/ lunes 21 de febrero de 2022

Artesanas buscan dónde vender sus bordados

Mujeres artesanas de Acaxochitlán carecen de un espacio para vender sus productos, situación que las ha llevado buscar otros mercados fuera de sus municipios como la señora María Hernández de la comunidad indígena de Chimalapa.

Madre de cinco hijos, quedó viuda a los 31años hace seis meses luego de que su esposo muriera a causa de Covid-19, se vio obligada a salir de su hogar para comercializar sus bordados y demás artesanías para llevar el sustento a su familia.

Debido a la falta de espacios y ante la discriminación que muchos artesanos sufren porque no los dejan vender en cualquier lado, desde hace un mes, los días domingos, tiene un lugar al interior del tianguis de los días domingos en el municipio de Acatlán, donde las ventas son bajas.

“Comencé desde hace tres meses porque no tengo donde salir, no sé a dónde ir a trabajar para darle de comer a mis hijos, en el Jardín la Floresta en Tulancingo no me dejaron vender mis artesanías”, dijo.

Así como ella, informó que conoce a cuatro mujeres más que pasan por la misma situación, quienes, al quedar como jefas de hogar, ponen a la venta sus bordados que van desde los 200pesos hasta los 400 pesos.

También te puede interesar: Artesanías tulenses llegaran a la CdMx

La señora María Hernández dijo que ninguna autoridad municipal de Acaxochitlán se ha acercado a ellas para invitarlas a participar en alguna expo venta de artesanías, sino al contrario acudir a zonas turísticas como la laguna del Tejocotal, les cobran 150 pesos por un espacio o ranchear.

Mujeres artesanas de Acaxochitlán carecen de un espacio para vender sus productos, situación que las ha llevado buscar otros mercados fuera de sus municipios como la señora María Hernández de la comunidad indígena de Chimalapa.

Madre de cinco hijos, quedó viuda a los 31años hace seis meses luego de que su esposo muriera a causa de Covid-19, se vio obligada a salir de su hogar para comercializar sus bordados y demás artesanías para llevar el sustento a su familia.

Debido a la falta de espacios y ante la discriminación que muchos artesanos sufren porque no los dejan vender en cualquier lado, desde hace un mes, los días domingos, tiene un lugar al interior del tianguis de los días domingos en el municipio de Acatlán, donde las ventas son bajas.

“Comencé desde hace tres meses porque no tengo donde salir, no sé a dónde ir a trabajar para darle de comer a mis hijos, en el Jardín la Floresta en Tulancingo no me dejaron vender mis artesanías”, dijo.

Así como ella, informó que conoce a cuatro mujeres más que pasan por la misma situación, quienes, al quedar como jefas de hogar, ponen a la venta sus bordados que van desde los 200pesos hasta los 400 pesos.

También te puede interesar: Artesanías tulenses llegaran a la CdMx

La señora María Hernández dijo que ninguna autoridad municipal de Acaxochitlán se ha acercado a ellas para invitarlas a participar en alguna expo venta de artesanías, sino al contrario acudir a zonas turísticas como la laguna del Tejocotal, les cobran 150 pesos por un espacio o ranchear.

Policiaca

Tulancingo: Fuerte accidente en Bajada de San José deja un muerto

Dos más resultaron lesionadas tras el incidente que involucró seis vehículos

Local

Los Santos cuidan el campo en Cuautepec

El más venerado es San Isidro Labrador, santo patrono de los agricultores y protector de las cosechas

Local

Turismo extremo en Hidalgo: Cinco lugares para practicar gotcha, rappel o escalar

Mineral del Chico, Cardonal y Huasca lugares para practicar deporte extremo

Local

¿Las has probado? 4 Comidas más exóticas en Hidalgo

La diversidad de platillos puede satisfacer cualquier paladar.

Deportes

El día que el Valle de Tulancingo se enfrentó a Corea

Los asiáticos tuvieron un encuentro de preparación, previo al mundial de México 1986