/ miércoles 14 de febrero de 2024

Huehuetla: Carnaval culminará con la ceremonia ritual "Danza del Fuego"

Las actividades se reanudarán el próximo domingo 18 y finalizarán el 21 de febrero

Concluyó la primera parte del Carnaval de Huehuetla, el cual se reanudará el próximo domingo 18 al miércoles 21 de febrero para finalizar con la ceremonia ritual de la Danza del Fuego.

De acuerdo con Palemón Alberto Flores Aparicio, promotor cultural indígena, la festividad del carnaval se rige por el calendario litúrgico católico de la Semana Santa, por lo tanto, la primera semana se celebra cuatro días antes del Miércoles de Ceniza y la segunda parte, a partir del siguiente domingo hasta el miércoles, cuando se ejecuta la danza, el último día de la octava del carnaval.

Simbolismo y tradición de la Danza del Fuego

Compartió que la Danza del Fuego simboliza la purificación del cuerpo y la mente del ser humano, en su constante lucha entre el bien y el mal, para iniciar un nuevo ciclo de vida.

"Se celebra la purificación del espíritu, después de las dos etapas de la fiesta de cuatro días del carnaval. A través de un acto de invocación del espíritu Don Francisco Guajolote, para que ayude a los danzantes a ejecutar bien esta danza, mediante una ceremonia tradicional que se escenifica sobre un altar de fuego", compartió.

"La Danza del Fuego está considerada como una danza ritual que solo se vive en la cabecera municipal de Huehuetla y la única en su tipo en el estado", destacó.

Dijo que el fuego es una fuerza sagrada, que tiene el poder de quemar todo lo negativo transformarlo en energía positiva para ayudar a proteger a las personas de los espíritus malignos.

"Se cree que un deidad nefasta o señor del mal, anda suelto y desata su maldad en el último día de la octava del carnaval, que es cuando las fuerzas del mal se hacen presentes", contó.

Informó que al generarse las llamas de fuego los danzantes, los indios bárbaros, sin salirse de la línea del sendero van saltando y acelerando su velocidad para brincar sobre la lumbre sin mostrar miedo.

"Se tiene la creencia que invocan a los ancestros, para buscar su protección y la guía, para que tengan esa seguridad frente a los retos que se pueden presentar por esa fuerzas del mal. Brincan con los pies descalzos para que el mal no pueda entrar y no cause daños", refirió.

Otra de las figuras relevantes, dijo que son los Comanches, que son los espíritus guardianes que vigilan el altar de fuego que representan el equilibrio entre el orden y el caos.

"Saltando, girando y danzando, porque tienen el poder de proteger de los espíritus malignos, así es como culmina la danza, que la muerte es vencida y quemada para preservar la armonía del pueblo Tepehua", finalizó.

Concluyó la primera parte del Carnaval de Huehuetla, el cual se reanudará el próximo domingo 18 al miércoles 21 de febrero para finalizar con la ceremonia ritual de la Danza del Fuego.

De acuerdo con Palemón Alberto Flores Aparicio, promotor cultural indígena, la festividad del carnaval se rige por el calendario litúrgico católico de la Semana Santa, por lo tanto, la primera semana se celebra cuatro días antes del Miércoles de Ceniza y la segunda parte, a partir del siguiente domingo hasta el miércoles, cuando se ejecuta la danza, el último día de la octava del carnaval.

Simbolismo y tradición de la Danza del Fuego

Compartió que la Danza del Fuego simboliza la purificación del cuerpo y la mente del ser humano, en su constante lucha entre el bien y el mal, para iniciar un nuevo ciclo de vida.

"Se celebra la purificación del espíritu, después de las dos etapas de la fiesta de cuatro días del carnaval. A través de un acto de invocación del espíritu Don Francisco Guajolote, para que ayude a los danzantes a ejecutar bien esta danza, mediante una ceremonia tradicional que se escenifica sobre un altar de fuego", compartió.

"La Danza del Fuego está considerada como una danza ritual que solo se vive en la cabecera municipal de Huehuetla y la única en su tipo en el estado", destacó.

Dijo que el fuego es una fuerza sagrada, que tiene el poder de quemar todo lo negativo transformarlo en energía positiva para ayudar a proteger a las personas de los espíritus malignos.

"Se cree que un deidad nefasta o señor del mal, anda suelto y desata su maldad en el último día de la octava del carnaval, que es cuando las fuerzas del mal se hacen presentes", contó.

Informó que al generarse las llamas de fuego los danzantes, los indios bárbaros, sin salirse de la línea del sendero van saltando y acelerando su velocidad para brincar sobre la lumbre sin mostrar miedo.

"Se tiene la creencia que invocan a los ancestros, para buscar su protección y la guía, para que tengan esa seguridad frente a los retos que se pueden presentar por esa fuerzas del mal. Brincan con los pies descalzos para que el mal no pueda entrar y no cause daños", refirió.

Otra de las figuras relevantes, dijo que son los Comanches, que son los espíritus guardianes que vigilan el altar de fuego que representan el equilibrio entre el orden y el caos.

"Saltando, girando y danzando, porque tienen el poder de proteger de los espíritus malignos, así es como culmina la danza, que la muerte es vencida y quemada para preservar la armonía del pueblo Tepehua", finalizó.

Policiaca

Mineral de la Reforma: muere una mujer tras riña

El presunto responsable sería su pareja, también resultó lesionado

Local

Huautla: Por falta de obra, retienen a funcionarios de la alcaldía

Fueron llevados a la galera de este centro poblacional

Local

Tenango de Doria: Cierran clínica en San Nicolás; llevan tres años sin médico

Con un cierre de puertas en protesta, exigieron a las autoridades de Salud designar personal para atender en la unidad

Doble Vía

Día Cero: qué ciudad será la primera en quedarse sin agua según la UNAM

La escasez del agua cada vez es más notable en el estado, el país y en el mundo

Local

Ramo ganadero peligra por sequía y alto costo del forraje

La falta de lluvias ha provocado pérdidas para el sector en el Valle de Tulancingo