/ lunes 1 de junio de 2020

De Brasil a Kenia, mujeres pierden maridos y tierras

Las mujeres que pierden a sus maridos son obligadas a vender su patrimonio o a casarse con familiares para mantener el terreno que les pertenece

JOHANNESBURGO. Viudas en todo el mundo están siendo desalojadas, obligadas a renunciar a propiedades o a casarse con parientes después de que sus esposos murieron a causa del nuevo coronavirus, dijeron el martes expertos en derechos territoriales.

Las mujeres a menudo sólo obtienen derechos legales o socialmente reconocidos sobre la tierra y la propiedad a través de un esposo o padre, y éstos suelen ser violados en tiempos de crisis, como una guerra o la pandemia del VIH/SIDA, remarcaron los especialistas, quienes destacaron que la emergencia sanitaria por el coronavirus no es una excepción.

"El Covid-19 es un creador de viudas", sostuvo Karol Boudreaux, directora de programas de la organización benéfica por los derechos a la tierra Landesa, en un seminario en línea organizado por la plataforma en línea Land Portal.

"(El coronavirus) exacerba una situación que ya era desigual para hombres y mujeres", aseguró Boudreaux, citando a una viuda originaria de Tanzania quien no pudo detener la venta ilegal de su propiedad en otra ciudad debido a los limitados derechos que tienen las mujeres sobre la tierra y las restricciones de viaje a consecuencia de la pandemia de Covid-19.

En 40 por ciento de los países, las mujeres enfrentan persistentes barreras en lo que se refiere a la tierra, incluyendo derechos de herencia desiguales y sobre los bienes producto del matrimonio, según un estudio del Banco Mundial.

Aunque la mayoría de los agricultores en África y Asia son mujeres, sólo alrededor de 15 por ciento de las tierras de cultivo del mundo son propiedad de mujeres, según Landesa. Y esta desigualdad empeorará con el coronavirus, dijeron expertos en tierras de África y América Latina.

"(En Brasil), cuando un hombre muere, las mujeres ya son abordadas para que vendan sus tierras en el funeral", dijo Patricia Chaves, directora de la organización benéfica por los derechos de las mujeres Espaco Feminista, que brinda apoyo legal para proteger los derechos sobre la tierra.

Las mujeres pobres que trabajan en el sector informal son particularmente vulnerables durante la pandemia del coronavirus porque se ven obligadas a ponerse en riesgo para alimentar a sus familias y aislarse en condiciones deficientes de vivienda, señaló la experta en derechos.

En Kenia, hay evidencia de viudas expulsadas de sus hogares por sus suegros durante la cuarentena por la emergencia sanitaria, ya que son vistas como una carga adicional y no como parte de la familia, sostuvo por su parte Victoria Stanley, especialista en tierras del Banco Mundial.

"Las viudas dependen de sus esposos (fallecidos) para sus derechos de propiedad. Puede incluso haber presión de las familias para devolver propiedades o pueden verse obligadas a casarse con otros miembros de la familia", agregó Stanley.

"Incluso cuando las leyes brindan la misma protección, a veces las tradiciones y los usos y costumbres se imponen, especialmente en las zonas rurales", observó Victoria Stanley en el panel Promoción de los derechos sobre la tierra para empoderar a las mujeres de las zonas rurales y poner fin a la pobreza, del Banco Mundial, realizado en octubre de 2016.

Según la misma organización, 78 por ciento de las personas vulnerables vive en el campo y la desigualdad entre hombres y mujeres es peor en ese sector.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

JOHANNESBURGO. Viudas en todo el mundo están siendo desalojadas, obligadas a renunciar a propiedades o a casarse con parientes después de que sus esposos murieron a causa del nuevo coronavirus, dijeron el martes expertos en derechos territoriales.

Las mujeres a menudo sólo obtienen derechos legales o socialmente reconocidos sobre la tierra y la propiedad a través de un esposo o padre, y éstos suelen ser violados en tiempos de crisis, como una guerra o la pandemia del VIH/SIDA, remarcaron los especialistas, quienes destacaron que la emergencia sanitaria por el coronavirus no es una excepción.

