/ viernes 25 de septiembre de 2020

Periodismo de investigación: rompiendo la oscuridad

El periodismo de investigación rompe con la oscuridad en la que se resguardan los corruptos

Cuando asesinan a un periodista, lo cual en México suele ser terriblemente común, duele la pérdida de una vida y pesa saber que no lo volveremos a leer. O a escuchar. Que no sabremos nunca de las investigaciones que estaba preparando, la corrupción que indagaba, la complicidad criminal que revelaría. El entorno sin periodismo de investigación se vuelve oscuro.

Francisco Javier Ortiz Franco es uno de los 135 periodistas asesinados en México desde el año 2000 a la fecha, de acuerdo con la organización Artículo 19. Lo mataron en el 2004 después de develar una red de corrupción e impunidad entre el cártel Arellano Félix en Tijuana, Baja California, e integrantes de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, para proveer de identificaciones apócrifas que acreditaran a los nuevos miembros de ese cártel de las drogas, como policías judiciales.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Sin el periodismo de investigación ejercido por Ortiz Franco, jamás hubiésemos conocido los nombres de los miembros del cártel Arellano Félix, que a partir de la publicación de ZETA fueron perseguidos por las autoridades federales, estatales y municipales. Hoy día, el asesinato del periodista continúa en la impunidad, pero la enorme mayoría de aquellos delincuentes señalados está en prisión lo más, muertos los otros.

En lo que va del 2020, suman seis los comunicadores asesinados y 159 de 2000 a la fecha. / Daniel Galeana | El Sol de México

El periodismo de investigación rompe con la oscuridad en la que se resguardan los corruptos, los abusadores, los represores de la sociedad, los criminales organizados o los de cuello blanco. Sin el conocimiento de los hechos, sin la propagación de las ideas y el pensamiento, no habría democracia, tampoco justicia.

Particularmente en los últimos años, o con mayor soltura aprovechando los canales de acceso a la información que se abrieron en el país -a fuerza de exigirlos-, periodistas de investigación han roto la oscuridad gubernamental y dejado entrar la luz de la verdad, sustentada en cifras, en datos, en nombres, documentos y testimoniales sobre actos de corrupción que, de no existir el periodismo de investigación, permanecerían en la impunidad.

Ejemplos, afortunadamente para el ejercicio periodístico, hay muchos y que han resultado en expedientes judiciales que mantienen a unos en la prisión, a otros en la fuga, y a unos más, como el infame caso Odebrecht, gozando de la impunidad que da la negociación con el actual gobierno a cambio de información para pretender hundir a unos cuantos.

➡️ Nada que afecte la libertad de expresión debe convertirse en ley: AMLO

El periodismo de investigación no está sujeto a pactos como los que obtienen en las cúpulas del poder personajes de la política para no ser investigados.

El caso más reciente, conocido a partir de una nota informativa que develó con videos un acto en apariencia irregular, como lo consignaron las imágenes del hermano del Presidente, recibiendo cientos de miles de pesos en efectivo por parte del asesor de un gobernador, para invertirlos en la campaña presidencial de su consanguíneo hace algunos años. Acción que fue justificada desde el seno del Gobierno federal; un púlpito político desde donde se consigan actos similares de corrupción pero ajenos, no propios.

La sociedad mexicana no conocería las tropelías cometidas por gobernadores o secretarios de Estado si no fuese por el periodismo de investigación. La oposición no habría llegado a romper con decenas de años de hegemonía política en los gobiernos de los estados o en el de la República de no ser por quienes, teniendo una voz en los medios independientes de México, la cedieron a los oprimidos, a los liderazgos ciudadanos o fuera de la élite revolucionaria que vivió tantos años en la esfera gubernamental mexicana. El mismo Presidente que hoy reniega del periodismo de investigación lo defendió cuando en el pasado lo tomó como bandera para denunciar a los corruptos que ocupaban el gobierno.

Por eso, hoy más que nunca, con gobiernos populistas dominando la escena mundial, con oposición u oficialismo, es importante el periodismo de investigación para romper la oscuridad de la corrupción y la impunidad, fenómenos que inhiben la democracia y la justicia.

Adela Navarro

* Periodista especializada en periodismo de investigación y directora general del semanario ZETA de Tijuana. Ha recibido el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de los Periodistas y el premio Courage in Journalism, de la International Women's Media Foundation.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Cuando asesinan a un periodista, lo cual en México suele ser terriblemente común, duele la pérdida de una vida y pesa saber que no lo volveremos a leer. O a escuchar. Que no sabremos nunca de las investigaciones que estaba preparando, la corrupción que indagaba, la complicidad criminal que revelaría. El entorno sin periodismo de investigación se vuelve oscuro.

