/ sábado 5 de agosto de 2023

Mangata, el santuario para burros retirados en Huasca 

Este espacio ubicado en un centro turístico del Primer Pueblo Mágico de México, se vuelve poco a poco en un sitio para el descanso de burritos que fueron rescatados de trabajos forzados 

Con una labor para rescate del burro mexicano, una de las especies endémicas que hace pocos años fue declarada en peligro de extinción a causa de su rápido descenso en número de ejemplares vivos, los operadores del centro turístico Mangata en Huasca de Ocampo fundaron el primer santuario para burritos en Hidalgo.

Fundado por Fernando Soto Rocha, en este lugar actualmente viven 21 ejemplares de distintas edades y colores que fueron rescatados y sacados del mundo de explotación laboral en su contra. Aquí, los burritos (que por cierto, cada uno cuenta con nombre), se dedican únicamente a descansar, relajarse, alimentarse y convivir tranquilamente con otros de su especie.

"Se hizo una reserva de burritos, la verdad en Huasca ya no hay tantos como antes. Algunos los hemos comprado, otros los hemos rescatado (...) Nosotros no los ponemos a trabajar, son burritos libres", expresó Juan Pablo Soto, quien trabaja al interior de esta reserva cuidando, alimentando y consintiendo a los asnos. Según platica, aunque son libres de comer toda la pastura y el zacate que deseen, son amantes de las frutas como peras, naranjas, melón o papaya.

Al respecto, la titular de la Secretaría de Turismo de Hidalgo, Elizabeth Quintanar, señaló hace unas semanas que en este espacio hay burritos que fueron rescatados o comprados tras encontrarlos en labores de trabajo pesado; otros más vivían en cocheras o espacios reducidos en la Ciudad de México, pues sus anteriores dueños los tenían como mascotas en pequeños domicilios.

Explotados durante muchos años para el trabajo rural en México, además de que son catalogados como un símbolo de pereza, ignorancia y hasta pobreza, los burros pasaron de ser 1.5 millones de ejemplares en 1991, a entre 300 y 500 mil actualmente, de acuerdo con datos del sitio Investigación y Desarrollo. Son de las especies animales más inteligentes, además que entre los equinos son la mejor adaptada para tierras áridas o desérticas.

Además de tener su sentido del oído muy desarrollado, su olfato percibe aromas a 10 kilómetros de distancia y son muy resistentes pues al poder cargar hasta cuatro veces su peso, existen ejemplares que soportan hasta dos toneladas sobre su lomo.


Con una labor para rescate del burro mexicano, una de las especies endémicas que hace pocos años fue declarada en peligro de extinción a causa de su rápido descenso en número de ejemplares vivos, los operadores del centro turístico Mangata en Huasca de Ocampo fundaron el primer santuario para burritos en Hidalgo.

Fundado por Fernando Soto Rocha, en este lugar actualmente viven 21 ejemplares de distintas edades y colores que fueron rescatados y sacados del mundo de explotación laboral en su contra. Aquí, los burritos (que por cierto, cada uno cuenta con nombre), se dedican únicamente a descansar, relajarse, alimentarse y convivir tranquilamente con otros de su especie.

"Se hizo una reserva de burritos, la verdad en Huasca ya no hay tantos como antes. Algunos los hemos comprado, otros los hemos rescatado (...) Nosotros no los ponemos a trabajar, son burritos libres", expresó Juan Pablo Soto, quien trabaja al interior de esta reserva cuidando, alimentando y consintiendo a los asnos. Según platica, aunque son libres de comer toda la pastura y el zacate que deseen, son amantes de las frutas como peras, naranjas, melón o papaya.

Al respecto, la titular de la Secretaría de Turismo de Hidalgo, Elizabeth Quintanar, señaló hace unas semanas que en este espacio hay burritos que fueron rescatados o comprados tras encontrarlos en labores de trabajo pesado; otros más vivían en cocheras o espacios reducidos en la Ciudad de México, pues sus anteriores dueños los tenían como mascotas en pequeños domicilios.

Explotados durante muchos años para el trabajo rural en México, además de que son catalogados como un símbolo de pereza, ignorancia y hasta pobreza, los burros pasaron de ser 1.5 millones de ejemplares en 1991, a entre 300 y 500 mil actualmente, de acuerdo con datos del sitio Investigación y Desarrollo. Son de las especies animales más inteligentes, además que entre los equinos son la mejor adaptada para tierras áridas o desérticas.

Además de tener su sentido del oído muy desarrollado, su olfato percibe aromas a 10 kilómetros de distancia y son muy resistentes pues al poder cargar hasta cuatro veces su peso, existen ejemplares que soportan hasta dos toneladas sobre su lomo.


Policiaca

Capitán de Tuzos habría sido asaltado en Pachuca

La tarde de este sábado en una farmacia en Zona Plateada

Local

Abuso sexual en Tulancingo está en el punto más alto de la década 

Morrigan Flores, feminista tulancinguense, señaló que los encargados del sistema judicial desconocen los debidos procesos, además, faltan especialistas en posiciones clave para no revictimizar a mujeres afectadas

Local

Sequía provoca aumento en el precio de la barbacoa

Es consecuencia de dos años de estiaje que encareció forraje, costo de “borrego en pie” y hasta la barbacoa

Local

Más de 20 mil personas llegaron a los Skatex en Tulancingo

Pese al cambio repentino de sede, decenas de autobuses provenientes de otras ciudades transportaron a miles de amantes del ska y del rock en español

Local

Los “Tres Juanes” de Tulancingo: su legado en el catolicismo local 

San Juan Bautista tiene más que claro que es el santo patrono de Tulancingo. Tan es así, que puso en esta tierra a dos fieles sacerdotes que incluso llevaban su mismo nombre

Local

Alista Tulancingo 11 refugios temporales 

El inicio de la temporada de lluvias marca también acciones de prevención en este municipio