/ lunes 22 de mayo de 2023

Así contamina la Termoeléctrica de Tula, según Greenpeace

Se quema combustóleo con contenido de 3.9 por ciento de azufre en masa, lo que rebasa la norma

Tula de Allende, Hgo.- Las denuncias por la contaminación que genera la Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos son añejas pero no han incidido en un cambio. En los últimos tres años organizaciones ambientalistas como Greenpeace, han logrado visibilizar más la situación y presionar hacia un cambio de modelo de generación eléctrica en México.


Greenpeace México alerta por grave contaminación

Desde 2008, Greenpeace México alertó de la grave contaminación que se generaba en México para producir energía.

Denunció conocer que la tecnología termoeléctrica era la más empleada pues para 2007 estaban operando 22 centrales con una capacidad instalada de 16,484 mW, que producen 66,753 Gwh, lo que era grave para el planeta por la contaminación que genera.

Para 2019, advertía que las centrales termoeléctricas estaban generando 893,748.8 Gwh, lo que continuó colocando a la termoeléctrica como la principal fuente de energía de nuestro país.

Y en 2016 señalaba que de acuerdo con el Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero 2015, del total de las emisiones que genera México, el 64% corresponden al consumo de combustibles fósiles.

Los acuerdos internacionales firmados por el gobierno mexicano para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, obligan a la administración federal actual a reducir las emisiones contaminantes y generar el 35% de la electricidad a partir de fuentes limpias para el año 2024, pero contrario a ello la política pública va en dirección contraria.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) emitió el 29 de abril del 2020, el acuerdo para garantizar la eficiencia, “Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional” y el 15 de mayo del 2020 fue publicada la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional.

Ambas políticas las diseñó la Secretaría de Energía (Sener) para garantizar la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), en la crisis del coronavirus, pero Greenpeace y Cemda Greenpeace México y el centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) interpusieron recursos legales y lograron una suspensión definitiva el 24 de junio del 2020.

Argumentaron y demostraron que se privilegiaba el incremento de la quema de combustóleo para la generación de electricidad y la producción de hidrocarburos y por otra parte frenaba el uso de energías renovables.

Central Termoeléctrica de Tula viola normas ambientales: Greenpeace

Y para exponer al mundo la situación que priva en México con las termoeléctricas, Greenpeace uso las instalaciones de la Central Termoeléctrica de Tula, Hidalgo para mostrar cómo la contaminación producida al generar electricidad a base de combustóleo contamina el aire, daña la salud y acelera el cambio climático.

El 22 de abril del 2021 en el Día de la Tierra, volaron frente a la Termoeléctrica de Tula un globo aerostático con el mensaje “exceso de contaminación”.

Y en un comunicado Pablo Ramírez Granados explicaba, que la instalación de la CFE viola normas ambientales y de operación y ya sobrepasó su tiempo de vida útil, por lo que es urgente un cambio en el modelo de generación de energía.

“En este lugar, se quema combustóleo con contenido de 3.9 por ciento de azufre en masa, rebasando el límite máximo establecido por la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016, de 2 por ciento” evidenció el especialista en Cambio Climático y Energía de Greenpeace México, señaló la urgencia del cambio.

Y agrega, que el combustóleo es una de las fuentes fósiles que más gases de efecto invernadero emiten por kWh, 898gCO2 y también una de las más caras, 139 dólares por mWh (1).

“Esta termoeléctrica alimentada por combustóleo pesado, un producto residual de la refinación de petróleo, genera dióxido de azufre (SO2) en concentraciones 100 por ciento superiores a las permitidas por la Norma Oficial y sus emisiones contaminantes son responsables de hasta 16 mil muertes prematuras en su zona de influencia, que incluye varios municipios del Valle del Mezquital, en Hidalgo; otros en el Estado de México y varias alcaldías de la Ciudad de México”, aseguró Ramírez Granados.

También señalan los ambientalistas que el combustóleo “genera emisiones de monóxido de carbono (CO) y óxidos de nitrógeno que influyen directamente en el deterioro de la calidad del aire

Sin información pública sobre el impacto de la Termoeléctrica

La organización México Evalúa coincide con Greenpeace, en un comunicado de junio de 2022, señala, que la Central termoeléctrica de CFE en Tula, Hidalgo, es una de las plantas industriales más importantes del país, con impactos severos en la salud y calidad de vida de la población.

