/ viernes 9 de junio de 2023

Fieles viven solemne Jueves de Corpus Christi, en Tulancingo

El Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús albergó a más de 500 personas de diferentes parroquias y municipios 

Un intenso fervor religioso cubrió al Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús en la colonia Vicente Guerrero de Tulancingo, pues la tarde del jueves acudieron a este recinto más de 500 personas provenientes de diferentes parroquias así como los integrantes de la Adoración Nocturna, para la Solemnidad de Corpus Christi. Y es que dicho templo fue sede de la celebración más importante del día en la Arquidiócesis, pues de acuerdo con la tradición, se emprendió la procesión con el Santísimo al término de la ceremonia.

Doce sacerdotes de diferentes iglesias, así como seminaristas, encabezaron el ritual religioso para recordar la importancia de alimentar nuestro cuerpo con "sustancia viva", haciendo referencia al cuerpo consagrado de Cristo. Igualmente refrendaron que Corpus Christi es el día en que se rinde culto y adoración a la representación del hijo de Dios en la hostia consagrada y el vino, por lo que exhortaron a no dejar de lado el mandamiento de la Eucaristía.

Al término de la celebración y dirigida por los miembros de la Adoración Nocturna, avanzó el contingente de fieles con dirección a la Catedral Metropolitana, seguido de una cuadrilla conformada por sacerdotes y seminaristas. A paso lento y mientras entonaban múltiples cánticos y alabanzas para Cristo Rey, bajaron desde la colonia Vicente Guerrero y sobre algunas calles de la Colonia Guadalupe.

En el trayecto, pudo verse a locatarios y vecinos asomarse o hasta hincarse ante el paso del Santísimo Sacramento. Hubo quienes además se sumaron a la procesión, pues los ríos de gente abarcaron al menos tres cuadras, que aproximadamente equivalen a al menos 700 personas. Dicho bloque se extendió por las calles céntricas de Juárez, donde hubo paradas en las iglesias de la Villita y la Merced; también se movieron sobre Bravo y luego por Independencia.

La parada final fue en la Catedral Metropolitana de Tulancingo, donde ya aguardaba otro cúmulo de fieles para la misa de las nueve de la noche. Cabe mencionar que luego de la pandemia, este es el primer año en que se retoma la tradicional procesión de Corpus Christi en la ciudad sede de la Arquidiócesis, aunque derivado de su agenda de trabajo, el arzobispo Domingo Díaz Martínez no pudo estar presente.


Un intenso fervor religioso cubrió al Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús en la colonia Vicente Guerrero de Tulancingo, pues la tarde del jueves acudieron a este recinto más de 500 personas provenientes de diferentes parroquias así como los integrantes de la Adoración Nocturna, para la Solemnidad de Corpus Christi. Y es que dicho templo fue sede de la celebración más importante del día en la Arquidiócesis, pues de acuerdo con la tradición, se emprendió la procesión con el Santísimo al término de la ceremonia.

Doce sacerdotes de diferentes iglesias, así como seminaristas, encabezaron el ritual religioso para recordar la importancia de alimentar nuestro cuerpo con "sustancia viva", haciendo referencia al cuerpo consagrado de Cristo. Igualmente refrendaron que Corpus Christi es el día en que se rinde culto y adoración a la representación del hijo de Dios en la hostia consagrada y el vino, por lo que exhortaron a no dejar de lado el mandamiento de la Eucaristía.

Al término de la celebración y dirigida por los miembros de la Adoración Nocturna, avanzó el contingente de fieles con dirección a la Catedral Metropolitana, seguido de una cuadrilla conformada por sacerdotes y seminaristas. A paso lento y mientras entonaban múltiples cánticos y alabanzas para Cristo Rey, bajaron desde la colonia Vicente Guerrero y sobre algunas calles de la Colonia Guadalupe.

En el trayecto, pudo verse a locatarios y vecinos asomarse o hasta hincarse ante el paso del Santísimo Sacramento. Hubo quienes además se sumaron a la procesión, pues los ríos de gente abarcaron al menos tres cuadras, que aproximadamente equivalen a al menos 700 personas. Dicho bloque se extendió por las calles céntricas de Juárez, donde hubo paradas en las iglesias de la Villita y la Merced; también se movieron sobre Bravo y luego por Independencia.

La parada final fue en la Catedral Metropolitana de Tulancingo, donde ya aguardaba otro cúmulo de fieles para la misa de las nueve de la noche. Cabe mencionar que luego de la pandemia, este es el primer año en que se retoma la tradicional procesión de Corpus Christi en la ciudad sede de la Arquidiócesis, aunque derivado de su agenda de trabajo, el arzobispo Domingo Díaz Martínez no pudo estar presente.


Policiaca

San Salvador: Muere mujer en accidente sobre la México-Laredo

Otro joven resultó severamente herido y fue hospitalizado

Policiaca

Clausuran gasera apócrifa en Singuilucan

La intervención de la policía estatal derivó de reportes anónimos que advertían del almacén con venta de combustible

Local

Desaparecidos en Tulancingo: Buscan a Diego Omar desde hace más de un mes

El Valle de Tulancingo alcanzó los 55 reportes por personas no localizadas en lo que va del 2024

Local

Persiste el desabasto de agua en Cuautepec 

Este problema es consecuencia de la falta de lluvias que a su vez impide la recarga de los cuerpos de agua 

Local

Así estará el calor. Clima para el finde del 24 al 26 de mayo en Hidalgo

Se prevén lluvias muy fuertes y temperaturas superiores a los 40 °C en diferentes zonas del estado