/ lunes 10 de julio de 2023

Parque Nacional de Los Dinamos: la joya verde de la CDMX

El Río Magdalena cruza un boscoso barranco, cuyo sendero conduce a cascadas y manantiales

Una de las principales zonas turísticas de la Ciudad de México es sin duda el Parque Nacional de Los Dinamos, ubicado en una zona boscosa y entre barrancas, donde el agua cristalina y fría corre sobre las rocas. Con su natural ruido le canta a los visitantes nacionales y extranjeros.

Los Dinamos fueron construidos mediante la concesión otorgada por el presidente Porfirio Díaz, al señor Ángel Sánchez y CIA el 20 de enero de 1897

¿Por qué se llama Los Dinamos?

Los Dinamos deben su nombre a las cinco plantas eléctricas escalonadas que se sitúan en el Río Magdalena y que servían para generar electricidad a partir del movimiento del agua para el funcionamiento de las fábricas de hilados y tejidos: La Hormiga, La Alpina, Puente de Sierra, La Magdalena y Santa Teresa.

Es un área boscosa que se encuentra dentro del territorio de la Comunidad Agraria La Magdalena Contreras Atlitic con cerca de dos mil 429 hectáreas de extensión.

Senderos turísticos para practicar diversas actividades

Tiene una red de senderos turísticos de 26 kilómetros para practicar actividades desde caminata, montar a caballo, rappel, pesca y más / Ignacio Huitzil | La Prensa

Tiene una red de senderos turísticos de 26 kilómetros donde se pueden practicar diversas actividades como bicicleta, escalada, tirolesa, rappel, campismo, pesca de truchas o montar a caballo.

Los corredores aprovechan los 26 kilómetros de senderos, espacio que también disfrutan muchas personas para entrenar todo tipo de actividades deportes al aire libre.

Si tienes suerte te encontrarás en el camino con ajolotes, ratones de campo, codornices arlequín, teporingos, colibríes, vencejos, halcones y conejos silvestres.

Como en cualquier parque, los lugares verdaderamente espectaculares requieren algo de tiempo y paciencia para ser descubiertos.

Muchos visitantes se limitan a los senderos para principiantes, pero con perseverancia se pueden conseguir grandes recompensas. Hay senderos aptos para paseos sencillos y caminos para excursionistas expertos.

¿Cómo llegar?

El parque es una franja ecoturística con bosques, cascadas y saltos de agua del Río Magdalena, en la alcaldía Magdalena Contreras. Puedes llegar siguiendo cualquiera de las siguientes avenidas: San Francisco, San Jerónimo o Camino a Santa Teresa hasta llegar al bosque.

Para llegar al punto, puedes utilizar transporte público tomando el Metro en las estaciones Miguel Ángel de Quevedo o Copilco, también hay camiones que salen cada 15 minutos siguiendo por Avenida San Jerónimo y Avenida Guadalupe.

La entrada a Los Dinamos está a 15 minutos caminando desde calle Guadalupe, aunque es común que en la terminal encuentres taxis listos para llevarte a la entrada del bosque.

La Magdalena Atlitic, destino obligado si visitas Los Dinamos

Es cotidiano que muchos visitantes aprovechen y visiten el pueblo originario de La Magdalena Atlitic, el último pueblo antes de llegar al parque.

Es importante destacar que en las cercanías y en el camino hay lugares para comer y disfrutar con amigos y familiares los fines de semana.

Sin embargo, es costumbre que los fines de semana el parque y la zona sea más concurrida que entre semana, por lo que si estás interesado en disfrutar el parque de forma tranquila es preferible que vayas entre semana.

Es costumbre que los fines de semana el parque y la zona sea más concurrida que entre semana / Ignacio Huitzil | La Prensa

Los servicios de guía están disponibles todos los días para disfrutar del bosque de Los Dinamos.

Cuando vayas en pareja o en familia, seguramente pasarás un día inolvidable, pues además de mantener contacto con la naturaleza, en el que percibirás el olor a pino y al pasar por la orilla del río, el agua no solamente te recibirá con su canto natural al correr entre piedras y arena, sino que podrás meterte al agua helada y también respirarás el aire puro de la zona.

