/ sábado 10 de febrero de 2024

Huasca de Ocampo, un tesoro turístico en México

Dentro del primer pueblo mágico del país existen diferentes puntos turísticos, la mayoría de estos son cien por ciento naturales 

Huasca de Ocampo, además de ser hogar de los impresionantes Prismas Basálticos, ofrece una amplia gama de destinos turísticos para todos los gustos, desde la emoción de la aventura hasta la serenidad total. Este pueblo, el primero en ser designado como Pueblo Mágico en México, es reconocido como uno de los más hermosos del país, con sus pintorescos paisajes, su deliciosa comida casera y su rica mezcla de magia, cultura y tradiciones que atraen a visitantes de todas partes.

Los Prismas Basálticos, una de las 13 maravillas de México, son una asombrosa formación de columnas geométricas de basalto situadas a los pies de una barranca bañada por las aguas de la presa San Antonio, ofreciendo un espectáculo natural impresionante.

La Hacienda de San Miguel Regla, una construcción milenaria ubicada en el fondo de una profunda barranca, se asemeja a una fortaleza medieval y transporta a los visitantes a tiempos pasados de señores feudales con su arquitectura y ambiente histórico.

El Museo de los Duendes es otro lugar único en Huasca de Ocampo, donde se dice que en sus vastos bosques habitan los pequeños seres mitológicos, ofreciendo una experiencia misteriosa y fascinante.

La Hacienda de San Juan Hueyapan, una de las primeras haciendas agrícolas y ganaderas del país, construida en 1535 por Diego de Paz, sobrino de Hernán Cortés, es un testimonio vivo de la historia colonial de la región.

El Parque Ecoturístico Bosque de las Truchas permite a los visitantes pescar su propia comida en sus cuerpos de agua y disfrutar de la belleza natural de sus bosques, ofreciendo una experiencia única en contacto con la naturaleza.

La Barranca de Aguacatitla, parte de la Reserva de la Biósfera Barranca de Metztitlán, ofrece paisajes impresionantes con columnas basálticas y el paso del río de Regla o Coacoyunga, atrayendo a los amantes de la naturaleza y el ecoturismo.

En cuanto al turismo religioso, la iglesia de San Juan Bautista, patrón del municipio, es un punto de referencia importante, con su interior decorado con elementos de madera tallada y estofada, y destacando cuadros que datan del año 1531.

El Huariche, un hermoso bosque con cabañas equipadas y un mirador con vistas panorámicas del valle y la barranca de los Prismas Basálticos, ofrece un escape tranquilo y pintoresco.

Finalmente, cerca de esta zona se encuentra la Peña del Aire, donde una enorme roca de basalto parece flotar en el aire, creando un efecto visual impactante junto a la profunda barranca que se extiende a su lado.


Huasca de Ocampo, además de ser hogar de los impresionantes Prismas Basálticos, ofrece una amplia gama de destinos turísticos para todos los gustos, desde la emoción de la aventura hasta la serenidad total. Este pueblo, el primero en ser designado como Pueblo Mágico en México, es reconocido como uno de los más hermosos del país, con sus pintorescos paisajes, su deliciosa comida casera y su rica mezcla de magia, cultura y tradiciones que atraen a visitantes de todas partes.

Los Prismas Basálticos, una de las 13 maravillas de México, son una asombrosa formación de columnas geométricas de basalto situadas a los pies de una barranca bañada por las aguas de la presa San Antonio, ofreciendo un espectáculo natural impresionante.

La Hacienda de San Miguel Regla, una construcción milenaria ubicada en el fondo de una profunda barranca, se asemeja a una fortaleza medieval y transporta a los visitantes a tiempos pasados de señores feudales con su arquitectura y ambiente histórico.

El Museo de los Duendes es otro lugar único en Huasca de Ocampo, donde se dice que en sus vastos bosques habitan los pequeños seres mitológicos, ofreciendo una experiencia misteriosa y fascinante.

La Hacienda de San Juan Hueyapan, una de las primeras haciendas agrícolas y ganaderas del país, construida en 1535 por Diego de Paz, sobrino de Hernán Cortés, es un testimonio vivo de la historia colonial de la región.

El Parque Ecoturístico Bosque de las Truchas permite a los visitantes pescar su propia comida en sus cuerpos de agua y disfrutar de la belleza natural de sus bosques, ofreciendo una experiencia única en contacto con la naturaleza.

La Barranca de Aguacatitla, parte de la Reserva de la Biósfera Barranca de Metztitlán, ofrece paisajes impresionantes con columnas basálticas y el paso del río de Regla o Coacoyunga, atrayendo a los amantes de la naturaleza y el ecoturismo.

En cuanto al turismo religioso, la iglesia de San Juan Bautista, patrón del municipio, es un punto de referencia importante, con su interior decorado con elementos de madera tallada y estofada, y destacando cuadros que datan del año 1531.

El Huariche, un hermoso bosque con cabañas equipadas y un mirador con vistas panorámicas del valle y la barranca de los Prismas Basálticos, ofrece un escape tranquilo y pintoresco.

Finalmente, cerca de esta zona se encuentra la Peña del Aire, donde una enorme roca de basalto parece flotar en el aire, creando un efecto visual impactante junto a la profunda barranca que se extiende a su lado.


Policiaca

Mineral de la Reforma: muere una mujer tras riña

El presunto responsable sería su pareja, también resultó lesionado

Local

Huautla: Por falta de obra, retienen a funcionarios de la alcaldía

Fueron llevados a la galera de este centro poblacional

Local

Tenango de Doria: Cierran clínica en San Nicolás; llevan tres años sin médico

Con un cierre de puertas en protesta, exigieron a las autoridades de Salud designar personal para atender en la unidad

Doble Vía

Día Cero: qué ciudad será la primera en quedarse sin agua según la UNAM

La escasez del agua cada vez es más notable en el estado, el país y en el mundo

Local

Ramo ganadero peligra por sequía y alto costo del forraje

La falta de lluvias ha provocado pérdidas para el sector en el Valle de Tulancingo