/ martes 19 de septiembre de 2023

Abandonan patrulla “patito” sobre la vía Sahagún-Pachuca

La unidad podría estar relacionada con el asalto a transportistas de vehículos pesados  

Un vehículo tipo sedán, habilitado con elementos propios de las funciones policiales, fue asegurado por elementos de la Policía Municipal de Tepeapulco, gracias al reporte anónimo de un conductor quien advirtió la sospechosa unidad cuando viajaba con dirección a Tlanalapa.

De acuerdo con lo que reportó el chofer, al avanzar muy cerca de conocido restaurante, se percató que a escasos metros del sitio se hallaba un vehículo, sobre el que pensó se trataba de una patrulla; sin embargo, al prestar más atención, se percató que el auto no contaba con los rótulos característicos de estos vehículos.

Fue por este hecho, que el conductor, solicitó apoyo a una patrulla que se encontraba en un recorrido de seguridad y vigilancia, muy cerca del sitio conocido como Puente del Águila.

El sujeto zigzagueó por la transitada vía para llamar la atención de los uniformados quienes le marcaron el alto y en un acto seguido, el informante, les comunicó sobre el sospechoso auto, el cual, dijo, se encontraba detenido fuera de la cinta asfáltica.

La unidad fue incautada como parte de un dispositivo de seguridad en el que intervinieron las policías municipales en la región, luego de que fueran alertadas sobre la presencia de una patrulla “fake”, en la zona, y que presuntamente estaría involucrada en el asalto a mano armada de una camioneta de carga.

De inmediato, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Movilidad Municipal, al mando de Omar Navarrete, establecieron un dispositivo de seguridad tras el que identificaron la unidad estacionada sobre la carretera intermunicipal con los códigos encendidos a escasos metros de “Mi Ranchito”.

En un acto seguido los oficiales, activaron los protocolos de seguridad correspondientes, mediante el cual detectaron que, al parecer la unidad no contaba con conductor.

Fue así que al realizar una inspección visual, se percataron que la unida se encontraba abandonada, con las luces encendidas y otros aditamentos, que, a la distancia, sugerían que se trataba de un vehículo de Seguridad Pública.

Sin embargo, se trataba de un auto de modelo atrasado tipo cuatro puertas el cual contaba con altoparlante y códigos sonoros, además de luces estroboscópicas, y en cuyo interior, fue localizado un inhibidor de señal, los cuales son generalmente usados en el robo de vehículos de carga.

Por último, se informó que, con base a las características del vehículo, éste podría estar relacionado con el asalto a camionetas tipo tres y media toneladas, así como de tractocamiones.

Un vehículo tipo sedán, habilitado con elementos propios de las funciones policiales, fue asegurado por elementos de la Policía Municipal de Tepeapulco, gracias al reporte anónimo de un conductor quien advirtió la sospechosa unidad cuando viajaba con dirección a Tlanalapa.

De acuerdo con lo que reportó el chofer, al avanzar muy cerca de conocido restaurante, se percató que a escasos metros del sitio se hallaba un vehículo, sobre el que pensó se trataba de una patrulla; sin embargo, al prestar más atención, se percató que el auto no contaba con los rótulos característicos de estos vehículos.

Fue por este hecho, que el conductor, solicitó apoyo a una patrulla que se encontraba en un recorrido de seguridad y vigilancia, muy cerca del sitio conocido como Puente del Águila.

El sujeto zigzagueó por la transitada vía para llamar la atención de los uniformados quienes le marcaron el alto y en un acto seguido, el informante, les comunicó sobre el sospechoso auto, el cual, dijo, se encontraba detenido fuera de la cinta asfáltica.

La unidad fue incautada como parte de un dispositivo de seguridad en el que intervinieron las policías municipales en la región, luego de que fueran alertadas sobre la presencia de una patrulla “fake”, en la zona, y que presuntamente estaría involucrada en el asalto a mano armada de una camioneta de carga.

De inmediato, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Movilidad Municipal, al mando de Omar Navarrete, establecieron un dispositivo de seguridad tras el que identificaron la unidad estacionada sobre la carretera intermunicipal con los códigos encendidos a escasos metros de “Mi Ranchito”.

En un acto seguido los oficiales, activaron los protocolos de seguridad correspondientes, mediante el cual detectaron que, al parecer la unidad no contaba con conductor.

Fue así que al realizar una inspección visual, se percataron que la unida se encontraba abandonada, con las luces encendidas y otros aditamentos, que, a la distancia, sugerían que se trataba de un vehículo de Seguridad Pública.

Sin embargo, se trataba de un auto de modelo atrasado tipo cuatro puertas el cual contaba con altoparlante y códigos sonoros, además de luces estroboscópicas, y en cuyo interior, fue localizado un inhibidor de señal, los cuales son generalmente usados en el robo de vehículos de carga.

Por último, se informó que, con base a las características del vehículo, éste podría estar relacionado con el asalto a camionetas tipo tres y media toneladas, así como de tractocamiones.

Policiaca

Apan: Presunto grupo armado asalta a trailero y lo abandonan entre milpas

Los posibles delincuentes atracaron al transportista cuando se encontraba aparcado cerca de una gasolinera

Local

Protección Civil Tulancingo hace recomendaciones ante presencia de ciclones

Priorizar el bien de la ciudadanía, es prevenir inundaciones y accidentes

Local

Credencializarán a artesanos de Tenango de Doria 

El objetivo es identificar a las personas del municipio y evitar el plagio de artesanías 

Local

Falta de lluvias ocasiona sequía en el río San José Atlán

Este alimenta de agua a varias comunidades de Huichapan y Tecozautla

Local

Alertan en Tenango por deslaves en carreteras 

Protección Civil del municipio serrano señaló que los incendios forestales son los causantes

Local

Vecinos de Tamoyón I exigen concluir carretera

Piden apoyo al estado para verificar obra carretera, porque el material que se aplicó empieza a desprenderse