/ jueves 11 de enero de 2024

Digitalizan el Códice Florentino: proyecto de divulgación histórica ahora es público

El proyecto del Getty Research Institute, hace público y de libre acceso un nuevo trabajo de traducción del texto de fray Bernardino de Sahagún

Después de siete años de trabajo, con especialistas de México, Italia y Estados Unidos, el Getty Research Institute, hace público y de libre acceso su proyecto de divulgación histórica Códice Florentino Digital. Se trata la herramienta más completa diseñada hasta ahora para el estudio de este documento, clave para la comprensión de las culturas nahuas y el México prehispánico.

Puede interesarte: Colleen Hoover cautiva a México: la novela Romper el círculo encabeza los más vendidos

Pensado como trabajo enciclopédico, comisionado al misionero franciscano fray Bernardino de Sahagún, en 1558, se trata de la recopilación de información recabada a lo largo de 30 años, por intelectuales nahuas del Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco, los cuales entrevistaron a nativos sobre la forma de vivir antes de la llegada de los españoles, así como de los primeros años del periodo novohispano.

Éste quedó registrado en 12 libros, los cuales fueron traducidos al español por el mismo Sahagún, y ampliado con imágenes realizadas por tlacuilos, o artistas indígenas, los cuales refieren a los distintos aspectos religiosos, económicos, sociales y naturales del pueblo mexica.

“Esta obra, es de una gran riqueza porque se trata de la mayor fuente de información que tenemos para reconstruir y ampliar nuestro pasado; pero también porque que es un gran trabajo de investigación intercultural realizado en el siglo XVI; así como una extraordinaria obra artística por la calidad con la que fue manufacturado y de sus imágenes”, explica en entrevista con El Sol de México, la doctora Berenice Alcántara Rojas, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM y colaboradora de este nuevo proyecto digital.

Sobre esta nueva digitalización, menciona que se trata de una herramienta que permite el acceso a la gran mayoría de transcripciones y traducciones que se han hecho del texto; vínculos que permiten comparar fácilmente el texto original en nahua, la transcripción original y las imágenes que lo componen; así como grabaciones del texto realizadas por hablantes del náhuatl.

Estas características la diferencian de otras versiones digitales que hay de documento y que fueron realizadas por la Biblioteca Medicea Laurenciana, en Florencia Italia, y la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

“El tener a disposición en un solo sitio las distintas ediciones y traducciones que se han hecho sobre el Códice, no sólo permite a los especialistas agilizar los procesos de investigación, como cotejo de los distintos textos y búsquedas que antes eran imposibles; sino que también da a los interesados la oportunidad de descubrir y familiarizarse con la gran complejidad y valor de esta obra al navegar de una liga a otra”, asegura la historiadora.

La especialista menciona que este documento, así como sus transcripciones y traducciones, ha influido en la forma en la que los mexicanos han interpretado su propia identidad, al haber dado pie a trabajos de investigación fundamentales, como los realizados por Francisco del Paso y Troncoso, a finales del siglo XIX, pero también de otros grandes historiadores como Miguel León-Portilla, Alfredo López Austin y Josefina García Quintana, así como numerosos libros de divulgación, entre ellos los libros de texto gratuito y de educación media superior.

NUEVA TRADUCIÓN

Para este proyecto, la historiadora Berenice Alcántara y el doctor Federico Navarrete, colaboraron con una nueva traducción del libro XII de este extenso documento, el cual refiere a los hechos de la conquista de México Tenochtitlán, a través de los ojos de los tlatelolcas. De este ya había una traducción realizada por Ángel María Garibay, que no existía al español en la versión de Sahagún, y que aparece en la selección de textos hecha por Miguel León-Portilla, bajo el título La visión de los vencidos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Este libro refleja todas las complejidades del Códice en general, pues en él se recogen testimonios de personas que presenciaron los acontecimientos, pero que fueron reelaborados y ampliados por el trabajo de Sahagún y los intelectuales nahuas que le dieron forma. En esta traducción se intentó acercar más las formas de narrar que están en el texto náhuatl, la manera en que usaban paralelismos y alternancias en los tiempos verbales que nos pueden parecer extrañas, pero que son características de la lengua nahua”, explica la especialista, quien resalta la importancia de tener distintas traducciones de un mismo texto.

“Cada traductor resalta en su trabajo distintos aspectos. Las traducciones que llevaron a cabo Ángel María Garibay y Miguel León-Portilla permitieron que estos textos pudieran conocerse por el gran público y que entren a formar parte de la identidad los mexicanos, sin embargo hubo algunos aspectos que no destacaron, en parte, por el propósito de sus propias traducciones, y, en otra, por los criterios académicos de su momento.

“Ahora, que tenemos nuevas preguntas y nuevos criterios, siempre vale la pena ofrecer nuevas traducciones que aportarán cosas nuevas para su lectura, por eso es importante una herramienta como la que ahora el público puede acceder”, finaliza.

El Códice Florentino Digital, se puede consultar en https://florentinecodex.getty.edu/es.

Después de siete años de trabajo, con especialistas de México, Italia y Estados Unidos, el Getty Research Institute, hace público y de libre acceso su proyecto de divulgación histórica Códice Florentino Digital. Se trata la herramienta más completa diseñada hasta ahora para el estudio de este documento, clave para la comprensión de las culturas nahuas y el México prehispánico.

