/ miércoles 24 de enero de 2024

La secundaria “Lezama” se convertirá en Escuela de Artes

Inauguradas sus actuales instalaciones en 1951, esta escuela de gran renombre y tradición habilitará un espacio para la enseñanza de distintas disciplinas artísticas

La legendaria, querida y tradicional escuela secundaria tulancinguense, la “José Ma. Lezama”, compartirá instalaciones con la que será la nueva Escuela de Artes de la ciudad, en donde según adelantó Jorge Márquez Alvarado, presidente municipal, se enseñarán diferentes disciplinas artísticas tales como actuación, danza, pintura, música, arte dramático, entre otras.

Ante medios de comunicación, el edil informó que este plantel artístico llevaría el mismo nombre que la secundaria, en honor a José María Lezama Madariaga, nacido en Tulancingo en 1869 y que tras sus estudios en la Ciudad de México fue fundador de los diarios El Liceo, La Arcadia, y La Evolución. Además de que fue periodista, también ejerció como abogado, profesión que estudió en la Escuela Nacional de Jurisprudencia y que luego le sirvió para convertirse juez de primera instancia del Distrito Tulancingo.

Lezama incursionó igualmente en las artes, pues fue un destacado orador y además poeta. Uno de sus poemas más famosos que escribió fue el de “Tulancingo”, composición que dedicó por supuesto a su ciudad natal, llamándola como otro de sus motes, “Sultana del Valle”, del cual compartimos un fragmento:

Sultana del valle, vestal que velando

extiendes tu mano en verde tapiz,

ornada de flores te ves reclinando

en roja colina tu hermosa cerviz.

Sultana, tus hijos su sangre ofrendaron

en lides heroicas, con toda lealtad;

su suerte, sus vidas y su alma inmolaron

en el ara santa de la libertad.

Sultana, soy tu hijo que fiel reverente,

formé con amores mi plácido hogar;

y espero en tus brazos recline mi frente

cansada en la brega de tanto luchar.”

En 1941, seis años antes de dejar este plano, fundó la escuela que hasta el día de hoy lleva su nombre, y se designó como director al doctor Ernesto Chanes; sin embargo, varios tulancinguenses guardan mayor número de anécdotas con el profesor Adalberto Garrido, que encabezó los destinos de la secundaria desde 1972 hasta 1991. Cuando se fundó la Escuela Preparatoria Número 2 de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en 1965, el edificio de la secundaria actual alojó por un tiempo al bachillerato, hasta que se construyeron las instalaciones donde se mantiene hasta nuestros días, en la carretera Tulancingo-Santiago.

En años recientes, una parte de “la Lezama” la usó la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), sin embargo, es precisamente esta sección del edificio la que próximamente alojará la Escuela de Artes de Tulancingo.


La legendaria, querida y tradicional escuela secundaria tulancinguense, la “José Ma. Lezama”, compartirá instalaciones con la que será la nueva Escuela de Artes de la ciudad, en donde según adelantó Jorge Márquez Alvarado, presidente municipal, se enseñarán diferentes disciplinas artísticas tales como actuación, danza, pintura, música, arte dramático, entre otras.

Ante medios de comunicación, el edil informó que este plantel artístico llevaría el mismo nombre que la secundaria, en honor a José María Lezama Madariaga, nacido en Tulancingo en 1869 y que tras sus estudios en la Ciudad de México fue fundador de los diarios El Liceo, La Arcadia, y La Evolución. Además de que fue periodista, también ejerció como abogado, profesión que estudió en la Escuela Nacional de Jurisprudencia y que luego le sirvió para convertirse juez de primera instancia del Distrito Tulancingo.

Lezama incursionó igualmente en las artes, pues fue un destacado orador y además poeta. Uno de sus poemas más famosos que escribió fue el de “Tulancingo”, composición que dedicó por supuesto a su ciudad natal, llamándola como otro de sus motes, “Sultana del Valle”, del cual compartimos un fragmento:

Sultana del valle, vestal que velando

extiendes tu mano en verde tapiz,

ornada de flores te ves reclinando

en roja colina tu hermosa cerviz.

Sultana, tus hijos su sangre ofrendaron

en lides heroicas, con toda lealtad;

su suerte, sus vidas y su alma inmolaron

en el ara santa de la libertad.

Sultana, soy tu hijo que fiel reverente,

formé con amores mi plácido hogar;

y espero en tus brazos recline mi frente

cansada en la brega de tanto luchar.”

En 1941, seis años antes de dejar este plano, fundó la escuela que hasta el día de hoy lleva su nombre, y se designó como director al doctor Ernesto Chanes; sin embargo, varios tulancinguenses guardan mayor número de anécdotas con el profesor Adalberto Garrido, que encabezó los destinos de la secundaria desde 1972 hasta 1991. Cuando se fundó la Escuela Preparatoria Número 2 de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en 1965, el edificio de la secundaria actual alojó por un tiempo al bachillerato, hasta que se construyeron las instalaciones donde se mantiene hasta nuestros días, en la carretera Tulancingo-Santiago.

En años recientes, una parte de “la Lezama” la usó la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), sin embargo, es precisamente esta sección del edificio la que próximamente alojará la Escuela de Artes de Tulancingo.


Policiaca

Cateos por piratería en centro Tulancingo

Los negocios fueron cerrados, hay sanciones que se pagan hasta con cárcel

Local

Encabeza Acaxochitlán índice de embarazo adolescente

Este tema, se ha convertido en un problema de salud pública que vuelve más grandes las brechas sociales y de género

Local

Historia de una migrante: Diez días en el desierto por el "sueño americano"

Ahora su madre, “Doña Guadencia” es la responsable de la crianza de su hijo Alfons de solo seis años de edad. Las separaciones familiares son muchas veces necesarias por una vida mejor

Local

Fe religiosa y el esoterismo, entrelazados en Tulancingo 

Pese a que “la Ciudad de los Satélites” es una de las regiones más profundamente católicas de la entidad al ser sede de la Arquidiócesis, prevalece otro sistema de creencias que, a voz de comerciantes, “va al alza”

Local

Iglesia de la Merced, ícono arquitectónico de Tulancingo

Comenzó su construcción en 1892 gracias al presbítero José Antonio María Agüero pero luego de su muerte, quedó inconclusa desde 1922

Local

Historia de Eleazar: El ferrocarrilero que vivió 29 años sobre los rieles

Se encargaba de mantener en perfectas condiciones el tránsito del transporte ferroviario