Mientras te deleitas el paladar en una mesa a la orilla del río y tu pupila se ilumina con los bellos paisajes con sus frondosos y grandes árboles, podrás disfrutar de la hermosura del primero, Segundo, Tercero y Cuarto Dinamo, donde también podrás pasear a caballo.

Y, es que además de ser uno de los principales centros turísticos de la Ciudad de México, también es uno de los pulmones de la capital del país.

¿Qué comer en el Parque Nacional Los Dinamos?

En el interior del parque encontrarás diversos puestos de antojitos, pero si quieres comer en forma, también hay varias opciones como fondas y restaurantes donde el pescado es muy fresco.

Sus suculentos antojitos le han ganado el gusto de muchos residentes de la capital nacional, quienes se deleitan con una sopa de hongos y quesadillas de flor de calabaza, champiñones, de chicharrón o las tradicionales de queso Oaxaca.

En cualquiera de los restaurantes típicos construidos con madera serás bien atendido y podrás tomar pulque natural o de frutas naturales; te podrás alimentar con las deliciosas quesadillas con sus tortillas hechas a mano y al comal, sopa de hongos, mojarras recién pescadas y otro antojito típico de Los Dinamos.

Guía para visitar Los Dinamos

  • Caminata: Considera que es un terreno alto, por lo que hacer el recorrido completo tomará aproximadamente 2 horas y media.
  • Servicio: El parque está abierto de lunes a domingo, con un horario de 06:00 de la mañana a 06:30 de la tarde.
  • ¿Cómo llegar?: La forma más fácil, es abordar la Línea 2 del Metro hasta Taxqueña, ahí subir a un autobús que te lleva directamente al lugar.


Una de las principales zonas turísticas de la Ciudad de México es sin duda el Parque Nacional de Los Dinamos, ubicado en una zona boscosa y entre barrancas, donde el agua cristalina y fría corre sobre las rocas. Con su natural ruido le canta a los visitantes nacionales y extranjeros.

Los Dinamos fueron construidos mediante la concesión otorgada por el presidente Porfirio Díaz, al señor Ángel Sánchez y CIA el 20 de enero de 1897

¿Por qué se llama Los Dinamos?

Los Dinamos deben su nombre a las cinco plantas eléctricas escalonadas que se sitúan en el Río Magdalena y que servían para generar electricidad a partir del movimiento del agua para el funcionamiento de las fábricas de hilados y tejidos: La Hormiga, La Alpina, Puente de Sierra, La Magdalena y Santa Teresa.

Es un área boscosa que se encuentra dentro del territorio de la Comunidad Agraria La Magdalena Contreras Atlitic con cerca de dos mil 429 hectáreas de extensión.

Senderos turísticos para practicar diversas actividades

Tiene una red de senderos turísticos de 26 kilómetros para practicar actividades desde caminata, montar a caballo, rappel, pesca y más / Ignacio Huitzil | La Prensa

Tiene una red de senderos turísticos de 26 kilómetros donde se pueden practicar diversas actividades como bicicleta, escalada, tirolesa, rappel, campismo, pesca de truchas o montar a caballo.

Los corredores aprovechan los 26 kilómetros de senderos, espacio que también disfrutan muchas personas para entrenar todo tipo de actividades deportes al aire libre.

Si tienes suerte te encontrarás en el camino con ajolotes, ratones de campo, codornices arlequín, teporingos, colibríes, vencejos, halcones y conejos silvestres.

Como en cualquier parque, los lugares verdaderamente espectaculares requieren algo de tiempo y paciencia para ser descubiertos.

Muchos visitantes se limitan a los senderos para principiantes, pero con perseverancia se pueden conseguir grandes recompensas. Hay senderos aptos para paseos sencillos y caminos para excursionistas expertos.

¿Cómo llegar?

El parque es una franja ecoturística con bosques, cascadas y saltos de agua del Río Magdalena, en la alcaldía Magdalena Contreras. Puedes llegar siguiendo cualquiera de las siguientes avenidas: San Francisco, San Jerónimo o Camino a Santa Teresa hasta llegar al bosque.

Para llegar al punto, puedes utilizar transporte público tomando el Metro en las estaciones Miguel Ángel de Quevedo o Copilco, también hay camiones que salen cada 15 minutos siguiendo por Avenida San Jerónimo y Avenida Guadalupe.

