imagotipo

Proponen en Monterrey cárcel a escandalosos

Darle atribuciones a los municipios para que puedan ejercer arresto administrativo en caso de incumplimiento de las medidas establecidas para controlar el ruido excesivo, propuso el diputado Ángel Barroso.

El legislador es el promotor de la reforma a la ley ambiental del estado en su artículo 187 bis 2 por lo que destacó la importancia de aprobar de inmediato la reforma que contribuye a la tranquilidad de las colonias.

“El objetivo de la reforma es que los municipios puedan aplicar arresto administrativo en los siguientes casos: cuando el infractor se le notifique la multa impuesta, y este haga caso omiso. Cuando presente reincidencia por sobre pasar los límites de decibeles, por no acatar la petición o por acatarla momentáneamente y por reanudar el ruido una vez que la autoridad se haya retirado”.

Lo anterior se puntualizó en una mesa de trabajo realizada por la comisión de medio ambiente del Congreso del Estado de Nuevo León, en la cual participaron diputados locales, representantes de los gobiernos municipales y del gobierno estatal, así como organizaciones civiles, donde debatieron la pertinencia de adicionar en la ley la homologación de máximos y mínimos de decibeles así como sanciones para quienes excedan los límites de ruido.

Barroso recordó a los funcionarios estatales el compromiso del gobernador para encontrarle soluciones a esta problemática que es muy recurrente en Nuevo León, incluso lo citó textual “esto no se puede permitir que continúe, porque si lo dejamos como una sanción administrativa, la gente no hace caso, entonces tenemos que tomar medidas más estrictas, y empezar eso, delito, cárcel punto”.