Sin embargo, refiere, la información pública disponible no permite conocer estos impactos con exactitud.

Y destaca que en general CFE carece de una política de responsabilidad corporativa robusta y bien estructurada, por medio de la cual pueda cumplir con sus objetivos de sostenibilidad.

En este momento realizan los primeros estudios serio sobre calidad de aire en la región Tula, uno por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), sobre Agente Tóxicos en los que participan cinco universidades públicas entre ellas la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y otro por parte de la UAEH


Termoeléctrica de Tula contamina CDMX

Académicos e investigadores han vinculado las altas emisiones de contaminantes que emite la planta de CFE de Tula, a la mala calidad del aire en la ciudad de México, urbe que se ubica a 94 kilómetros de distancia.

La organización Iniciativa Climática de México hizo un estudio sobre la influencia de la termoeléctrica en la calidad del aire regional y señala que esa planta usó combustóleo con más de 3.5 por ciento de azufre para la generación de energía durante 2019 y la ubica como una de las más importantes fuentes de contaminantes de la ciudad, porque el viento arrastra los contaminantes.

Por ello el coordinador de Movimiento Ciudadano de la cámara de diputados Jorge Álvarez Maynez presentó el 3 de febrero del 2023, una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para que investigue los altos niveles de contaminación reportados en la ciudad de México durante el mes de enero.

Señaló directamente como la causante de la mala calidad del aire a la Termoeléctrica “Francisco Pérez Ríos”, instalada en el municipio de Tula, Hidalgo, derivado de que utiliza combustóleo en sus procesos. Antes, el 6 de mayo del 2022 presentó una queja similar.

Tula de Allende, Hgo.- Las denuncias por la contaminación que genera la Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos son añejas pero no han incidido en un cambio. En los últimos tres años organizaciones ambientalistas como Greenpeace, han logrado visibilizar más la situación y presionar hacia un cambio de modelo de generación eléctrica en México.


Greenpeace México alerta por grave contaminación

Desde 2008, Greenpeace México alertó de la grave contaminación que se generaba en México para producir energía.

Denunció conocer que la tecnología termoeléctrica era la más empleada pues para 2007 estaban operando 22 centrales con una capacidad instalada de 16,484 mW, que producen 66,753 Gwh, lo que era grave para el planeta por la contaminación que genera.

Para 2019, advertía que las centrales termoeléctricas estaban generando 893,748.8 Gwh, lo que continuó colocando a la termoeléctrica como la principal fuente de energía de nuestro país.

Y en 2016 señalaba que de acuerdo con el Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero 2015, del total de las emisiones que genera México, el 64% corresponden al consumo de combustibles fósiles.

Los acuerdos internacionales firmados por el gobierno mexicano para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, obligan a la administración federal actual a reducir las emisiones contaminantes y generar el 35% de la electricidad a partir de fuentes limpias para el año 2024, pero contrario a ello la política pública va en dirección contraria.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) emitió el 29 de abril del 2020, el acuerdo para garantizar la eficiencia, “Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional” y el 15 de mayo del 2020 fue publicada la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional.

Ambas políticas las diseñó la Secretaría de Energía (Sener) para garantizar la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), en la crisis del coronavirus, pero Greenpeace y Cemda Greenpeace México y el centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) interpusieron recursos legales y lograron una suspensión definitiva el 24 de junio del 2020.

Argumentaron y demostraron que se privilegiaba el incremento de la quema de combustóleo para la generación de electricidad y la producción de hidrocarburos y por otra parte frenaba el uso de energías renovables.

Central Termoeléctrica de Tula viola normas ambientales: Greenpeace

Y para exponer al mundo la situación que priva en México con las termoeléctricas, Greenpeace uso las instalaciones de la Central Termoeléctrica de Tula, Hidalgo para mostrar cómo la contaminación producida al generar electricidad a base de combustóleo contamina el aire, daña la salud y acelera el cambio climático.

El 22 de abril del 2021 en el Día de la Tierra, volaron frente a la Termoeléctrica de Tula un globo aerostático con el mensaje “exceso de contaminación”.

