/ lunes 12 de septiembre de 2022

Vacunas pediátricas escasean en Morelos; padres deben pagar hasta 5 mil pesos para completar vacunación

Por la falta de biológicos en los centros de salud, los padres deben adquirirlas en el sector privado

CUERNAVACA. En Morelos sólo cuatro de cada 10 menores de cinco años de edad cuentan con vacunas del cuadro básico (39 por ciento). Según el más reciente censo poblacional, en la entidad hay poco más de 177 mil niñas y niños de 0 a cinco años, por lo que alrededor de 108 mil 100 no están protegidos por completo o tienen sólo uno o dos antígenos que contempla el cuadro básico.

El esquema de vacunación incluye siete vacunas que deben ser aplicadas entre el día 1 de nacido hasta los cinco años. La vacuna BCG que protege contra tuberculosis se aplica al nacer y es una dosis única, aunque también las autoridades sanitarias aprueban que sea aplicada durante el primer año de vida.

Te puede interesar: Estos son los cubrebocas que la SEP no permite usar en el regreso a clases

Hepatitis B también se aplica al nacer y contempla refuerzos a los dos y seis meses de vida. Para la Pentavalente –que protege contra difteria, tosferina, tétanos, poliomelitis e infecciones por influenza tipo B– se consideran cuatro dosis a los dos, cuatro, seis y 18 meses de nacido.

DPT –para prevenir enfermedades como difteria, tosferina y tétanos– es un refuerzo a los cuatro años de edad. En tanto que la vacuna contra el rotavirus se aplica en menores de dos meses de nacidos y un refuerzo a los cuatro meses.

Neumocócica conjugada, que protege contra neumococo, se debe aplicar en los primeros dos meses de vida y luego un refuerzo a los cuatro meses. Y finalmente la SRP, que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis, se aplica al año de nacido y el refuerzo a los seis.

Si una familia busca completar el cuadro básico de vacunación de sus hijos tendría que desembolsar en el sector privado de cuatro a cinco mil pesos, aseguró María del Carmen Espinosa Sotero, infectóloga pediatra del Hospital General de México, quien compartió que en el país la brecha de menores que no cumplen su esquema de protección se agravó.

La especialista recordó que, producto de la pandemia, a nivel mundial hubo escasez de vacunas y eso generó que países como México no pudieran proteger a los menores. El porcentaje de niñas y niños vacunados cayó en dos años 50 por ciento al tener como única opción la vacunación en el sector público. Otras de las causas es que los padres de familia no han llevado a sus hijos a vacunar pese a que se han reabierto módulos.

“La Encuesta Nacional de Salud 2021 nos marca que 27.5 por ciento de los niños menores de dos años tiene su esquema de vacunación completo, esto es grave porque de por sí traíamos cifras bajas de 60 a 70 por ciento, con la pandemia hemos caído a un porcentaje bastante crítico”, alertó Espinosa Sotero.

Algunos estados llevan un registro digital de la vacunación contra el número de nacimientos y no alcanza ni 10 por ciento de los que se vacunan, aseguró la pediatra. Agregó que sólo dos de cada 10 pequeños tiene acceso a vacunas de manera privada.

“A nivel privado la única vacuna que no tenemos prácticamente es la BCG, esa sí no la podrán conseguir. El resto sí se está aplicando, pero recordemos que sólo dos por ciento acude al sector privado porque las vacunas son caras”, acotó la especialista.

Sotero añadió que esta falta de vacunación ocasionará, en su momento, brotes de enfermedades que se tenían controladas como sarampión, difteria y tuberculosis. “Basta con un solo caso para que se vaya como hilo de media el brote”.

“En Haití ha habido difteria. Mientras no tengamos niños infectados estaremos a salvo, pero ¿cuánto tiempo puede durar? Con factores como la migración, con un solo niño que se infecte tendremos un brote”, dijo la pediatra del Hospital General de México.

COBERTURA MUY POR DEBAJO DE LA META MUNDIAL

Apenas 11.7 por ciento de los niños mexicanos tiene el esquema básico de vacunación al cumplir el primer año de vida; a su vez, 20 por ciento lo recibe después de los dos años de edad.

El biológico que más cobertura alcanza es la Neumocócica con 89 por ciento, le sigue la BCG (87 por ciento), la Triple Viral (67 por ciento), Rotavirus (67 por ciento), Pentavalente (60 por ciento) y hasta el último la Hepatitis B, que es la que menos acuden a aplicarse.

Las coberturas de vacunación de esquema completo por debajo del promedio nacional están en las regiones Península, Pacífico-Sur y Pacífico-Centro (19.8, 20 y 25.7 por ciento respectivamente).

Las coberturas estimadas a nivel nacional estuvieron por debajo de la meta mundial de 90.0 por ciento, pues oscilaron entre 86.6 y 56.7 por ciento.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

CUERNAVACA. En Morelos sólo cuatro de cada 10 menores de cinco años de edad cuentan con vacunas del cuadro básico (39 por ciento). Según el más reciente censo poblacional, en la entidad hay poco más de 177 mil niñas y niños de 0 a cinco años, por lo que alrededor de 108 mil 100 no están protegidos por completo o tienen sólo uno o dos antígenos que contempla el cuadro básico.

