/ viernes 2 de febrero de 2024

Mujeres abandonan denuncias contra sus agresores por temor y posibles represalias

La Policía Violeta atiende los casos de violencia de género en Hidalgo

A pesar de que la Policía Violeta fue creada para atender la violencia de género en Hidalgo de manera continua, muy pocas veces las mujeres violentadas terminan los procesos de denuncia por temor, arrepentimiento y posibles represalias por parte de su agresor, externó Marisol González, de colectivo feminista.

Las formas de maltrato hacia las niñas, adolescentes y mujeres se manifiestan de diversas formas, sus parejas y en algunos casos hasta sus propios progenitores y familiares les controlan, chantajean, celan, prohíben e ignoran cuando algo no les parece, lo que se suma a tocamientos indebidos, caricias agresivas, golpes, pellizcos, arañazos, empujones, cachetadas que suben de nivel con abusos sexuales y mutilaciones hasta llegar al asesinato.

Sin embargo, aunque estos temas son recurrentes en Hidalgo como en todo el país, las víctimas no siempre concluyen con sus denuncias: “Estar dentro de un círculo de violencia no es fácil, menos salir de él, las mujeres temen denunciar, primero piensan que la situación va a cambiar y así pueden pasar años aguantando y cuando por fin se dan valor para denunciar, a veces se encuentran con muchos obstáculos para seguir con el proceso”, lamentó.

Los elementos policiales que atienden exclusivamente este tipo de casos recorren a diario la mayoría de los municipios del estado en sus unidades y se apoyan de las torres de pánico que cuentan con botones de auxilio y cámaras de videovigilancia para dar servicio a la ciudadanía, no obstante, la activista contó que aunque los protocolos sean buenos, depende en gran parte de la victima que los agresores paguen por su actos.

De acuerdo a la entrevistada, las mujeres son las que tienen la decisión de seguir adelante con sus denuncias, sin embargo, aclaró que tanto el personal de las dependencias y la misma sociedad también influye para que ellas desistan:

“Se encuentran con situaciones en las que el mismo circulo social o familiar las frena a continuar y en algunos casos, trabajadores del mismo Ministerio Público les dice que el proceso será largo, que necesitarán más pruebas, les hacen preguntas incomodas que las hace dejar todo y seguir con su vida, la que casi siempre soportan por terceros, llámense hijos, etcétera”, finalizó.

A pesar de que la Policía Violeta fue creada para atender la violencia de género en Hidalgo de manera continua, muy pocas veces las mujeres violentadas terminan los procesos de denuncia por temor, arrepentimiento y posibles represalias por parte de su agresor, externó Marisol González, de colectivo feminista.

Las formas de maltrato hacia las niñas, adolescentes y mujeres se manifiestan de diversas formas, sus parejas y en algunos casos hasta sus propios progenitores y familiares les controlan, chantajean, celan, prohíben e ignoran cuando algo no les parece, lo que se suma a tocamientos indebidos, caricias agresivas, golpes, pellizcos, arañazos, empujones, cachetadas que suben de nivel con abusos sexuales y mutilaciones hasta llegar al asesinato.

Sin embargo, aunque estos temas son recurrentes en Hidalgo como en todo el país, las víctimas no siempre concluyen con sus denuncias: “Estar dentro de un círculo de violencia no es fácil, menos salir de él, las mujeres temen denunciar, primero piensan que la situación va a cambiar y así pueden pasar años aguantando y cuando por fin se dan valor para denunciar, a veces se encuentran con muchos obstáculos para seguir con el proceso”, lamentó.

Los elementos policiales que atienden exclusivamente este tipo de casos recorren a diario la mayoría de los municipios del estado en sus unidades y se apoyan de las torres de pánico que cuentan con botones de auxilio y cámaras de videovigilancia para dar servicio a la ciudadanía, no obstante, la activista contó que aunque los protocolos sean buenos, depende en gran parte de la victima que los agresores paguen por su actos.

De acuerdo a la entrevistada, las mujeres son las que tienen la decisión de seguir adelante con sus denuncias, sin embargo, aclaró que tanto el personal de las dependencias y la misma sociedad también influye para que ellas desistan:

“Se encuentran con situaciones en las que el mismo circulo social o familiar las frena a continuar y en algunos casos, trabajadores del mismo Ministerio Público les dice que el proceso será largo, que necesitarán más pruebas, les hacen preguntas incomodas que las hace dejar todo y seguir con su vida, la que casi siempre soportan por terceros, llámense hijos, etcétera”, finalizó.

Policiaca

Aprehenden a mujer que raptó a bebé en Pachuca

Fue ubicada en un predio de Valle de Chalco, en el Estado de México

Local

PC Hidalgo desconoce ubicación de corralones huachicoleros 

Están bajo el resguardo de Seguridad Pública y en caso de siniestros investiga FGR

Local

Viacrucis de Acatlán, conoce fechas y horarios

La tradición del Viacrucis Viviente en Acatlán inició hace 33 años, en 1991. Desde ese entonces, se mantiene el mismo recorrido

Local

Elecciones 2024: Cuenta regresiva para funcionarios públicos

El 4 de marzo, último día para separarse de sus cargos en caso de aspirar a una diputación local

Local

Balneario de Santa Ana en Tulancingo: ¿cuánto cuesta la entrada en 2024?

Después de tres años subirá el costo a partir del próximo 1 de marzo

Local

Tiendas chinas en Tulancingo: competencia desleal, bajas ventas y temor a despidos

Con décadas en el ramo, empresarios locales coinciden en que la ola de negocios asiáticos  afectan negativamente sus ventas y la estabilidad económica municipal