Francisco Javier Ortiz Franco es uno de los 135 periodistas asesinados en México desde el año 2000 a la fecha, de acuerdo con la organización Artículo 19. Lo mataron en el 2004 después de develar una red de corrupción e impunidad entre el cártel Arellano Félix en Tijuana, Baja California, e integrantes de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, para proveer de identificaciones apócrifas que acreditaran a los nuevos miembros de ese cártel de las drogas, como policías judiciales.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Sin el periodismo de investigación ejercido por Ortiz Franco, jamás hubiésemos conocido los nombres de los miembros del cártel Arellano Félix, que a partir de la publicación de ZETA fueron perseguidos por las autoridades federales, estatales y municipales. Hoy día, el asesinato del periodista continúa en la impunidad, pero la enorme mayoría de aquellos delincuentes señalados está en prisión lo más, muertos los otros.

En lo que va del 2020, suman seis los comunicadores asesinados y 159 de 2000 a la fecha. / Daniel Galeana | El Sol de México

El periodismo de investigación rompe con la oscuridad en la que se resguardan los corruptos, los abusadores, los represores de la sociedad, los criminales organizados o los de cuello blanco. Sin el conocimiento de los hechos, sin la propagación de las ideas y el pensamiento, no habría democracia, tampoco justicia.

Particularmente en los últimos años, o con mayor soltura aprovechando los canales de acceso a la información que se abrieron en el país -a fuerza de exigirlos-, periodistas de investigación han roto la oscuridad gubernamental y dejado entrar la luz de la verdad, sustentada en cifras, en datos, en nombres, documentos y testimoniales sobre actos de corrupción que, de no existir el periodismo de investigación, permanecerían en la impunidad.

Ejemplos, afortunadamente para el ejercicio periodístico, hay muchos y que han resultado en expedientes judiciales que mantienen a unos en la prisión, a otros en la fuga, y a unos más, como el infame caso Odebrecht, gozando de la impunidad que da la negociación con el actual gobierno a cambio de información para pretender hundir a unos cuantos.

➡️ Nada que afecte la libertad de expresión debe convertirse en ley: AMLO

El periodismo de investigación no está sujeto a pactos como los que obtienen en las cúpulas del poder personajes de la política para no ser investigados.

El caso más reciente, conocido a partir de una nota informativa que develó con videos un acto en apariencia irregular, como lo consignaron las imágenes del hermano del Presidente, recibiendo cientos de miles de pesos en efectivo por parte del asesor de un gobernador, para invertirlos en la campaña presidencial de su consanguíneo hace algunos años. Acción que fue justificada desde el seno del Gobierno federal; un púlpito político desde donde se consigan actos similares de corrupción pero ajenos, no propios.

La sociedad mexicana no conocería las tropelías cometidas por gobernadores o secretarios de Estado si no fuese por el periodismo de investigación. La oposición no habría llegado a romper con decenas de años de hegemonía política en los gobiernos de los estados o en el de la República de no ser por quienes, teniendo una voz en los medios independientes de México, la cedieron a los oprimidos, a los liderazgos ciudadanos o fuera de la élite revolucionaria que vivió tantos años en la esfera gubernamental mexicana. El mismo Presidente que hoy reniega del periodismo de investigación lo defendió cuando en el pasado lo tomó como bandera para denunciar a los corruptos que ocupaban el gobierno.

Por eso, hoy más que nunca, con gobiernos populistas dominando la escena mundial, con oposición u oficialismo, es importante el periodismo de investigación para romper la oscuridad de la corrupción y la impunidad, fenómenos que inhiben la democracia y la justicia.

Adela Navarro

* Periodista especializada en periodismo de investigación y directora general del semanario ZETA de Tijuana. Ha recibido el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de los Periodistas y el premio Courage in Journalism, de la International Women's Media Foundation.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Policiaca

Le hallaron psicotrópicos, en Tepeji

Manejaba una motocicleta sin equipo de protección y actitud nerviosa

Local

Asamblea autoriza más presupuesto

Se pretende atender problemas pendientes del 2021 a partidas como luminarias, ayudas sociales, el panteón y el relleno sanitario

Local

Cierran comercios por obra en río Tula

Debido a los trabajos que se realizan, aproximadamente 150 personas se quedaron sin trabajo

Política

Durazo pide que armas decomisadas al crimen se den a policías municipales

A su vez, el general Sandoval respondió que la ley impide el aprovechamiento de las armas decomisadas y habría que analizarlo

Sociedad

Reportan primer caso sospechoso de hepatitis aguda infantil en Puebla

Las muestras recabadas por la dependencia fueron enviadas para su análisis en la Ciudad de México

Justicia

Van 31 detenidos por masacre de miembros de la familia LeBarón: Sedena

El 4 de noviembre de 2019, miembros del crimen organizado asesinaron a un grupo de niños y mujeres de la comunidad mormona de la familia LeBarón

Política

AMLO arranca gira de trabajo en Cajeme, Sonora, para atender inseguridad

Sobre la delincuencia en Cajeme, Alfonso Durazo mencionó que ha podido reducir la violencia en el municipio en un 11.5%

Salud

Viruela del mono se extiende; cinco países detectan contagios en un día

No se sabe dónde se origina la viruela del mono, pero se cree que se transmite a través de pequeños roedores y ardillas de las selvas tropicales de África

Deportes

Tuzas, a aprovechar la localía en la ida

El equipo de Juan Carlos Cacho podría tomar ventaja en el primer encuentro de la serie