/ jueves 2 de marzo de 2023

Imputan al jefe de estación por accidente ferroviario en Grecia; van 47 muertos

El empleado ferroviario admitió el miércoles, después de ser detenido, su responsabilidad en el trágico accidente

La fiscalía de Lárisa, en el centro de Grecia, ha imputado al jefe de la estación de trenes de esta ciudad griega por “homicidio negligente” y otros delitos penados con entre diez años de cárcel y cadena perpetua.

Al acusado, de 59 años, se le imputa la presunta comisión de “homicidio negligente” en serie y provocar lesiones corporales, además de un delito grave por perturbación de la seguridad del tráfico de transporte con el resultado de la muerte de 47 personas.

Te puede interesar: El peor accidente ferroviario en Grecia fue por error humano

Según los medios griegos, el empleado ferroviario admitió ya el miércoles, después de ser detenido, su responsabilidad en el error que situó un tren de pasajeros con 342 pasajeros y 10 tripulantes en la misma vía en la que venía de frente un tren de carga con dos maquinistas.

Una portavoz de los bomberos dijo a AFP que los equipos de rescate trabajaron toda la noche en la búsqueda de sobrevivientes, pero las posibilidades de encontrarlos disminuían rápidamente.

"El tiempo no está de nuestra parte", admitió la portavoz.

Tras la colisión, dos vagones quedaron aplastados y un tercero se incendió con las personas atrapadas adentro.

Los sobrevivientes describieron escenas de horror y caos, esquivando vidrios rotos y escombros cuando el tren se volcó, y debieron romper ventanas para salir.

Los rescatistas en el sitio dijeron que nunca habían intervenido en un desastre de esta magnitud. Muchos cuerpos quedaron calcinados y algunos pasajeros eran identificados por partes de sus cuerpos.

El primer ministro Kyriakos Mitsotakis aseguró el miércoles que el accidente será investigado a fondo.

"Todo demuestra que, lamentablemente, el drama se debe a un trágico error humano", declaró Mitsotakis, durante un discurso televisivo.

"Tren del terror"

"Me preguntaron por qué?", declaró el jefe de gobierno tras reunirse con familiares de las víctimas durante una visita al lugar del accidente y al hospital de Lárisa.

"Les debemos una respuesta sincera", dijo más tarde en un breve discurso grabado para la televisión.

El gobierno decretó tres días de duelo nacional, mientras el ministro de Transporte presentó su renuncia horas después del accidente.

El presidente del sindicato de maquinistas OSE, Kostas Genidounias, denunció lo que calificó como falta de seguridad en la línea, que une a las dos principales ciudades de Grecia.

"Toda (la señalización) está hecha manualmente. Desde el año 2000 los sistemas no funcionan", declaró a la televisión ERT.

Una red con problemas

Previamente, aseguró a AFP que "ningún sistema de seguridad, de telemando y semáforos funcionaban".

"Era un tren lleno de estudiantes, de jóvenes de una veintena de años", declaró a periodistas Costas Bargiotas, médico del hospital de Lárisa. "Es realmente impactante ver los vagones arrugados como si fueran de papel", agregó.

Foto: AFP

"Es una pesadilla lo que viví (...) Todavía estoy temblando", declaró a AFP un pasajero, Angelos de 22 años, en el sitio del accidente.

"Sentimos la colisión como un gran terremoto", agregó. "Felizmente, estábamos en el penúltimo vagón y tuvimos suerte de salir vivos". En el rescate participan unas 500 personas, según un portavoz del gobierno.

Huelga y protestas tras choque

Mientras que los fallecidos por el choque de trenes en Grecia han aumentado, los sindicatos de empleados ferroviarios han anunciado una huelga de 24 horas este jueves por el deterioro del sector y para criticar que el único detenido sea un empleado de la empresa estatal de trenes.

Foto: AFP

Los trabajadores en ferrocarriles y en el metro de Atenas han anunciado una huelga de 24 horas este jueves denunciando “la crónica falta de respeto mostrada por los diferentes Gobiernos” al sector ferroviario, lo que, según denuncian, “condujo al trágico resultado” del martes.

El malestar ciudadano, sin embargo, se refleja también en una protesta que se produjo anoche afuera de las oficinas de Hellenic Train en Atenas, la empresa que opera los ferrocarriles en Grecia.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Centenares de manifestantes acusaron al Gobierno por la privatización de la compañía en 2017, mientras que también hubo distintos altercados cuando un grupo tiró cócteles molotov a la Policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Con información de AFP



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La fiscalía de Lárisa, en el centro de Grecia, ha imputado al jefe de la estación de trenes de esta ciudad griega por “homicidio negligente” y otros delitos penados con entre diez años de cárcel y cadena perpetua.

Al acusado, de 59 años, se le imputa la presunta comisión de “homicidio negligente” en serie y provocar lesiones corporales, además de un delito grave por perturbación de la seguridad del tráfico de transporte con el resultado de la muerte de 47 personas.

