/ martes 16 de junio de 2020

California vence a Trump, Corte avala sus leyes de ciudad santuario

Emite fallo histórico para proteger a trabajadores de la comunidad LGTB

WASHINGTON. La Corte Suprema de EU propinó inesperadas derrotas a Donald Trump y a grupos conservadores, al rechazar examinar la constitucionalidad de las ciudades santuario, y al considerar que las minorías sexuales están protegidas por las leyes que prohíben los despidos discriminatorios en el trabajo.

También desechó ayer avalar una ley de inmunidad que protege a la policías acusados de brutalidad.

La Corte Suprema de Estados Unidos propinó ayer una derrota al presidente en su pulso legal con el estado más poblado del país, al no querer atender el desafío de su gobierno a las leyes de “santuario” de California que protegen a los inmigrantes de la deportación.

Los magistrados mantuvieron el dictamen de una corte inferior que preservó la mayor parte de tres leyes del estado con gobierno demócrata que limitan la cooperación con las autoridades migratorias federales. El gobierno de Trump había apelado ese dictamen ante el Supremo.

Trump, que busca la reelección el 3 de noviembre, ha convertido sus políticas migratorias de línea dura en uno de los pilares de su presidencia, incluida una ofensiva contra la inmigración legal e ilegal.

Demandó a California en 2018 en una corte federal, acusando al estado de obstruir ilegalmente el cumplimiento de la ley federal de inmigración y asegurando que las medidas violan la provisión de la Constitución que indica que las leyes federales son superiores a las estatales.

La leyes “santuario” de California en cuestión impiden que empleadores privados en el estado cooperen de forma voluntaria con funcionarios federales de inmigración y prohíben que autoridades locales compartan información con sus pares federales sobre la puesta en libertad de inmigrantes deportables.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) aplaudió la decisión de la Corte en un mensaje por Twitter diciendo que esta “es una victoria para todas las comunidades, particularmente para las comunidades de color, que permitirá a todos sentirse seguros”, en otra referencia a la conexión entre la policía y las minorías.

En otra decisión sorpresiva, la Corte Suprema emitió un fallo histórico en favor de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero), al dictaminar que nadie puede ser discriminado en su trabajo debido a su orientación sexual.

Y en otro revés al gobierno de Trump, el máximo tribunal del país decidió ayer por seis votos contra tres que el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe la discriminación a empleados “por razones de sexo”, también abarca a la comunidad LGBT.

“Hoy tenemos que decidir si alguien puede ser despedido simplemente por ser homosexual o transgénero”, dijo la Corte. “La respuesta es clara”: la ley “lo prohíbe”.

Algunos tribunales, así como el gobierno del presidente republicano, consideraban que la norma federal aplicaba sólo a la distinción hombres/mujeres y no a las minorías sexuales. Pero Trump consideró la decisión “muy poderosa”.

Antes de este fallo, excepto en una veintena de estados que adoptaron mecanismos de protección específica, en más de la mitad del país los trabajadores podían ser despedidos o denegados de promociones debido a su orientación sexual.

Abiertamente homosexual, Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, aplaudió el dictamen.

WASHINGTON. La Corte Suprema de EU propinó inesperadas derrotas a Donald Trump y a grupos conservadores, al rechazar examinar la constitucionalidad de las ciudades santuario, y al considerar que las minorías sexuales están protegidas por las leyes que prohíben los despidos discriminatorios en el trabajo.

También desechó ayer avalar una ley de inmunidad que protege a la policías acusados de brutalidad.

La Corte Suprema de Estados Unidos propinó ayer una derrota al presidente en su pulso legal con el estado más poblado del país, al no querer atender el desafío de su gobierno a las leyes de “santuario” de California que protegen a los inmigrantes de la deportación.

Los magistrados mantuvieron el dictamen de una corte inferior que preservó la mayor parte de tres leyes del estado con gobierno demócrata que limitan la cooperación con las autoridades migratorias federales. El gobierno de Trump había apelado ese dictamen ante el Supremo.

Trump, que busca la reelección el 3 de noviembre, ha convertido sus políticas migratorias de línea dura en uno de los pilares de su presidencia, incluida una ofensiva contra la inmigración legal e ilegal.

Demandó a California en 2018 en una corte federal, acusando al estado de obstruir ilegalmente el cumplimiento de la ley federal de inmigración y asegurando que las medidas violan la provisión de la Constitución que indica que las leyes federales son superiores a las estatales.

La leyes “santuario” de California en cuestión impiden que empleadores privados en el estado cooperen de forma voluntaria con funcionarios federales de inmigración y prohíben que autoridades locales compartan información con sus pares federales sobre la puesta en libertad de inmigrantes deportables.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) aplaudió la decisión de la Corte en un mensaje por Twitter diciendo que esta “es una victoria para todas las comunidades, particularmente para las comunidades de color, que permitirá a todos sentirse seguros”, en otra referencia a la conexión entre la policía y las minorías.

En otra decisión sorpresiva, la Corte Suprema emitió un fallo histórico en favor de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero), al dictaminar que nadie puede ser discriminado en su trabajo debido a su orientación sexual.

Y en otro revés al gobierno de Trump, el máximo tribunal del país decidió ayer por seis votos contra tres que el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe la discriminación a empleados “por razones de sexo”, también abarca a la comunidad LGBT.

“Hoy tenemos que decidir si alguien puede ser despedido simplemente por ser homosexual o transgénero”, dijo la Corte. “La respuesta es clara”: la ley “lo prohíbe”.

Algunos tribunales, así como el gobierno del presidente republicano, consideraban que la norma federal aplicaba sólo a la distinción hombres/mujeres y no a las minorías sexuales. Pero Trump consideró la decisión “muy poderosa”.

Antes de este fallo, excepto en una veintena de estados que adoptaron mecanismos de protección específica, en más de la mitad del país los trabajadores podían ser despedidos o denegados de promociones debido a su orientación sexual.

Abiertamente homosexual, Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, aplaudió el dictamen.

Policiaca

Tiene cinco años; salvó a su madre llamando al 911

Al parecer, tras hallarla sobre el suelo, y ver que no respondía, decidió pedir ayuda

Mundo

Estos son los países que piden test negativo de Covid a los mexicanos

En medio de la pandemia algunos países han optado por restringir el paso de personas provenientes del extranjero a su territorio

Salud

¿Por qué la variante británica del coronavirus podría ser más mortal?

Los resultados científicos apuntaban a que esta variante era más contagiosa, pero Londres anunció que además podía ser un 30-40% más mortal

Celebridades

Thalía protagoniza portada de Vogue México y sorprende a sus fans

"Es justo lo que necesitaba para animarme y hacerme sonreír en medio de momentos familiares tan difíciles", dijo la cantante

Sociedad

Estados podrán comprar vacuna Covid hasta 2022: Goan

AstraZeneca y Pfizer les informan que por ahora no tienen disponibilidad en la producción