La entrada a Los Dinamos está a 15 minutos caminando desde calle Guadalupe, aunque es común que en la terminal encuentres taxis listos para llevarte a la entrada del bosque.

La Magdalena Atlitic, destino obligado si visitas Los Dinamos

Es cotidiano que muchos visitantes aprovechen y visiten el pueblo originario de La Magdalena Atlitic, el último pueblo antes de llegar al parque.

Es importante destacar que en las cercanías y en el camino hay lugares para comer y disfrutar con amigos y familiares los fines de semana.

Sin embargo, es costumbre que los fines de semana el parque y la zona sea más concurrida que entre semana, por lo que si estás interesado en disfrutar el parque de forma tranquila es preferible que vayas entre semana.

Es costumbre que los fines de semana el parque y la zona sea más concurrida que entre semana / Ignacio Huitzil | La Prensa

Los servicios de guía están disponibles todos los días para disfrutar del bosque de Los Dinamos.

Cuando vayas en pareja o en familia, seguramente pasarás un día inolvidable, pues además de mantener contacto con la naturaleza, en el que percibirás el olor a pino y al pasar por la orilla del río, el agua no solamente te recibirá con su canto natural al correr entre piedras y arena, sino que podrás meterte al agua helada y también respirarás el aire puro de la zona.

Mientras te deleitas el paladar en una mesa a la orilla del río y tu pupila se ilumina con los bellos paisajes con sus frondosos y grandes árboles, podrás disfrutar de la hermosura del primero, Segundo, Tercero y Cuarto Dinamo, donde también podrás pasear a caballo.

Y, es que además de ser uno de los principales centros turísticos de la Ciudad de México, también es uno de los pulmones de la capital del país.

¿Qué comer en el Parque Nacional Los Dinamos?

En el interior del parque encontrarás diversos puestos de antojitos, pero si quieres comer en forma, también hay varias opciones como fondas y restaurantes donde el pescado es muy fresco.

Sus suculentos antojitos le han ganado el gusto de muchos residentes de la capital nacional, quienes se deleitan con una sopa de hongos y quesadillas de flor de calabaza, champiñones, de chicharrón o las tradicionales de queso Oaxaca.

En cualquiera de los restaurantes típicos construidos con madera serás bien atendido y podrás tomar pulque natural o de frutas naturales; te podrás alimentar con las deliciosas quesadillas con sus tortillas hechas a mano y al comal, sopa de hongos, mojarras recién pescadas y otro antojito típico de Los Dinamos.

Guía para visitar Los Dinamos

  • Caminata: Considera que es un terreno alto, por lo que hacer el recorrido completo tomará aproximadamente 2 horas y media.
  • Servicio: El parque está abierto de lunes a domingo, con un horario de 06:00 de la mañana a 06:30 de la tarde.
  • ¿Cómo llegar?: La forma más fácil, es abordar la Línea 2 del Metro hasta Taxqueña, ahí subir a un autobús que te lleva directamente al lugar.


Policiaca

Cateos por piratería en centro Tulancingo

Los negocios fueron cerrados, hay sanciones que se pagan hasta con cárcel

Local

Encabeza Acaxochitlán índice de embarazo adolescente

Este tema, se ha convertido en un problema de salud pública que vuelve más grandes las brechas sociales y de género

Local

Historia de una migrante: Diez días en el desierto por el "sueño americano"

Ahora su madre, “Doña Guadencia” es la responsable de la crianza de su hijo Alfons de solo seis años de edad. Las separaciones familiares son muchas veces necesarias por una vida mejor

Local

Fe religiosa y el esoterismo, entrelazados en Tulancingo 

Pese a que “la Ciudad de los Satélites” es una de las regiones más profundamente católicas de la entidad al ser sede de la Arquidiócesis, prevalece otro sistema de creencias que, a voz de comerciantes, “va al alza”

Local

Iglesia de la Merced, ícono arquitectónico de Tulancingo

Comenzó su construcción en 1892 gracias al presbítero José Antonio María Agüero pero luego de su muerte, quedó inconclusa desde 1922

Local

Historia de Eleazar: El ferrocarrilero que vivió 29 años sobre los rieles

Se encargaba de mantener en perfectas condiciones el tránsito del transporte ferroviario