/ martes 20 de febrero de 2024

Igual que en Cadereyta, piden cierre de refinería en Tula por contaminación

La protesta en Tula se suma a los reclamos contra las plantas de Cadereyta y Cd. Madero

TULA. La contaminación provocada por las refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex) generó la molestia de los habitantes de sus zonas aledañas y de los gobiernos locales que iniciaron acciones legales contra dos de ellas que van desde requerimientos para su cierre o reubicación o el pago de impuestos para mitigar la contaminación.

Ayer, el diputado federal del PAN Gabriel Quadri encabezó una clausura simbólica de la refinería Miguel Hidalgo, ubicada en Tula, Hidalgo, la cual, dice, es la más contaminante del Valle de México y provoca diversas enfermedades entre la población, principalmente cáncer. La acción del panista se suma a las emprendidas en las últimas semanas contra las refinerías de Pemex en Nuevo León y Tamaulipas, también acusadas de generar daños ambientales.

“Exijo se le haga una auditoría ambiental pública, ya que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha dejado de publicar emisiones desde el año 2019 y si no es viable el funcionamiento del complejo petrolero que sea liquidada y vendida al sector privado”, mencionó Quadri.

En Nuevo León, el gobierno de Samuel García y organizaciones de la sociedad civil buscan reubicar o cerrar la refinería Ingeniero Héctor R. Lara Sosa, ubicada en Cadereyta, debido a que la consideran responsable de la contaminación en el área metropolitana de Monterrey.

Durante 2023, dicha ciudad y su área metropolitana tuvieron más de 75 por ciento de los días con muy mala calidad del aire y se emitieron 10 alertas ambientales por la contaminación generada por la refinería, sostuvo Alfonso Martínez, secretario de Medio Ambiente estatal.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En enero pasado, el gobierno solicitó la reincorporación de Pemex al Programa de Gestión Integral de Calidad de Calidad del Aire (Pigeca), pero Pemex se negó y la Secretaría del Medio Ambiente del estado la denunció penalmente, acusándola de violaciones a los artículos 414 y 415 del Código Penal federal relativos a la producción de sustancias consideradas peligrosas sin aplicar medidas de prevención.

Al reclamo contra la refinería de Cadereyta se sumó incluso el aspirante presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, quien propuso una consulta popular para que la gente decida si se clausura.

En Tamaulipas, el gobierno encabezado por Américo Villarreal aprobó en diciembre el impuesto verde, el cual será aplicado a para empresas que sobrepasen el límite de emisiones contaminantes que se fijó en 25 mil toneladas mensuales de gases de efecto invernadero.

El impuesto obliga a los 36 industriales que operan en Tamaulipas, principalmente Pemex, a actualizar sus sistemas productivos para tratar de evitar sanciones económicas, que el gobierno del estado estima en mil 511 millones de pesos anuales.

Aunque el impuesto fue aprobado, en enero no se aplicó porque la Seduma aún define las reglas de operación y mantiene una negociación con las empresas.

En 1991, el Gobierno federal cerró la Refinería 18 de Marzo, en Azcapotzalco, Ciudad de México, que en ese momento enfrentaba una severa crisis ambiental que obligó, también, en 1989, a implementar el programa Hoy No Circula, para reducir las emisiones de gases.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Además de las refinerías de Cadereyta, Madero y Tula, en el país operan las plantas Lázaro Cárdenas, en Minatitlán, Veracruz; la Ing. Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz, Oaxaca, y la Ing. Antonio M. Amor, en Salamanca, Guanajuato, la cual es una de las más contaminantes del país.

Con información de David Casas /Corresponsal y Víctor Alva /El Sol de Tampico

TULA. La contaminación provocada por las refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex) generó la molestia de los habitantes de sus zonas aledañas y de los gobiernos locales que iniciaron acciones legales contra dos de ellas que van desde requerimientos para su cierre o reubicación o el pago de impuestos para mitigar la contaminación.

Ayer, el diputado federal del PAN Gabriel Quadri encabezó una clausura simbólica de la refinería Miguel Hidalgo, ubicada en Tula, Hidalgo, la cual, dice, es la más contaminante del Valle de México y provoca diversas enfermedades entre la población, principalmente cáncer. La acción del panista se suma a las emprendidas en las últimas semanas contra las refinerías de Pemex en Nuevo León y Tamaulipas, también acusadas de generar daños ambientales.

