/ jueves 27 de julio de 2023

Hueytlalpan festeja 201 años de culto a Santa Ana 

La localidad indígena de Tulancingo fue anfitriona de una fiesta patronal con bastante colorido, aroma floral y la característica hospitalidad que los identifica. Su iglesia cumplió más de dos siglos de existencia. 

Este miércoles se cumplieron 201 años de la existencia de la iglesia de Santa Ana en la localidad tulancinguense que lleva su nombre, comunidad indígena ubicada en los límites con Acaxochitlán. Cientos de personas, muchos de ellos portando ropa de manta o prendas bordadas cuidadosamente con las técnicas propias de esta demarcación, asistieron a la misa solemne del día feriado.

Un imponente arco floral que se construyó justo donde reposan las letras panorámicas de Santa Ana Hueytlalpan, es lo que recibió a visitantes y fieles desde el pasado 11 de julio, día en que comenzaron las distintas procesiones por el magno evento. También se elaboró un tapete de aserrín como los que se acostumbra en comunidades adyacentes de Acaxochitlán. Pese al clima nublado, la fiesta tenía un colorido particular gracias a la gran cantidad de flores que se veían por todos lados, además del confeti que felizmente arrojaban los fieles cuando llegó la imagen de Santa Ana al templo.

Durante la misa, a la cual por cierto se presentaron al menos 200 personas en su mayoría adultos mayores indígenas, el sacerdote recordó que Santa Ana es reconocida como la madre de María, la Virgen madre de Jesús, por lo que se refirió al culto tulancinguense como uno de los más importantes de la región por estar bajo resguardo de esta importante imagen. También hizo hincapié que la idea de los festejos patronales es adorar lo que representan las imágenes, no tanto así a los objetos físicos como estampitas, figuras, cuadros, entre otras.

Con plena alegría y bajo un aroma a madera e incienso, también de copal que no sólo acentuaba la fragancia floral, el párroco agradeció a la comunidad y a Dios por permitirle al pueblo de Santa Ana mantenerse vigente por ya más de dos siglos, toda vez que el año pasado y aún bajo la incertidumbre de la pandemia se conmemoró el bicentenario de la misma.

Con una población de más de 5 mil 200 habitantes, este pueblo se ubica al noroeste de Tulancingo y es también conocido por albergar uno de los balnearios de agua termal más famosos del municipio. Aquí la congregación religiosa se fundó en 1602, por mandato del Conde de Monterrey, el virrey Martín López de Gaona, a poco más de cumplirse 80 años de la Conquista de Tenochtitlan.

Aunque en un principio la iglesia se encontraba a un costado del panteón regional, que tenía su sede en donde hoy es el jardín central, hace aproximadamente 81 años iniciaron trabajos para darle su actual aspecto, proyecto que consolidaron gracias al trabajo de campesinos quienes acarreaban piedras del cerro y las llevaban hasta la iglesia en burro, según cuentan lugareños.

Este miércoles se cumplieron 201 años de la existencia de la iglesia de Santa Ana en la localidad tulancinguense que lleva su nombre, comunidad indígena ubicada en los límites con Acaxochitlán. Cientos de personas, muchos de ellos portando ropa de manta o prendas bordadas cuidadosamente con las técnicas propias de esta demarcación, asistieron a la misa solemne del día feriado.

Un imponente arco floral que se construyó justo donde reposan las letras panorámicas de Santa Ana Hueytlalpan, es lo que recibió a visitantes y fieles desde el pasado 11 de julio, día en que comenzaron las distintas procesiones por el magno evento. También se elaboró un tapete de aserrín como los que se acostumbra en comunidades adyacentes de Acaxochitlán. Pese al clima nublado, la fiesta tenía un colorido particular gracias a la gran cantidad de flores que se veían por todos lados, además del confeti que felizmente arrojaban los fieles cuando llegó la imagen de Santa Ana al templo.

Durante la misa, a la cual por cierto se presentaron al menos 200 personas en su mayoría adultos mayores indígenas, el sacerdote recordó que Santa Ana es reconocida como la madre de María, la Virgen madre de Jesús, por lo que se refirió al culto tulancinguense como uno de los más importantes de la región por estar bajo resguardo de esta importante imagen. También hizo hincapié que la idea de los festejos patronales es adorar lo que representan las imágenes, no tanto así a los objetos físicos como estampitas, figuras, cuadros, entre otras.

Con plena alegría y bajo un aroma a madera e incienso, también de copal que no sólo acentuaba la fragancia floral, el párroco agradeció a la comunidad y a Dios por permitirle al pueblo de Santa Ana mantenerse vigente por ya más de dos siglos, toda vez que el año pasado y aún bajo la incertidumbre de la pandemia se conmemoró el bicentenario de la misma.

Con una población de más de 5 mil 200 habitantes, este pueblo se ubica al noroeste de Tulancingo y es también conocido por albergar uno de los balnearios de agua termal más famosos del municipio. Aquí la congregación religiosa se fundó en 1602, por mandato del Conde de Monterrey, el virrey Martín López de Gaona, a poco más de cumplirse 80 años de la Conquista de Tenochtitlan.

Aunque en un principio la iglesia se encontraba a un costado del panteón regional, que tenía su sede en donde hoy es el jardín central, hace aproximadamente 81 años iniciaron trabajos para darle su actual aspecto, proyecto que consolidaron gracias al trabajo de campesinos quienes acarreaban piedras del cerro y las llevaban hasta la iglesia en burro, según cuentan lugareños.

Policiaca

Hallan muerto a un anciano extraviado en Tepehuacán

Estaba colgado de un árbol y su cuerpo ya entraba en la etapa de la descomposición

Local

Abuso sexual en Tulancingo está en el punto más alto de la década 

Morrigan Flores, feminista tulancinguense, señaló que los encargados del sistema judicial desconocen los debidos procesos, además, faltan especialistas en posiciones clave para no revictimizar a mujeres afectadas

Local

Sequía provoca aumento en el precio de la barbacoa

Es consecuencia de dos años de estiaje que encareció forraje, costo de “borrego en pie” y hasta la barbacoa

Local

Más de 20 mil personas llegaron a los Skatex en Tulancingo

Pese al cambio repentino de sede, decenas de autobuses provenientes de otras ciudades transportaron a miles de amantes del ska y del rock en español

Local

Los “Tres Juanes” de Tulancingo: su legado en el catolicismo local 

San Juan Bautista tiene más que claro que es el santo patrono de Tulancingo. Tan es así, que puso en esta tierra a dos fieles sacerdotes que incluso llevaban su mismo nombre

Local

Alista Tulancingo 11 refugios temporales 

El inicio de la temporada de lluvias marca también acciones de prevención en este municipio