/ domingo 17 de diciembre de 2017

En dos años, ocho motines en penales de Nuevo León

Violencia que se vive en Nuevo León que en dos años ha dejado 78 muertos en los penales

Ciudadanos en Apoyo a Derechos Humanos, volvió a denunciar con gran preocupación la situación de violencia que se vive en Nuevo León que en dos años ha dejado 78 muertos en los penales de la entidad.

Hemos observando total falta de compromiso del gobernador Jaime Rodríguez para garantizar la seguridad de la ciudadanía en general, y de manera muy lastimosa, las condiciones de los centros penitenciarios, en donde se han y siguen cometiendo graves y continuas violaciones a derechos humanos, a pesar de que el Estado es responsable de garantizar su bienestar y seguridad”, expuso la Hermana Consuelo Morales, que preside la citada organización.

La crisis penitenciaria que enfrenta Nuevo León, es una problemática que se ha vivido desde hace años, no obstante, en esta administración se ha deteriorado de manera alarmante, expuso.

“En tan solo dos años han ocurrido ocho eventos violentos que han dejado al menos 78 personas privadas de la libertad asesinadas y cientos heridas. Aunado a esto, todos los días las y los internos ven vulnerados sus derechos a una vida digna, a la alimentación, atención médica adecuada, a su integridad personal mediante el cobro de cuotas y amenazas, también son víctimas constantes de tratos crueles, inhumanos y degradantes, así como condiciones precarias en las instalaciones que viven”.

A esta grave situación, sumó la falta de transparencia y voluntad política de las autoridades estatales para atender la situación con base en la legalidad.

La administración estatal públicamente ha externado la necesidad de destinar mayor presupuesto a la problemática, sin embargo, recientemente el gobernador ha expresado que se destinará dinero a otros rubros, como la transferencia de 600 millones de pesos al DIF, explica Morales.

Eventos como el ocurrido en el mes de octubre en el penal de Cadereyta evidencian la grave situación que se vive: actuación delictiva de cuerpos policiacos, asesinatos, lesiones graves, hacinamiento, falta de control y transparencia por parte de las autoridades. Situación que aún sigue sin ser atendida del todo y que continúa en la impunidad, añade.

No debemos olvidar que si bien las personas privadas de la libertad cometieron un delito, la sanción es estar recluidas en la cárcel, es decir privadas de su libertad. Por su parte el Estado tiene como objetivo la reinserción social de estas personas, y ante los tratados internacionales de los que México forma parte, así como indican las leyes de nuestra Constitución, es responsabilidad del gobierno velar por la seguridad y el respeto de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad que tiene bajo su custodia.

Por todo lo anterior, resulta inconcebible que en un espacio delimitado, controlado por el Estado, se sigan violentando de forma tan grave los derechos humanos. Desde nuestra organización no descansaremos hasta conseguir las investigaciones serias, e independientes de expertos, sobre los hechos violentos y actos de corrupción sucedidos al interior de los penales estatales. Los asesinatos, torturas, extorsiones al interior de éstos, no pueden, no deben quedar en la impunidad, ya que rompe todos nuestros anhelos de justicia y de reconocer nuestra fraternidad”, menciona Consuelo Morales.

Ciudadanos en Apoyo a Derechos Humanos, volvió a denunciar con gran preocupación la situación de violencia que se vive en Nuevo León que en dos años ha dejado 78 muertos en los penales de la entidad.

Hemos observando total falta de compromiso del gobernador Jaime Rodríguez para garantizar la seguridad de la ciudadanía en general, y de manera muy lastimosa, las condiciones de los centros penitenciarios, en donde se han y siguen cometiendo graves y continuas violaciones a derechos humanos, a pesar de que el Estado es responsable de garantizar su bienestar y seguridad”, expuso la Hermana Consuelo Morales, que preside la citada organización.

La crisis penitenciaria que enfrenta Nuevo León, es una problemática que se ha vivido desde hace años, no obstante, en esta administración se ha deteriorado de manera alarmante, expuso.

“En tan solo dos años han ocurrido ocho eventos violentos que han dejado al menos 78 personas privadas de la libertad asesinadas y cientos heridas. Aunado a esto, todos los días las y los internos ven vulnerados sus derechos a una vida digna, a la alimentación, atención médica adecuada, a su integridad personal mediante el cobro de cuotas y amenazas, también son víctimas constantes de tratos crueles, inhumanos y degradantes, así como condiciones precarias en las instalaciones que viven”.

A esta grave situación, sumó la falta de transparencia y voluntad política de las autoridades estatales para atender la situación con base en la legalidad.

La administración estatal públicamente ha externado la necesidad de destinar mayor presupuesto a la problemática, sin embargo, recientemente el gobernador ha expresado que se destinará dinero a otros rubros, como la transferencia de 600 millones de pesos al DIF, explica Morales.

Eventos como el ocurrido en el mes de octubre en el penal de Cadereyta evidencian la grave situación que se vive: actuación delictiva de cuerpos policiacos, asesinatos, lesiones graves, hacinamiento, falta de control y transparencia por parte de las autoridades. Situación que aún sigue sin ser atendida del todo y que continúa en la impunidad, añade.

No debemos olvidar que si bien las personas privadas de la libertad cometieron un delito, la sanción es estar recluidas en la cárcel, es decir privadas de su libertad. Por su parte el Estado tiene como objetivo la reinserción social de estas personas, y ante los tratados internacionales de los que México forma parte, así como indican las leyes de nuestra Constitución, es responsabilidad del gobierno velar por la seguridad y el respeto de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad que tiene bajo su custodia.

Por todo lo anterior, resulta inconcebible que en un espacio delimitado, controlado por el Estado, se sigan violentando de forma tan grave los derechos humanos. Desde nuestra organización no descansaremos hasta conseguir las investigaciones serias, e independientes de expertos, sobre los hechos violentos y actos de corrupción sucedidos al interior de los penales estatales. Los asesinatos, torturas, extorsiones al interior de éstos, no pueden, no deben quedar en la impunidad, ya que rompe todos nuestros anhelos de justicia y de reconocer nuestra fraternidad”, menciona Consuelo Morales.

Policiaca

Tráiler se impacta contra árbol en Tlaxiaca

Conductor quedó atrapado, bomberos estatales lo rescatan

Local

Aterrizó aeronave en Nopala porque la piloto no podía ver

Amelia Earhart, la “aviatriz”, tuvo problemas en un ojo y bajo en la presa Doxixho

Política

Ricardo Sheffield busca mando único para pacificar León

Incluirá el aspirante de Morena a la Guardia Nacional y policía estatal para pacificar León

Finanzas

Analistas prevén caída superior a 3% del PIB para el primer trimestre

Analistas estiman que el Producto Interno Bruto comenzará a recuperarse entre abril y junio

Sociedad

Esto debo hacer para no dar mis datos biométricos

Ayer se presentaron los primeros amparos frente a la medida que obliga a entregar datos biométricos

Local

Hidalgo reporta 418 casos activos de Covid-19

El índice de muertes por Covid-19 bajó, se registraron 22 decesos en 24 horas

Local

Habitantes de Chapulhuacán bloquearon la carretera federal

Se dijeron inconformes por el presunto incumplimiento de obras por parte del municipio

Turismo

Cómo hacer turismo gastronómico en la nueva normalidad

México cuenta con 18 rutas gastronómicas que abarcan más de 150 destinos