/ martes 5 de septiembre de 2023

Cris, el tulancinguense que nada con cocodrilos 

“Panchito” es un cocodrilo que vive en un cenote en Tulum y disfruta de habitar en su zona 

Cristian Montiel es un joven tulancinguense que, a sus 28 años, ha nadado algunas veces con cocodrilos en su busca por entender y conocer la vida de estos grandes reptiles semiacuáticos. Narró en exclusiva para El Sol de Tulancingo cómo fue esa gran experiencia.

“Yo llevo viviendo 4 años en Tulum, ahí hay cerca de mil 500 cenotes y en los cenotes hay manglares y en los manglares hay cocodrilos y fauna poco común”, explicó.

“Cris”, cómo es llamado por las personas cercanas a él, narró que el cenote donde nadó con estos exóticos animales se llama Casa Manatí y se encuentra cerca de la zona de Akumal, en este espacio de aguas cristalinas habitan dos cocodrilos, uno de ellos se llama Panchito.

“Tiene una profundidad de 20 metros, pero es largo, algo así como un río. Obvio el cocodrilo no te ataca ni hace nada, solo debes de respetar porque tu eres quien entra en su casa”, puntualizó.

Recordó que la primera vez que fue a Casa Manatí no lo vió , porque Panchito se había metido al manglar y pues -está en su casa él hace lo que quiere-.

Agregó que lejos de tener miedo, se sienten curiosas por ver a un cocodrilo en su hábitat, pues si en foto o video se ven impresionantes, en vivo lo supera.

“Debes de ser cuidadoso porque este cenote se une con el mar, hay un túnel que los conecta y así sale el cocodrilo al mar y regresa”.

Dijo que, cuando vieron a Panchito por primera vez , sus amigos se asustaron y comenzaron a gritar, pero él no perdió la oportunidad y se sumergió en el agua para estar lo más cerca posible del reptil.

Aclaró que la última vez que lo vio fue una vez que fue a nadar con sus amigas y mientras lo hacían, salió Panchito a la superficie y causó “revuelo” con su abrupta aparición.

“Justo cuando estábamos ahí el cocodrilo pasó atrás de una de ellas y obvio ellas se asustaron, la acerqué al manglar para que se sintiera cómoda y yo agarre mi cámara para intentar fotografiarlo una vez más”.

Concluyó diciendo que lejos de dar miedo, se siente adrenalina y emoción porque es estar cerca de ellos sabiendo que en cualquier momento te pueden atacar… él está en su casa y como nadie le molesta el sigue nadando.


Cristian Montiel es un joven tulancinguense que, a sus 28 años, ha nadado algunas veces con cocodrilos en su busca por entender y conocer la vida de estos grandes reptiles semiacuáticos. Narró en exclusiva para El Sol de Tulancingo cómo fue esa gran experiencia.

“Yo llevo viviendo 4 años en Tulum, ahí hay cerca de mil 500 cenotes y en los cenotes hay manglares y en los manglares hay cocodrilos y fauna poco común”, explicó.

“Cris”, cómo es llamado por las personas cercanas a él, narró que el cenote donde nadó con estos exóticos animales se llama Casa Manatí y se encuentra cerca de la zona de Akumal, en este espacio de aguas cristalinas habitan dos cocodrilos, uno de ellos se llama Panchito.

“Tiene una profundidad de 20 metros, pero es largo, algo así como un río. Obvio el cocodrilo no te ataca ni hace nada, solo debes de respetar porque tu eres quien entra en su casa”, puntualizó.

Recordó que la primera vez que fue a Casa Manatí no lo vió , porque Panchito se había metido al manglar y pues -está en su casa él hace lo que quiere-.

Agregó que lejos de tener miedo, se sienten curiosas por ver a un cocodrilo en su hábitat, pues si en foto o video se ven impresionantes, en vivo lo supera.

“Debes de ser cuidadoso porque este cenote se une con el mar, hay un túnel que los conecta y así sale el cocodrilo al mar y regresa”.

Dijo que, cuando vieron a Panchito por primera vez , sus amigos se asustaron y comenzaron a gritar, pero él no perdió la oportunidad y se sumergió en el agua para estar lo más cerca posible del reptil.

Aclaró que la última vez que lo vio fue una vez que fue a nadar con sus amigas y mientras lo hacían, salió Panchito a la superficie y causó “revuelo” con su abrupta aparición.

“Justo cuando estábamos ahí el cocodrilo pasó atrás de una de ellas y obvio ellas se asustaron, la acerqué al manglar para que se sintiera cómoda y yo agarre mi cámara para intentar fotografiarlo una vez más”.

Concluyó diciendo que lejos de dar miedo, se siente adrenalina y emoción porque es estar cerca de ellos sabiendo que en cualquier momento te pueden atacar… él está en su casa y como nadie le molesta el sigue nadando.


Policiaca

Pachuca: Muere hombre tras accidente vial en el bulevar Felipe Ángeles

El auto en el que viajaba se impactó violentamente contra un árbol, quedó totalmente destrozado

Elecciones 2024

Máynez en Tulancingo: universitarios ya esperan al candidato presidencial

Al menos 600 estudiantes de distintas carreras sostendrán un encuentro con aspirante

Local

Huejutla: Aumentaron el costo por viajes de agua

Bajo considerablemente el nivel de los ríos en los últimos meses 

Local

Fallas eléctricas provocan afectaciones en sistema de agua en el Valle del Mezquital

Comités de los municipios de Ixmiquilpan y Chilcuautla reportaron fallas en el servicio eléctrico

Local

Suspenden clases en secundaria de Huejutla por falta de energía eléctrica

Más de mil 200 alumnos, maestros y directivos fueron los afectados