Y en un comunicado Pablo Ramírez Granados explicaba, que la instalación de la CFE viola normas ambientales y de operación y ya sobrepasó su tiempo de vida útil, por lo que es urgente un cambio en el modelo de generación de energía.

“En este lugar, se quema combustóleo con contenido de 3.9 por ciento de azufre en masa, rebasando el límite máximo establecido por la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016, de 2 por ciento” evidenció el especialista en Cambio Climático y Energía de Greenpeace México, señaló la urgencia del cambio.

Y agrega, que el combustóleo es una de las fuentes fósiles que más gases de efecto invernadero emiten por kWh, 898gCO2 y también una de las más caras, 139 dólares por mWh (1).

“Esta termoeléctrica alimentada por combustóleo pesado, un producto residual de la refinación de petróleo, genera dióxido de azufre (SO2) en concentraciones 100 por ciento superiores a las permitidas por la Norma Oficial y sus emisiones contaminantes son responsables de hasta 16 mil muertes prematuras en su zona de influencia, que incluye varios municipios del Valle del Mezquital, en Hidalgo; otros en el Estado de México y varias alcaldías de la Ciudad de México”, aseguró Ramírez Granados.

También señalan los ambientalistas que el combustóleo “genera emisiones de monóxido de carbono (CO) y óxidos de nitrógeno que influyen directamente en el deterioro de la calidad del aire

Sin información pública sobre el impacto de la Termoeléctrica

La organización México Evalúa coincide con Greenpeace, en un comunicado de junio de 2022, señala, que la Central termoeléctrica de CFE en Tula, Hidalgo, es una de las plantas industriales más importantes del país, con impactos severos en la salud y calidad de vida de la población.

Sin embargo, refiere, la información pública disponible no permite conocer estos impactos con exactitud.

Y destaca que en general CFE carece de una política de responsabilidad corporativa robusta y bien estructurada, por medio de la cual pueda cumplir con sus objetivos de sostenibilidad.

En este momento realizan los primeros estudios serio sobre calidad de aire en la región Tula, uno por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), sobre Agente Tóxicos en los que participan cinco universidades públicas entre ellas la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y otro por parte de la UAEH


Termoeléctrica de Tula contamina CDMX

Académicos e investigadores han vinculado las altas emisiones de contaminantes que emite la planta de CFE de Tula, a la mala calidad del aire en la ciudad de México, urbe que se ubica a 94 kilómetros de distancia.

La organización Iniciativa Climática de México hizo un estudio sobre la influencia de la termoeléctrica en la calidad del aire regional y señala que esa planta usó combustóleo con más de 3.5 por ciento de azufre para la generación de energía durante 2019 y la ubica como una de las más importantes fuentes de contaminantes de la ciudad, porque el viento arrastra los contaminantes.

Por ello el coordinador de Movimiento Ciudadano de la cámara de diputados Jorge Álvarez Maynez presentó el 3 de febrero del 2023, una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para que investigue los altos niveles de contaminación reportados en la ciudad de México durante el mes de enero.

Señaló directamente como la causante de la mala calidad del aire a la Termoeléctrica “Francisco Pérez Ríos”, instalada en el municipio de Tula, Hidalgo, derivado de que utiliza combustóleo en sus procesos. Antes, el 6 de mayo del 2022 presentó una queja similar.

Policiaca

Tula de Allende: Mujer sufre flamazo al prender boiler

Terminó con quemaduras de primer grado; policías y PC tomaron conocimiento del hecho

Local

Clima en Hidalgo: lluvias siguen el fin de semana en estos municipios

El SMN prevé la formación de una zona de baja presión con probabilidad de desarrollo ciclónico sobre el suroeste del Golfo de México

Local

Gas LP aumenta en Hidalgo: Precios del 23 al 29 de junio

Un tanque de gas de 20 kilos costará casi 380 pesos directo al consumidor

Local

Napateco: en abandono y creciente delincuencia, dicen vecinos

En 2020, había casi 8 mil habitantes en este asentamiento, según el INEGI

Local

Conde de Regla: La historia del hombre más rico del Virreinato que vivió en Hidalgo

Fundó la Hacienda Santa María Regla y fue dueño de seis haciendas y se desposó con una descendiente de Moctezuma II

Local

Certifican a C5 en Sistema 911

Superó el puntaje mínimo para acreditar en la certificación nacional bianual