/ miércoles 16 de noviembre de 2022

Atribuyen al estado de ánimo, la ingesta de alcohol

Los consumidores toman para ‘sentirse mejor’

El alcoholismo es una enfermedad progresiva y silenciosa donde el individuo ingiere bebidas alcohólicas de manera desproporcionada sin darse cuenta de la gravedad de la situación; consumidores refieren sentir una especie de alivio emocional al consumir este tipo de bebidas.

Mediante un sondeo realizado por este medio, se constató que a través de la bebida, los consumidores buscan algún tipo de alivio para aminorar la carga emocional que les genera la depresión, ansiedad o el estrés del día a día.

Tal es el caso de Katia Rodríguez, estudiante de medicina, quien consume al menos una vez por semana este tipo de bebidas para olvidarse de la carga escolar: “Sabemos que es algo inadecuado para el cerebro, para la sangre, pero a veces sí hace falta para tener un poco de adrenalina”, comentó.

“Cuando uno está triste, sale con amigos, bebe y baila para sentirse mejor, hay quienes beben también cuando están celebrando, entonces considero que lo ideal es que no lo hagamos hasta caernos”, refirió Juan Valdez, de 30 años de edad.

Asimismo, compartió que en su etapa de adolescencia, llegó a tomar hasta 3 veces por semana: “Se podría decir que ahí si tenía un problema para controlarlo, los amigos influían, los lugares también, a veces la presión social es la que hace que uno siga tomado, nunca falta el que te cuestiona para que bebas más rápido o el que te regala un trago”, indicó.

Sin embargo, el Ingeniero en electrónica, explicó que su dedicación profesional fue la que lo ayudó a moderar su manera de beber: “Era un circulo vicioso, tenía problemas de autoestima, me refugiaba en el alcohol, luego el exceso me llevó a tener más problemas…me enfoqué en mis estudios y ahora sólo bebo de vez en cuando”, detalló.

Los excesos en la ingesta de alcohol generan diversos problemas, que van desde los físicos y mentales, hasta los económicos, laborales y de imagen; sin embargo, la mayoría de los individuos no se dan cuenta que tienen un problema, hasta que ven afectado su organismo o algún círculo social.

“A veces unas copas de más se convierten en una adicción”, refirió Gustavo, quien prefirió omitir su apellido, debido a los problemas que tuvo con el alcohol, “Me da vergüenza lo que pasé a causa de mi error, sólo quería sentirme mejor”, dijo.

También te puede interesar: Lanzan protocolo ante intoxicaciones

De acuerdo a las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 13.5% del total de fallecimientos de personas entre los 20 y 39 años de edad, son derivados de la ingesta desmedida. Por ello, instauró el 15 de noviembre como el ‘Día Mundial sin Alcohol’, con el fin de fomentar la responsabilidad en el consumo de esta sustancia y hacer conciencia de las consecuencias.

El alcoholismo es una enfermedad progresiva y silenciosa donde el individuo ingiere bebidas alcohólicas de manera desproporcionada sin darse cuenta de la gravedad de la situación; consumidores refieren sentir una especie de alivio emocional al consumir este tipo de bebidas.

Mediante un sondeo realizado por este medio, se constató que a través de la bebida, los consumidores buscan algún tipo de alivio para aminorar la carga emocional que les genera la depresión, ansiedad o el estrés del día a día.

Tal es el caso de Katia Rodríguez, estudiante de medicina, quien consume al menos una vez por semana este tipo de bebidas para olvidarse de la carga escolar: “Sabemos que es algo inadecuado para el cerebro, para la sangre, pero a veces sí hace falta para tener un poco de adrenalina”, comentó.

“Cuando uno está triste, sale con amigos, bebe y baila para sentirse mejor, hay quienes beben también cuando están celebrando, entonces considero que lo ideal es que no lo hagamos hasta caernos”, refirió Juan Valdez, de 30 años de edad.

Asimismo, compartió que en su etapa de adolescencia, llegó a tomar hasta 3 veces por semana: “Se podría decir que ahí si tenía un problema para controlarlo, los amigos influían, los lugares también, a veces la presión social es la que hace que uno siga tomado, nunca falta el que te cuestiona para que bebas más rápido o el que te regala un trago”, indicó.

Sin embargo, el Ingeniero en electrónica, explicó que su dedicación profesional fue la que lo ayudó a moderar su manera de beber: “Era un circulo vicioso, tenía problemas de autoestima, me refugiaba en el alcohol, luego el exceso me llevó a tener más problemas…me enfoqué en mis estudios y ahora sólo bebo de vez en cuando”, detalló.

Los excesos en la ingesta de alcohol generan diversos problemas, que van desde los físicos y mentales, hasta los económicos, laborales y de imagen; sin embargo, la mayoría de los individuos no se dan cuenta que tienen un problema, hasta que ven afectado su organismo o algún círculo social.

“A veces unas copas de más se convierten en una adicción”, refirió Gustavo, quien prefirió omitir su apellido, debido a los problemas que tuvo con el alcohol, “Me da vergüenza lo que pasé a causa de mi error, sólo quería sentirme mejor”, dijo.

También te puede interesar: Lanzan protocolo ante intoxicaciones

De acuerdo a las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 13.5% del total de fallecimientos de personas entre los 20 y 39 años de edad, son derivados de la ingesta desmedida. Por ello, instauró el 15 de noviembre como el ‘Día Mundial sin Alcohol’, con el fin de fomentar la responsabilidad en el consumo de esta sustancia y hacer conciencia de las consecuencias.

Policiaca

Mineral de la Reforma: muere una mujer tras riña

El presunto responsable sería su pareja, también resultó lesionado

Local

Huautla: Por falta de obra, retienen a funcionarios de la alcaldía

Fueron llevados a la galera de este centro poblacional

Local

Tenango de Doria: Cierran clínica en San Nicolás; llevan tres años sin médico

Con un cierre de puertas en protesta, exigieron a las autoridades de Salud designar personal para atender en la unidad

Doble Vía

Día Cero: qué ciudad será la primera en quedarse sin agua según la UNAM

La escasez del agua cada vez es más notable en el estado, el país y en el mundo

Local

Ramo ganadero peligra por sequía y alto costo del forraje

La falta de lluvias ha provocado pérdidas para el sector en el Valle de Tulancingo