publicado originalmente en El Heraldo de Chihuahua

La Fiscalía General del Estado, a cargo de César Jáuregui, confirmó esta mañana que en Sinaloa se localizó sin vida a José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, señalado como presunto responsable de los asesinatos de dos sacerdotes y dos civiles en la comunidad de Cerocahui, del municipio de Urique.

Sin más detalles sobre si se trató de un enfrentamiento ni el sitio exacto donde murió, el líder criminal de la región serrana de Chihuahua que era buscado desde hace nueve meses por los delitos cometidos el 20 de junio de 2022, se indicó que se trataba de él y que tendría alrededor de 24 horas de haber fallecido en la región limítrofe entre Sinaloa y Chihuahua.

Puedes leer también: Jesuitas de Chihuahua se reunirán con autoridades por medidas de protección otorgadas por CIDH

Jáuregui Moreno ofrecerá una rueda de prensa en unas horas donde se espera que proporcione mayor información sobre el deceso de El Chueco, por quien se pedía una recompensa de 5 millones de pesos.

El sujeto era uno de los criminales más buscado por ser el presunto asesino a los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora así como el guía turístico Pedro Palma, un hecho que sacudió al país y se difundió a nivel internacional.

Se envió una ficha informativa a las autoridades fronterizas para estar pendientes de la presencia de El Chueco en la frontera/Foto: Gobierno Federal

Sin embargo, Portillo Gil era considerado uno de los principales generadores de violencia en la Sierra Tarahumara desde cinco años como operador del cártel de los Salazar y había una orden de aprehensión en su contra también por el homicidio del turista estadounidense Patrick Braxton Andrew en 2019.

En abril de 2022, la Secretaría de la Marina implementó un operativo para capturarlo y logró escapar. Dos meses después cometió los asesinatos de los sacerdotes y un civil en la iglesia del poblado de Cerocahui.

A reserva de que la Fiscalía General del Estado brinde más información sobre el hallazgo del cuerpo, concluiría la persecución policiaca de uno de los criminales más buscados en el estado en los últimos años.

Publicado originalmente en El Heraldo de Chihuahua

Local

Recomendaciones de SSH para temporada de lluvias y ciclones

En la salvaguarda de su integridad física, la ciudadanía debe estar preparada ante estos fenómenos

Policiaca

Mujer cae en una rejilla de drenaje en bulevar de Huejutla

Su pierna quedó atorada y fue auxiliada por el Departamento de Bomberos

Local

Clima en Hidalgo: lluvias siguen el fin de semana en estos municipios

El SMN prevé la formación de una zona de baja presión con probabilidad de desarrollo ciclónico sobre el suroeste del Golfo de México

Local

Vierten aguas negras en arroyo de Yahualica

Los afectados piden sanción a quien ordenó esta contaminación

Local

Gas LP aumenta en Hidalgo: Precios del 23 al 29 de junio

Un tanque de gas de 20 kilos costará casi 380 pesos directo al consumidor

Local

Napateco: en abandono y creciente delincuencia, dicen vecinos

En 2020, había casi 8 mil habitantes en este asentamiento, según el INEGI