“Exijo se le haga una auditoría ambiental pública, ya que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha dejado de publicar emisiones desde el año 2019 y si no es viable el funcionamiento del complejo petrolero que sea liquidada y vendida al sector privado”, mencionó Quadri.

En Nuevo León, el gobierno de Samuel García y organizaciones de la sociedad civil buscan reubicar o cerrar la refinería Ingeniero Héctor R. Lara Sosa, ubicada en Cadereyta, debido a que la consideran responsable de la contaminación en el área metropolitana de Monterrey.

Durante 2023, dicha ciudad y su área metropolitana tuvieron más de 75 por ciento de los días con muy mala calidad del aire y se emitieron 10 alertas ambientales por la contaminación generada por la refinería, sostuvo Alfonso Martínez, secretario de Medio Ambiente estatal.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En enero pasado, el gobierno solicitó la reincorporación de Pemex al Programa de Gestión Integral de Calidad de Calidad del Aire (Pigeca), pero Pemex se negó y la Secretaría del Medio Ambiente del estado la denunció penalmente, acusándola de violaciones a los artículos 414 y 415 del Código Penal federal relativos a la producción de sustancias consideradas peligrosas sin aplicar medidas de prevención.

Al reclamo contra la refinería de Cadereyta se sumó incluso el aspirante presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, quien propuso una consulta popular para que la gente decida si se clausura.

En Tamaulipas, el gobierno encabezado por Américo Villarreal aprobó en diciembre el impuesto verde, el cual será aplicado a para empresas que sobrepasen el límite de emisiones contaminantes que se fijó en 25 mil toneladas mensuales de gases de efecto invernadero.

El impuesto obliga a los 36 industriales que operan en Tamaulipas, principalmente Pemex, a actualizar sus sistemas productivos para tratar de evitar sanciones económicas, que el gobierno del estado estima en mil 511 millones de pesos anuales.

Aunque el impuesto fue aprobado, en enero no se aplicó porque la Seduma aún define las reglas de operación y mantiene una negociación con las empresas.

En 1991, el Gobierno federal cerró la Refinería 18 de Marzo, en Azcapotzalco, Ciudad de México, que en ese momento enfrentaba una severa crisis ambiental que obligó, también, en 1989, a implementar el programa Hoy No Circula, para reducir las emisiones de gases.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Además de las refinerías de Cadereyta, Madero y Tula, en el país operan las plantas Lázaro Cárdenas, en Minatitlán, Veracruz; la Ing. Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz, Oaxaca, y la Ing. Antonio M. Amor, en Salamanca, Guanajuato, la cual es una de las más contaminantes del país.

Con información de David Casas /Corresponsal y Víctor Alva /El Sol de Tampico

Policiaca

Cateos por piratería en centro Tulancingo

Los negocios fueron cerrados, hay sanciones que se pagan hasta con cárcel

Local

Encabeza Acaxochitlán índice de embarazo adolescente

Este tema, se ha convertido en un problema de salud pública que vuelve más grandes las brechas sociales y de género

Local

Historia de una migrante: Diez días en el desierto por el "sueño americano"

Ahora su madre, “Doña Guadencia” es la responsable de la crianza de su hijo Alfons de solo seis años de edad. Las separaciones familiares son muchas veces necesarias por una vida mejor

Local

Fe religiosa y el esoterismo, entrelazados en Tulancingo 

Pese a que “la Ciudad de los Satélites” es una de las regiones más profundamente católicas de la entidad al ser sede de la Arquidiócesis, prevalece otro sistema de creencias que, a voz de comerciantes, “va al alza”

Local

Iglesia de la Merced, ícono arquitectónico de Tulancingo

Comenzó su construcción en 1892 gracias al presbítero José Antonio María Agüero pero luego de su muerte, quedó inconclusa desde 1922

Local

Historia de Eleazar: El ferrocarrilero que vivió 29 años sobre los rieles

Se encargaba de mantener en perfectas condiciones el tránsito del transporte ferroviario