El esquema de vacunación incluye siete vacunas que deben ser aplicadas entre el día 1 de nacido hasta los cinco años. La vacuna BCG que protege contra tuberculosis se aplica al nacer y es una dosis única, aunque también las autoridades sanitarias aprueban que sea aplicada durante el primer año de vida.

Te puede interesar: Estos son los cubrebocas que la SEP no permite usar en el regreso a clases

Hepatitis B también se aplica al nacer y contempla refuerzos a los dos y seis meses de vida. Para la Pentavalente –que protege contra difteria, tosferina, tétanos, poliomelitis e infecciones por influenza tipo B– se consideran cuatro dosis a los dos, cuatro, seis y 18 meses de nacido.

DPT –para prevenir enfermedades como difteria, tosferina y tétanos– es un refuerzo a los cuatro años de edad. En tanto que la vacuna contra el rotavirus se aplica en menores de dos meses de nacidos y un refuerzo a los cuatro meses.

Neumocócica conjugada, que protege contra neumococo, se debe aplicar en los primeros dos meses de vida y luego un refuerzo a los cuatro meses. Y finalmente la SRP, que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis, se aplica al año de nacido y el refuerzo a los seis.

Si una familia busca completar el cuadro básico de vacunación de sus hijos tendría que desembolsar en el sector privado de cuatro a cinco mil pesos, aseguró María del Carmen Espinosa Sotero, infectóloga pediatra del Hospital General de México, quien compartió que en el país la brecha de menores que no cumplen su esquema de protección se agravó.

La especialista recordó que, producto de la pandemia, a nivel mundial hubo escasez de vacunas y eso generó que países como México no pudieran proteger a los menores. El porcentaje de niñas y niños vacunados cayó en dos años 50 por ciento al tener como única opción la vacunación en el sector público. Otras de las causas es que los padres de familia no han llevado a sus hijos a vacunar pese a que se han reabierto módulos.

“La Encuesta Nacional de Salud 2021 nos marca que 27.5 por ciento de los niños menores de dos años tiene su esquema de vacunación completo, esto es grave porque de por sí traíamos cifras bajas de 60 a 70 por ciento, con la pandemia hemos caído a un porcentaje bastante crítico”, alertó Espinosa Sotero.

Algunos estados llevan un registro digital de la vacunación contra el número de nacimientos y no alcanza ni 10 por ciento de los que se vacunan, aseguró la pediatra. Agregó que sólo dos de cada 10 pequeños tiene acceso a vacunas de manera privada.

“A nivel privado la única vacuna que no tenemos prácticamente es la BCG, esa sí no la podrán conseguir. El resto sí se está aplicando, pero recordemos que sólo dos por ciento acude al sector privado porque las vacunas son caras”, acotó la especialista.

Sotero añadió que esta falta de vacunación ocasionará, en su momento, brotes de enfermedades que se tenían controladas como sarampión, difteria y tuberculosis. “Basta con un solo caso para que se vaya como hilo de media el brote”.

“En Haití ha habido difteria. Mientras no tengamos niños infectados estaremos a salvo, pero ¿cuánto tiempo puede durar? Con factores como la migración, con un solo niño que se infecte tendremos un brote”, dijo la pediatra del Hospital General de México.

COBERTURA MUY POR DEBAJO DE LA META MUNDIAL

Apenas 11.7 por ciento de los niños mexicanos tiene el esquema básico de vacunación al cumplir el primer año de vida; a su vez, 20 por ciento lo recibe después de los dos años de edad.

El biológico que más cobertura alcanza es la Neumocócica con 89 por ciento, le sigue la BCG (87 por ciento), la Triple Viral (67 por ciento), Rotavirus (67 por ciento), Pentavalente (60 por ciento) y hasta el último la Hepatitis B, que es la que menos acuden a aplicarse.

Las coberturas de vacunación de esquema completo por debajo del promedio nacional están en las regiones Península, Pacífico-Sur y Pacífico-Centro (19.8, 20 y 25.7 por ciento respectivamente).

Las coberturas estimadas a nivel nacional estuvieron por debajo de la meta mundial de 90.0 por ciento, pues oscilaron entre 86.6 y 56.7 por ciento.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Policiaca

Huejutla: Incendio en vivienda de la colonia Cerecedo Estrada

Tras un posible cortocircuito en la sala del inmueble

Local

CAAMT pide a usuarios evitar caer en fraudes

El organismo descentralizado hizo un llamado a la comunidad para que no se deje engañar por falsos "notificadores"

Local

Clausuran tercer congreso canino en La Reforma

Zeus, perro de trabajo, tuvo despedida honorífica por sus años de servicio y certificaron a siete más

Deportes

Pachuca goleó en amistoso a Morelia

Monarcas inició su pretemporada en la Liga de Expansión

Policiaca

Clausuran gasera apócrifa en Singuilucan

La intervención de la policía estatal derivó de reportes anónimos que advertían del almacén con venta de combustible