/ miércoles 29 de junio de 2022

El ajolote como mascota no es fácil de mantener

Tiene una vida de 20 años y crece hasta 40 centímetros, dijo Néstor García, criador

Tener un ajolote como mascota implica tenerlo en agua a una temperatura no mayor de 15 grados centígrados, sin metales pesados, sin cloro y bien oxigenada, para garantizar una vida de 15 a 20 años y un crecimiento máximo de 40 centímetros, explicó Néstor Luis García Ángeles, dueño del único ajolotario en Hidalgo y que cuenta con registro en la Secretaría del medio ambiente y recursos naturales federal.

Por sus propiedades regenerativas de extremidades, así como tejidos pulmonar, de ojos, médula espinal, corazón y cerebro, es usado en la santería, dijo, quien lleva siete años criando esta especie de anfibio, del que en México se identifican 17 variedades y en el Continente hay 32 conocidas.

El ajolote original es negro, pero también los hay rosas, grises, amarillos, y son de hábitos nocturnos de ahí que en su ajolotario ubicado en la colonia Morelos de Pachuca, sea difícil observarlos ya que se esconden entre las plantas que tienen dentro de las peceras y tinas, donde alberga dos mil entre crías (que vende) y adultos.

Citó que en el Altiplano, en Apan, es un lugar con un ecosistema semidesértico y hay presencia de ellos, pero también existen en climas boscosos, ríos y lagunas, nacen a partir de un huevo luego de que macho y hembra tienen una “danza de apareamiento”, acto seguido el ajolote deposita en un saco espermatóforo en forma de cono sus espermas y la ajolote los absorbe, para luego eclosionar a los quince días.

Una hembra puede tener de 500 a mil huevos, pero no todos madurarán, advirtió, quien destacó que su ajolotario sirve para mitigar el tráfico ilegal de la especie que puede ser comercializada entre los 3,500 y cinco mil pesos, pero que si no se le tienen los cuidados necesarios, no sobrevivirá.

Un ajolote de 40 centímetros requiere de una pecera con capacidad para 60 litros, si son dos será una más grande, y cambiarlo cada tercer día, si es un consumo considerable comentó.

Se alimentan de lombriz acuática “tubifex”, que el criadero más cercano está en Cuernavaca, Morelos, donde lo compra a 550 pesos el kilo, con 10 a la semana mantiene a sus dos mil del ajolotario, también comen trozos de filete de Tilapia, croquetas especiales para peces, lombriz californiana roja, acociles, caracoles acuáticos, larvas de libélula y de mosquito rojo (maromero).

No es sencillo tenerlos de mascota, recalcó, por eso cuando llega a vender una cría, se asegura que quien lo posea lo va cuidar entregándoles un manual de manejo y “siempre les damos seguimiento, estamos al pendiente y regañamos a la gente si no hace caso”.

También te puede interesar: Reglamento de Santiago Tulantepec brindará trato digno a animales

Si quieres criar uno o una, los sábados hay visitas guiadas en su ajolotario Miquiztli Xolotl, para que aprendas mucho sobre ellos, que en la mitología azteca el ajolote (del náhuatl: atl, «agua» y xolotl, «monstruo»; monstruo acuático), es la advocación acuática del dios Xólotl, hermano gemelo de Quetzalcóatl y monstruoso a causa del nacimiento gemelar.

Tener un ajolote como mascota implica tenerlo en agua a una temperatura no mayor de 15 grados centígrados, sin metales pesados, sin cloro y bien oxigenada, para garantizar una vida de 15 a 20 años y un crecimiento máximo de 40 centímetros, explicó Néstor Luis García Ángeles, dueño del único ajolotario en Hidalgo y que cuenta con registro en la Secretaría del medio ambiente y recursos naturales federal.

Por sus propiedades regenerativas de extremidades, así como tejidos pulmonar, de ojos, médula espinal, corazón y cerebro, es usado en la santería, dijo, quien lleva siete años criando esta especie de anfibio, del que en México se identifican 17 variedades y en el Continente hay 32 conocidas.

El ajolote original es negro, pero también los hay rosas, grises, amarillos, y son de hábitos nocturnos de ahí que en su ajolotario ubicado en la colonia Morelos de Pachuca, sea difícil observarlos ya que se esconden entre las plantas que tienen dentro de las peceras y tinas, donde alberga dos mil entre crías (que vende) y adultos.

Citó que en el Altiplano, en Apan, es un lugar con un ecosistema semidesértico y hay presencia de ellos, pero también existen en climas boscosos, ríos y lagunas, nacen a partir de un huevo luego de que macho y hembra tienen una “danza de apareamiento”, acto seguido el ajolote deposita en un saco espermatóforo en forma de cono sus espermas y la ajolote los absorbe, para luego eclosionar a los quince días.

Una hembra puede tener de 500 a mil huevos, pero no todos madurarán, advirtió, quien destacó que su ajolotario sirve para mitigar el tráfico ilegal de la especie que puede ser comercializada entre los 3,500 y cinco mil pesos, pero que si no se le tienen los cuidados necesarios, no sobrevivirá.

Un ajolote de 40 centímetros requiere de una pecera con capacidad para 60 litros, si son dos será una más grande, y cambiarlo cada tercer día, si es un consumo considerable comentó.

Se alimentan de lombriz acuática “tubifex”, que el criadero más cercano está en Cuernavaca, Morelos, donde lo compra a 550 pesos el kilo, con 10 a la semana mantiene a sus dos mil del ajolotario, también comen trozos de filete de Tilapia, croquetas especiales para peces, lombriz californiana roja, acociles, caracoles acuáticos, larvas de libélula y de mosquito rojo (maromero).

No es sencillo tenerlos de mascota, recalcó, por eso cuando llega a vender una cría, se asegura que quien lo posea lo va cuidar entregándoles un manual de manejo y “siempre les damos seguimiento, estamos al pendiente y regañamos a la gente si no hace caso”.

También te puede interesar: Reglamento de Santiago Tulantepec brindará trato digno a animales

Si quieres criar uno o una, los sábados hay visitas guiadas en su ajolotario Miquiztli Xolotl, para que aprendas mucho sobre ellos, que en la mitología azteca el ajolote (del náhuatl: atl, «agua» y xolotl, «monstruo»; monstruo acuático), es la advocación acuática del dios Xólotl, hermano gemelo de Quetzalcóatl y monstruoso a causa del nacimiento gemelar.

Policiaca

Tulancingo: Fuerte accidente en Bajada de San José deja un muerto

Dos más resultaron lesionadas tras el incidente que involucró seis vehículos

Local

Los Santos cuidan el campo en Cuautepec

El más venerado es San Isidro Labrador, santo patrono de los agricultores y protector de las cosechas

Local

Turismo extremo en Hidalgo: Cinco lugares para practicar gotcha, rappel o escalar

Mineral del Chico, Cardonal y Huasca lugares para practicar deporte extremo

Local

¿Las has probado? 4 Comidas más exóticas en Hidalgo

La diversidad de platillos puede satisfacer cualquier paladar.

Deportes

El día que el Valle de Tulancingo se enfrentó a Corea

Los asiáticos tuvieron un encuentro de preparación, previo al mundial de México 1986