"El Covid-19 es un creador de viudas", sostuvo Karol Boudreaux, directora de programas de la organización benéfica por los derechos a la tierra Landesa, en un seminario en línea organizado por la plataforma en línea Land Portal.

"(El coronavirus) exacerba una situación que ya era desigual para hombres y mujeres", aseguró Boudreaux, citando a una viuda originaria de Tanzania quien no pudo detener la venta ilegal de su propiedad en otra ciudad debido a los limitados derechos que tienen las mujeres sobre la tierra y las restricciones de viaje a consecuencia de la pandemia de Covid-19.

En 40 por ciento de los países, las mujeres enfrentan persistentes barreras en lo que se refiere a la tierra, incluyendo derechos de herencia desiguales y sobre los bienes producto del matrimonio, según un estudio del Banco Mundial.

Aunque la mayoría de los agricultores en África y Asia son mujeres, sólo alrededor de 15 por ciento de las tierras de cultivo del mundo son propiedad de mujeres, según Landesa. Y esta desigualdad empeorará con el coronavirus, dijeron expertos en tierras de África y América Latina.

"(En Brasil), cuando un hombre muere, las mujeres ya son abordadas para que vendan sus tierras en el funeral", dijo Patricia Chaves, directora de la organización benéfica por los derechos de las mujeres Espaco Feminista, que brinda apoyo legal para proteger los derechos sobre la tierra.

Las mujeres pobres que trabajan en el sector informal son particularmente vulnerables durante la pandemia del coronavirus porque se ven obligadas a ponerse en riesgo para alimentar a sus familias y aislarse en condiciones deficientes de vivienda, señaló la experta en derechos.

En Kenia, hay evidencia de viudas expulsadas de sus hogares por sus suegros durante la cuarentena por la emergencia sanitaria, ya que son vistas como una carga adicional y no como parte de la familia, sostuvo por su parte Victoria Stanley, especialista en tierras del Banco Mundial.

"Las viudas dependen de sus esposos (fallecidos) para sus derechos de propiedad. Puede incluso haber presión de las familias para devolver propiedades o pueden verse obligadas a casarse con otros miembros de la familia", agregó Stanley.

"Incluso cuando las leyes brindan la misma protección, a veces las tradiciones y los usos y costumbres se imponen, especialmente en las zonas rurales", observó Victoria Stanley en el panel Promoción de los derechos sobre la tierra para empoderar a las mujeres de las zonas rurales y poner fin a la pobreza, del Banco Mundial, realizado en octubre de 2016.

Según la misma organización, 78 por ciento de las personas vulnerables vive en el campo y la desigualdad entre hombres y mujeres es peor en ese sector.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

Policiaca

Nuevamente atacan a balazos a policías estatales

Ahora fue en Tecozautla, fortuitamente resultaron ilesos

Gossip

Germán Montero presenta su concierto por streaming Nadie sale, que salga la música

El recital del cantautor sinaloense se transmitirá simultáneamente en cuatro países

Cultura

Quinta edición de Hay Festival Querétaro será digital

Con 70 actividades, su programación será encabezada por las conferencias magistrales de los premios nobel: Mala Yousafzai, Paul Krugman y Mario Vargas Llosa

Gossip

Martin Scorsese firma un acuerdo global con Apple TV+

El portal Deadline señaló este martes que Scorsese ha llegado a un acuerdo con a través de su productora Sikelia Productions

Gossip

Rock en tu idioma eléctrico está listo para el Auditorio Nacional

En una transmisión vía streaming los exponentes de este concepto regalarán una noche de éxitos en un nuevo formato

Gossip

Con todo y palomitas, cines abren con 30% de aforo

Las salas de cine vuelven a operar con el 30 por ciento de capacidad y el permiso de vender y consumir alimentos; Tenet será el primer gran estreno el 10 de septiembre

Cultura

Así es visitar un museo en la nueva normalidad

Soumaya es uno de los primeros recintos en recibir al público, siguieron el protocolo sanitario