/ martes 12 de diciembre de 2023

La Virgen de Guadalupe a 280 años de ser la Patrona de Pachuca 

Aumenta cada año la devoción religiosa hacia La Morenita en la capital, afirmó el investigador José Vergara 

La virgen de Guadalupe fue declarada como la Santa Patrona de Pachuca en 1743, luego que criollos como indígenas buscaron su amparo primero para salvar sus vidas de una epidemia sanitaria que, después, desencadenó una crisis económica en la minería.

Ahí comenzó la efervescencia religiosa a la virgen que a la fecha va en aumento cada vez más, explicó el investigador del INAH en Hidalgo José Vergara Vergara durante su ponencia titulada “La Virgen de Guadalupe, patrona de Pachuca”.

Aseguró que a 280 años de ser proclamada como la patrona de Pachuca, la devoción a la virgen no solo se mantiene, sino que crece, “es algo que no ha decaído en este país, es precisamente eso, ha venido acrecentándose”.

En su intervención, manifestó que creció en un ente donde se buscaba el amparo a las necesidades presentes, “existe una gran identificación entre los habitantes de México con esta imagen religiosa que se venera cada día, pero más patente en estos días del 12 de diciembre”.

A detalle explicó durante la presentación de su investigación que la Nueva España sufrió una mortífera epidemia de Matlazáhuatl entre los años 1736 y 1739 que afectó principalmente a criollos como indígenas que al siguiente año se propagó en la Comarca Minera de Pachuca.

Tal daño sanitario generó muerte masiva que causó estragos graves en alimentos, así como también disminuyó la extracción de minerales a falta de mineros.

“El carácter providencialista de la sociedad novohispana vio en la epidemia un castigo divino y consideró que el remedio más eficaz para ponerle fin solo llegaría mediante la intercesión de otra divinidad”, indicó.

Fue entonces, señaló, que los integrantes del Cabildo de la Ciudad de México integrado principalmente por Criollos eligieron como escudo protector a la Virgen de Guadalupe.

Con el objetivo de alcanzar la sanidad a la epidemia, “se le juró Patrona de la ciudad capital el 27 de abril de 1737 en ceremonia realizada en capilla del palacio virreinal con la asistencia del arzobispo virrey Juan Antonio Vizarrón y Eguiarreta”.

Fue entonces que criollos pidieron que la virgen de Guadalupe fuera declarada patrona de otras poblaciones de la Nueva Estaña, “lo cual sucedió en Real de Minas de Pachuca el 11 de diciembre de 1743, cuando autoridades, comerciantes, mineros y vecinos decidieron jurarle a su patrona”.

No obstante, los pachuqueños no buscaron solo la protección divina contra la epidemia, sino también deseaban que protegieran la principal actividad económica, siendo la minería.

“Así quedó registrado en el acta de su juramento al señalar que: siendo este real una de las más fértiles ramas de aquel tronco mexicano imperio, siguiendo como debe los rumbos de su capital, pretende, solicita e impetra la especialidad, auxilio, protección y amparo de tan divina señora en su advocación de Guadalupe prometiendo jurarla, recibirla y servirla como único auxilio”, indicó José Vergara.

Esperanzados en un repunte de la minera, los pachuqueños novohispanos se comprometieron hacer más suntuosas las festividades del día 12 de diciembre de cada año.

Y el 4 de diciembre de 1746, los criollos novohispanos lograron que se declarara a la Virgen de Guadalupe como patrona principal del Reino de la Nueva España.


La virgen de Guadalupe fue declarada como la Santa Patrona de Pachuca en 1743, luego que criollos como indígenas buscaron su amparo primero para salvar sus vidas de una epidemia sanitaria que, después, desencadenó una crisis económica en la minería.

Ahí comenzó la efervescencia religiosa a la virgen que a la fecha va en aumento cada vez más, explicó el investigador del INAH en Hidalgo José Vergara Vergara durante su ponencia titulada “La Virgen de Guadalupe, patrona de Pachuca”.

Aseguró que a 280 años de ser proclamada como la patrona de Pachuca, la devoción a la virgen no solo se mantiene, sino que crece, “es algo que no ha decaído en este país, es precisamente eso, ha venido acrecentándose”.

En su intervención, manifestó que creció en un ente donde se buscaba el amparo a las necesidades presentes, “existe una gran identificación entre los habitantes de México con esta imagen religiosa que se venera cada día, pero más patente en estos días del 12 de diciembre”.

A detalle explicó durante la presentación de su investigación que la Nueva España sufrió una mortífera epidemia de Matlazáhuatl entre los años 1736 y 1739 que afectó principalmente a criollos como indígenas que al siguiente año se propagó en la Comarca Minera de Pachuca.

Tal daño sanitario generó muerte masiva que causó estragos graves en alimentos, así como también disminuyó la extracción de minerales a falta de mineros.

“El carácter providencialista de la sociedad novohispana vio en la epidemia un castigo divino y consideró que el remedio más eficaz para ponerle fin solo llegaría mediante la intercesión de otra divinidad”, indicó.

Fue entonces, señaló, que los integrantes del Cabildo de la Ciudad de México integrado principalmente por Criollos eligieron como escudo protector a la Virgen de Guadalupe.

Con el objetivo de alcanzar la sanidad a la epidemia, “se le juró Patrona de la ciudad capital el 27 de abril de 1737 en ceremonia realizada en capilla del palacio virreinal con la asistencia del arzobispo virrey Juan Antonio Vizarrón y Eguiarreta”.

Fue entonces que criollos pidieron que la virgen de Guadalupe fuera declarada patrona de otras poblaciones de la Nueva Estaña, “lo cual sucedió en Real de Minas de Pachuca el 11 de diciembre de 1743, cuando autoridades, comerciantes, mineros y vecinos decidieron jurarle a su patrona”.

No obstante, los pachuqueños no buscaron solo la protección divina contra la epidemia, sino también deseaban que protegieran la principal actividad económica, siendo la minería.

“Así quedó registrado en el acta de su juramento al señalar que: siendo este real una de las más fértiles ramas de aquel tronco mexicano imperio, siguiendo como debe los rumbos de su capital, pretende, solicita e impetra la especialidad, auxilio, protección y amparo de tan divina señora en su advocación de Guadalupe prometiendo jurarla, recibirla y servirla como único auxilio”, indicó José Vergara.

Esperanzados en un repunte de la minera, los pachuqueños novohispanos se comprometieron hacer más suntuosas las festividades del día 12 de diciembre de cada año.

Y el 4 de diciembre de 1746, los criollos novohispanos lograron que se declarara a la Virgen de Guadalupe como patrona principal del Reino de la Nueva España.


Local

Único paciente con Covid en la región Tulancingo es de Acaxochitlán

Autoridades sanitarias de Hidalgo precisaron que este paciente es atendido en el HGT

Local

Realizan 176 procedimientos de interrupción de embarazo en este año: Ricardo Corona

En 2023 se reportaron 344 interrupciones en la unidad médica especializada 

Local

Se triplican los negocios emprendidos por mujeres en Hidalgo

Convocó a la población sumarse al programa Emprendimiento Colectivo con una bolsa de 5 mdp

Local

Accidentados en motocicleta, los más atenidos en el HGT

Las atenciones por accidentes vehiculares, son el segundo servicio más demandado en el nosocomio de Tulancingo

Local

Se acelera la inflación en Hidalgo por servicios y alimentos: INPC

Los precios a los consumidores han seguido al alza desde diciembre