/ jueves 11 de enero de 2024

Balnearios en Cuautepec:  ¿Cómo llegar y cuáles son?

Forman parte de la vida de los tulancinguenses, cuautepequenses y santiaguenses por su longevidad

El Valle de Tulancingo cuenta con diversos atractivos para distraer a los locales y a visitantes de otras partes del estado.

Prueba de ello son algunos de los balnearios que se ubican en la región, ideal para pasar tiempo en familia o simplemente desconectarse por unas horas de la rutina diaria.

Por tradición, Cuautepec cuenta con uno de los balnearios que forman parte de la vida de los tulancinguenses, cuautepequenses y santiaguenses: El Molino.

El balneario por tradición

Este lugar está en memoria de miles de personas de Tulancingo, Cuautepec y Santiago Tulantepec pues operan desde hace más de 50 años. Si bien forma parte de los recuerdos familiares, también de los estudiantes que se iban de pinta y se refugiaban en este balneario.

Actualmente, el costo de entrada para adulto es de 50 pesos y para niños el boleto cuesta 25 pesos. Abre de jueves a sábado y su horario es de 10:00 a 17:00 horas.

¿Cómo llegar a El Molino?

Desde Tulancingo, el trayecto es de aproximadamente media hora, aunque esto puede variar por el tráfico y las condiciones de las vialidades.

Partiendo desde la Ciudad de los Satélites, basta con dirigirse al municipio vecino y una vez ahí, seguir el trayecto de la avenida Adolfo López Mateos, metros más adelante hay que girar levemente a la derecha al llegar a Puente y unos minutos más, girar a la derecha sobre la colonia Francisco Sarabia y ahí se encuentra este famoso balneario.

También es posible llegar en transporte público, con un costo aproximado de 50 pesos y te pueden dejar justo enfrente del balneario, así como en el centro del municipio vecino.

El Valle de Tulancingo cuenta con diversos atractivos para distraer a los locales y a visitantes de otras partes del estado.

Prueba de ello son algunos de los balnearios que se ubican en la región, ideal para pasar tiempo en familia o simplemente desconectarse por unas horas de la rutina diaria.

Por tradición, Cuautepec cuenta con uno de los balnearios que forman parte de la vida de los tulancinguenses, cuautepequenses y santiaguenses: El Molino.

El balneario por tradición

Este lugar está en memoria de miles de personas de Tulancingo, Cuautepec y Santiago Tulantepec pues operan desde hace más de 50 años. Si bien forma parte de los recuerdos familiares, también de los estudiantes que se iban de pinta y se refugiaban en este balneario.

Actualmente, el costo de entrada para adulto es de 50 pesos y para niños el boleto cuesta 25 pesos. Abre de jueves a sábado y su horario es de 10:00 a 17:00 horas.

¿Cómo llegar a El Molino?

Desde Tulancingo, el trayecto es de aproximadamente media hora, aunque esto puede variar por el tráfico y las condiciones de las vialidades.

Partiendo desde la Ciudad de los Satélites, basta con dirigirse al municipio vecino y una vez ahí, seguir el trayecto de la avenida Adolfo López Mateos, metros más adelante hay que girar levemente a la derecha al llegar a Puente y unos minutos más, girar a la derecha sobre la colonia Francisco Sarabia y ahí se encuentra este famoso balneario.

También es posible llegar en transporte público, con un costo aproximado de 50 pesos y te pueden dejar justo enfrente del balneario, así como en el centro del municipio vecino.

Policiaca

Cateos por piratería en centro Tulancingo

Los negocios fueron cerrados, hay sanciones que se pagan hasta con cárcel

Local

Encabeza Acaxochitlán índice de embarazo adolescente

Este tema, se ha convertido en un problema de salud pública que vuelve más grandes las brechas sociales y de género

Local

Historia de una migrante: Diez días en el desierto por el "sueño americano"

Ahora su madre, “Doña Guadencia” es la responsable de la crianza de su hijo Alfons de solo seis años de edad. Las separaciones familiares son muchas veces necesarias por una vida mejor

Local

Fe religiosa y el esoterismo, entrelazados en Tulancingo 

Pese a que “la Ciudad de los Satélites” es una de las regiones más profundamente católicas de la entidad al ser sede de la Arquidiócesis, prevalece otro sistema de creencias que, a voz de comerciantes, “va al alza”

Local

Iglesia de la Merced, ícono arquitectónico de Tulancingo

Comenzó su construcción en 1892 gracias al presbítero José Antonio María Agüero pero luego de su muerte, quedó inconclusa desde 1922

Local

Historia de Eleazar: El ferrocarrilero que vivió 29 años sobre los rieles

Se encargaba de mantener en perfectas condiciones el tránsito del transporte ferroviario