/ viernes 14 de junio de 2019

Conoce la importancia de los grupos sanguíneos

Durante siglos las funciones de la sangre eran descocidas, tan sólo se intuía su relevancia, por lo cual los médicos realizaron diversos intentos de trasfusiones sanguíneas para tratar distintas enfermedades, aunque en la mayoría de los casos los resultados eran nocivos para los pacientes, debido a ello, esta práctica tuvo que ser prohibida.

En 1900, tras realizar mezclas de sangre de distintas personas, el patólogo de origen alemán, Karl Landsteiner, se percató que algunas muestras eran compatibles, mientras que otras no lo eran.

Descubrió que, en la superficie de los hematíes, existían dos tipos de proteínas marcadoras o antígenos que denominó A y B. Observó, además, que el plasma contiene también dos tipos de anticuerpos que reaccionan con las proteínas de los glóbulos rojos y que llamó anticuerpos Anti-A y Anti-B. De esta manera estableció cuatro tipos de grupos sanguíneos:

GRUPO A: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno A y en las que su plasma se encuentra el anticuerpo Anti-B.

GRUPO B: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno B y su plasma los anticuerpos Anti-A.

GRUPO AB: Los glóbulos rojos de este grupo tienen los dos tipos de antígenos: A y B; pero el plasma no tiene ningún anticuerpo.

GRUPO O: Los glóbulos rojos no tienen antígenos, pero el plasma tiene anticuerpos Anti-A y Anti-B.

Partiendo de esta premisa estableció la compatibilidad entre los distintos grupos según las reacciones que se producían, ya que los anticuerpos que posee cada grupo sanguíneo reaccionan cuando se introducen en el torrente sanguíneo hematíes con antígenos “extraños”: Anti-A contra antígenos A y Anti-B contra antígenos B.

Landsteiner continuó investigando sobre el tema, puesto que seguían produciéndose reacciones transfusionales, y así descubrió, en 1940, el factor Rhesus durante sus experimentos con macacos Rhesus.

Este sistema comprende varios antígenos, el más importante de los cuales es el factor D.

Este factor se encuentra en la sangre del 85% de las personas, que se denominan Rh positivos, mientras que el 15% restante que carece de este factor, son Rh negativos.

Por tanto, las personas se clasifican, por ejemplo, como 0 positivas o AB negativas, basándose en los grupos AB0 y en el Rh.

De esta manera, cuando se va a realizar una transfusión hay que atender la compatibilidad de los dos factores.

Durante siglos las funciones de la sangre eran descocidas, tan sólo se intuía su relevancia, por lo cual los médicos realizaron diversos intentos de trasfusiones sanguíneas para tratar distintas enfermedades, aunque en la mayoría de los casos los resultados eran nocivos para los pacientes, debido a ello, esta práctica tuvo que ser prohibida.

En 1900, tras realizar mezclas de sangre de distintas personas, el patólogo de origen alemán, Karl Landsteiner, se percató que algunas muestras eran compatibles, mientras que otras no lo eran.

Descubrió que, en la superficie de los hematíes, existían dos tipos de proteínas marcadoras o antígenos que denominó A y B. Observó, además, que el plasma contiene también dos tipos de anticuerpos que reaccionan con las proteínas de los glóbulos rojos y que llamó anticuerpos Anti-A y Anti-B. De esta manera estableció cuatro tipos de grupos sanguíneos:

GRUPO A: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno A y en las que su plasma se encuentra el anticuerpo Anti-B.

GRUPO B: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno B y su plasma los anticuerpos Anti-A.

GRUPO AB: Los glóbulos rojos de este grupo tienen los dos tipos de antígenos: A y B; pero el plasma no tiene ningún anticuerpo.

GRUPO O: Los glóbulos rojos no tienen antígenos, pero el plasma tiene anticuerpos Anti-A y Anti-B.

Partiendo de esta premisa estableció la compatibilidad entre los distintos grupos según las reacciones que se producían, ya que los anticuerpos que posee cada grupo sanguíneo reaccionan cuando se introducen en el torrente sanguíneo hematíes con antígenos “extraños”: Anti-A contra antígenos A y Anti-B contra antígenos B.

Landsteiner continuó investigando sobre el tema, puesto que seguían produciéndose reacciones transfusionales, y así descubrió, en 1940, el factor Rhesus durante sus experimentos con macacos Rhesus.

Este sistema comprende varios antígenos, el más importante de los cuales es el factor D.

Este factor se encuentra en la sangre del 85% de las personas, que se denominan Rh positivos, mientras que el 15% restante que carece de este factor, son Rh negativos.

Por tanto, las personas se clasifican, por ejemplo, como 0 positivas o AB negativas, basándose en los grupos AB0 y en el Rh.

De esta manera, cuando se va a realizar una transfusión hay que atender la compatibilidad de los dos factores.

Policiaca

Fuerte choque en la Central de Abasto

El accidente generó la movilización de los servicios de urgencias, un adulto y dos niños fueron atendidos en el lugar

Local

Advierte la Canaco de suplantaciones

Piden a ciudadanos no se dejan sorprender, ni entregar dinero a cambio de trámites o adhesión

Local

Crece venta de productos de defensa

Mujeres adquieren gas pimienta, lámparas paralizadoras y aparatos de choques eléctricos

Sociedad

En reunión con Pompeo, Ebrard pedirá a EU cumpla con acuerdos

Ebrard Casaubón comentó que el mejor ejemplo de cómo se combate la migración es generando empleo y desarrollo

Sociedad

Así operan en el país bandas de extranjeros

Colombianos, venezolanos y peruanos han sido identificados y detenidos por robos a residencias, extorsión y fraude en varios estados

Sociedad

Por desabasto frenan cirugías y consultas

En diversos hospitales del país no hay insumos básicos como las torundas; enfermos de cáncer, los más afectados

Finanzas

Profeco sale al quite; restaurantes no deben exigirte propina

El organismo alertó a los consumidores a no permitir que en sus cuentas hagan cargos sin su autorización, lo cual es considerado como una práctica abusiva

Futbol

¡Es oficial! Edson Álvarez se va al Ajax

El mexicano fue el héroe de la final liguera ante Cruz Azul, al apuntarse un doblete en la vuelta

Policiaca

De 12 Ceresos, ocho están sobrepoblados

De cuatro mil 10 personas en reclusión, 288 son mujeres, y solo siete penales tienen médico adscrito