Te puede interesar: El peor accidente ferroviario en Grecia fue por error humano

Según los medios griegos, el empleado ferroviario admitió ya el miércoles, después de ser detenido, su responsabilidad en el error que situó un tren de pasajeros con 342 pasajeros y 10 tripulantes en la misma vía en la que venía de frente un tren de carga con dos maquinistas.

Una portavoz de los bomberos dijo a AFP que los equipos de rescate trabajaron toda la noche en la búsqueda de sobrevivientes, pero las posibilidades de encontrarlos disminuían rápidamente.

"El tiempo no está de nuestra parte", admitió la portavoz.

Tras la colisión, dos vagones quedaron aplastados y un tercero se incendió con las personas atrapadas adentro.

Los sobrevivientes describieron escenas de horror y caos, esquivando vidrios rotos y escombros cuando el tren se volcó, y debieron romper ventanas para salir.

Los rescatistas en el sitio dijeron que nunca habían intervenido en un desastre de esta magnitud. Muchos cuerpos quedaron calcinados y algunos pasajeros eran identificados por partes de sus cuerpos.

El primer ministro Kyriakos Mitsotakis aseguró el miércoles que el accidente será investigado a fondo.

"Todo demuestra que, lamentablemente, el drama se debe a un trágico error humano", declaró Mitsotakis, durante un discurso televisivo.

"Tren del terror"

"Me preguntaron por qué?", declaró el jefe de gobierno tras reunirse con familiares de las víctimas durante una visita al lugar del accidente y al hospital de Lárisa.

"Les debemos una respuesta sincera", dijo más tarde en un breve discurso grabado para la televisión.

El gobierno decretó tres días de duelo nacional, mientras el ministro de Transporte presentó su renuncia horas después del accidente.

El presidente del sindicato de maquinistas OSE, Kostas Genidounias, denunció lo que calificó como falta de seguridad en la línea, que une a las dos principales ciudades de Grecia.

"Toda (la señalización) está hecha manualmente. Desde el año 2000 los sistemas no funcionan", declaró a la televisión ERT.

Una red con problemas

Previamente, aseguró a AFP que "ningún sistema de seguridad, de telemando y semáforos funcionaban".

"Era un tren lleno de estudiantes, de jóvenes de una veintena de años", declaró a periodistas Costas Bargiotas, médico del hospital de Lárisa. "Es realmente impactante ver los vagones arrugados como si fueran de papel", agregó.

Foto: AFP

"Es una pesadilla lo que viví (...) Todavía estoy temblando", declaró a AFP un pasajero, Angelos de 22 años, en el sitio del accidente.

"Sentimos la colisión como un gran terremoto", agregó. "Felizmente, estábamos en el penúltimo vagón y tuvimos suerte de salir vivos". En el rescate participan unas 500 personas, según un portavoz del gobierno.

Huelga y protestas tras choque

Mientras que los fallecidos por el choque de trenes en Grecia han aumentado, los sindicatos de empleados ferroviarios han anunciado una huelga de 24 horas este jueves por el deterioro del sector y para criticar que el único detenido sea un empleado de la empresa estatal de trenes.

Foto: AFP

Los trabajadores en ferrocarriles y en el metro de Atenas han anunciado una huelga de 24 horas este jueves denunciando “la crónica falta de respeto mostrada por los diferentes Gobiernos” al sector ferroviario, lo que, según denuncian, “condujo al trágico resultado” del martes.

El malestar ciudadano, sin embargo, se refleja también en una protesta que se produjo anoche afuera de las oficinas de Hellenic Train en Atenas, la empresa que opera los ferrocarriles en Grecia.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Centenares de manifestantes acusaron al Gobierno por la privatización de la compañía en 2017, mientras que también hubo distintos altercados cuando un grupo tiró cócteles molotov a la Policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Con información de AFP



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Policiaca

San Agustín Tlaxiaca: Mujer lesionada tras choque de Urvan

La unidad del transporte público cubría la ruta Bindhó-Explanada, se accidentó al pasar por la Ciudad del Conocimiento

Local

Vacunación contra influenza al 90% en Tulancingo

Los municipios de más baja cobertura en vacunación de la Jurisdicción Sanitaria son Huehuetla y Agua Blanca

Local

Hidalguenses podrán realizar servicio social y residencias en el AIFA: SEPH

Este convenio de colaboración permitirá mejorar competencias laborales de los profesionistas

Local

Prolongada sequía contribuye a incendios de pastos: Protección Civil

Para sofocar incendio en terreno de dos hectáreas tules, en Tula se ocuparon 17 mil litros de agua y cinco horas de trabajo

Local

Hidalgo sin proyectos para optimizar el agua: Castillo

Una mala decisión del ejecutivo estatal y pondrá en jaque al campo hidalguense: diputado

Local

Estafa Siniestra Hidalgo: Exfuncionarios con criterios de oportunidad

La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado informó que en su mayoría los detenidos se encuentran en etapa intermedia de sus procesos