/ miércoles 26 de junio de 2019

Muertes en río Bravo retratan fallidas políticas de Trump y AMLO: AI

La representante de Amnistía dijo que "las personas huyen de la violencia extrema, la falta de protección de sus Gobiernos, de la profunda desigualdad y discriminación".

La muerte de una niña y su padre, ambos salvadoreños, al intentar cruzar el río Bravo, frontera entre México y Estados Unidos, refleja las "fallidas políticas" de los presidentes de ambos países para parar el flujo migratorio, indicó este miércoles la organización Amnistía Internacional (AI).

Foto: Abraham Pineda-Jácome | EFE

"Las trágicas imágenes de los cuerpos sin vida de un padre salvadoreño y su pequeña hija en el río Bravo, en un intento por cruzar la frontera México/EU, son el retrato de las fallidas políticas de Donald Trump y (Andrés Manuel) López Obrador, de intentar parar el flujo con fuerza militar", apuntó en un mensaje de Twitter la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, en un comunicado.

La representante de Amnistía añadió que "las personas huyen de la violencia extrema, la falta de protección de sus Gobiernos, de la profunda desigualdad y discriminación".

Finalmente, agregó que "ni un muro de concreto, ni de soldados con armas, los van a detener. Solo hacen de su intento por protegerse, uno de vida o muerte".

La tragedia ocurrió la tarde del domingo pasado en la ciudad de Matamoros, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, aproximadamente a un kilómetro del puente nuevo internacional.

El lunes, la madre y esposa de los fallecidos, Tania Vanessa Ávalos, quien logró ser rescatada, informó a las autoridades que el agua se llevó primero a la niña y fue su padre quien salió en su ayuda, pero ambos fueron llevados por la corriente del río y desaparecieron.

El matrimonio de migrantes era originario de El Salvador y estaba conformado por Tania Vanessa Ávalos y Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y por la menor Valeria de un año con 11 meses, quienes llegaron a la ciudad de Matamoros, en el estado de Tamaulipas, para pedir asilo político en Estados Unidos.

Fue hasta el lunes por la mañana los cuerpos sin vida del padre y de la hija fueron localizados por autoridades estatales, militares y personal de Protección Civil.

El hallazgo tuvo lugar en las orillas del río, entre unas ramas y a unos kilómetros del puente internacional de Matamoros que une esta ciudad con Brownsville (Texas).

Muchos medios de comunicación han señalado que la imagen del padre y su hija en el río es la representación más trágica de la migración centroamericana, que se ha incrementado desde octubre de 2018 y ha causado un choque diplomático entre Estados Unidos y México.


La muerte de una niña y su padre, ambos salvadoreños, al intentar cruzar el río Bravo, frontera entre México y Estados Unidos, refleja las "fallidas políticas" de los presidentes de ambos países para parar el flujo migratorio, indicó este miércoles la organización Amnistía Internacional (AI).

Foto: Abraham Pineda-Jácome | EFE

"Las trágicas imágenes de los cuerpos sin vida de un padre salvadoreño y su pequeña hija en el río Bravo, en un intento por cruzar la frontera México/EU, son el retrato de las fallidas políticas de Donald Trump y (Andrés Manuel) López Obrador, de intentar parar el flujo con fuerza militar", apuntó en un mensaje de Twitter la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, en un comunicado.

La representante de Amnistía añadió que "las personas huyen de la violencia extrema, la falta de protección de sus Gobiernos, de la profunda desigualdad y discriminación".

Finalmente, agregó que "ni un muro de concreto, ni de soldados con armas, los van a detener. Solo hacen de su intento por protegerse, uno de vida o muerte".

La tragedia ocurrió la tarde del domingo pasado en la ciudad de Matamoros, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, aproximadamente a un kilómetro del puente nuevo internacional.

El lunes, la madre y esposa de los fallecidos, Tania Vanessa Ávalos, quien logró ser rescatada, informó a las autoridades que el agua se llevó primero a la niña y fue su padre quien salió en su ayuda, pero ambos fueron llevados por la corriente del río y desaparecieron.

El matrimonio de migrantes era originario de El Salvador y estaba conformado por Tania Vanessa Ávalos y Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y por la menor Valeria de un año con 11 meses, quienes llegaron a la ciudad de Matamoros, en el estado de Tamaulipas, para pedir asilo político en Estados Unidos.

Fue hasta el lunes por la mañana los cuerpos sin vida del padre y de la hija fueron localizados por autoridades estatales, militares y personal de Protección Civil.

El hallazgo tuvo lugar en las orillas del río, entre unas ramas y a unos kilómetros del puente internacional de Matamoros que une esta ciudad con Brownsville (Texas).

Muchos medios de comunicación han señalado que la imagen del padre y su hija en el río es la representación más trágica de la migración centroamericana, que se ha incrementado desde octubre de 2018 y ha causado un choque diplomático entre Estados Unidos y México.


Local

Pretendía escapar y cae de tercer piso

Supuestamente escapaba de su pareja para no ser maltratada

Local

“Semilla Rosa” en la Universidad de Tulancingo

Alumnos mensajes positivos sobre la erradicación del cáncer

Mundo

Ejército hace frente a protestas en Chile con tanques de guerra

Recurrieron a este método para tratar de repeler las protestas y enfrentamientos que se estaban produciendo

Política

Narco no rebasó a Fuerzas Armadas: alcalde de Culiacán

El Presidente Municipal de Culiacán Jesús Estrada Ferreiro, aseguró que el día jueves, la delincuencia no pudo más que el ejército

Sociedad

¡Ya me desgraciaron! Mujer cuenta cómo sobrevivió con su hija en balacera de Culiacán

Mónica relata cómo es que logró salvarse aún estando lesionada, y a la vez proteger a su pequeña de siete años durante el caos en Culiacán

Policiaca

Arde una camioneta en el Arco Norte

Una falla mecánica habría sido la causa del siniestro

Policiaca

Supuesto tráiler causa percance

Supuestamente hizo esa maniobra para evitar choque