Puede interesarte: Colleen Hoover cautiva a México: la novela Romper el círculo encabeza los más vendidos

Pensado como trabajo enciclopédico, comisionado al misionero franciscano fray Bernardino de Sahagún, en 1558, se trata de la recopilación de información recabada a lo largo de 30 años, por intelectuales nahuas del Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco, los cuales entrevistaron a nativos sobre la forma de vivir antes de la llegada de los españoles, así como de los primeros años del periodo novohispano.

Éste quedó registrado en 12 libros, los cuales fueron traducidos al español por el mismo Sahagún, y ampliado con imágenes realizadas por tlacuilos, o artistas indígenas, los cuales refieren a los distintos aspectos religiosos, económicos, sociales y naturales del pueblo mexica.

“Esta obra, es de una gran riqueza porque se trata de la mayor fuente de información que tenemos para reconstruir y ampliar nuestro pasado; pero también porque que es un gran trabajo de investigación intercultural realizado en el siglo XVI; así como una extraordinaria obra artística por la calidad con la que fue manufacturado y de sus imágenes”, explica en entrevista con El Sol de México, la doctora Berenice Alcántara Rojas, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM y colaboradora de este nuevo proyecto digital.

Sobre esta nueva digitalización, menciona que se trata de una herramienta que permite el acceso a la gran mayoría de transcripciones y traducciones que se han hecho del texto; vínculos que permiten comparar fácilmente el texto original en nahua, la transcripción original y las imágenes que lo componen; así como grabaciones del texto realizadas por hablantes del náhuatl.

Estas características la diferencian de otras versiones digitales que hay de documento y que fueron realizadas por la Biblioteca Medicea Laurenciana, en Florencia Italia, y la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

“El tener a disposición en un solo sitio las distintas ediciones y traducciones que se han hecho sobre el Códice, no sólo permite a los especialistas agilizar los procesos de investigación, como cotejo de los distintos textos y búsquedas que antes eran imposibles; sino que también da a los interesados la oportunidad de descubrir y familiarizarse con la gran complejidad y valor de esta obra al navegar de una liga a otra”, asegura la historiadora.

La especialista menciona que este documento, así como sus transcripciones y traducciones, ha influido en la forma en la que los mexicanos han interpretado su propia identidad, al haber dado pie a trabajos de investigación fundamentales, como los realizados por Francisco del Paso y Troncoso, a finales del siglo XIX, pero también de otros grandes historiadores como Miguel León-Portilla, Alfredo López Austin y Josefina García Quintana, así como numerosos libros de divulgación, entre ellos los libros de texto gratuito y de educación media superior.

NUEVA TRADUCIÓN

Para este proyecto, la historiadora Berenice Alcántara y el doctor Federico Navarrete, colaboraron con una nueva traducción del libro XII de este extenso documento, el cual refiere a los hechos de la conquista de México Tenochtitlán, a través de los ojos de los tlatelolcas. De este ya había una traducción realizada por Ángel María Garibay, que no existía al español en la versión de Sahagún, y que aparece en la selección de textos hecha por Miguel León-Portilla, bajo el título La visión de los vencidos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Este libro refleja todas las complejidades del Códice en general, pues en él se recogen testimonios de personas que presenciaron los acontecimientos, pero que fueron reelaborados y ampliados por el trabajo de Sahagún y los intelectuales nahuas que le dieron forma. En esta traducción se intentó acercar más las formas de narrar que están en el texto náhuatl, la manera en que usaban paralelismos y alternancias en los tiempos verbales que nos pueden parecer extrañas, pero que son características de la lengua nahua”, explica la especialista, quien resalta la importancia de tener distintas traducciones de un mismo texto.

“Cada traductor resalta en su trabajo distintos aspectos. Las traducciones que llevaron a cabo Ángel María Garibay y Miguel León-Portilla permitieron que estos textos pudieran conocerse por el gran público y que entren a formar parte de la identidad los mexicanos, sin embargo hubo algunos aspectos que no destacaron, en parte, por el propósito de sus propias traducciones, y, en otra, por los criterios académicos de su momento.

“Ahora, que tenemos nuevas preguntas y nuevos criterios, siempre vale la pena ofrecer nuevas traducciones que aportarán cosas nuevas para su lectura, por eso es importante una herramienta como la que ahora el público puede acceder”, finaliza.

El Códice Florentino Digital, se puede consultar en https://florentinecodex.getty.edu/es.

Policiaca

Tezontepec de Aldama: Asesinan a un hombre a balazos

Su acompañante resultó ileso pero con crisis nerviosa

Local

Skatex pagó 30 mil pesos para usar recinto ferial para el TulanSka

El festival de ska y rock congregó a más de 20 mil personas el pasado domingo 26 de mayo

Local

Mala calidad del aire en Valle de Tulancingo

Desde las alturas se observa la pequeña nube que cubre el cielo azul

Elecciones 2024

Máynez en Tulancingo: visitará el municipio el miércoles 29 de mayo

El candidato del Movimiento Naranja se encontrará con estudiantes universitarios

Local

Junio 2024: Días festivos y puentes oficiales ¿Cuáles son?

Llegamos a la mitad de año y con ello los días festivos de junio

Local

Disminuyen 50 mil ocupados en Hidalgo: ENOE

Se trató del peor primer arranque de año en el estado desde la recuperación económica