/ domingo 3 de mayo de 2020

Albañiles se quedan sin festejo en Día de la Santa Cruz

No hubo festejo, cervezas, carnitas o barbacoa que compra el patrón o el arquitecto encargado de la obra

En este tiempo de coronavirus, en donde las obras de construcción están paradas, los albañiles no festejaron su fiesta: el Día de la Santa Cruz.

No hubo festejo, cervezas, carnitas o barbacoa que compra el patrón o el arquitecto encargado de la obra. Tampoco tuvieron la oportunidad de colocar una cruz con flores o moños de colores en el lugar más alto de la edificación.

Los trabajadores de la construcción tendrán que esperar a que se levante la contingencia sanitaria por el Covid-19 para regresar a trabajar y seguir ganándose la vida. En este momento la están pasando muy mal, no entra dinero a sus hogares y forman parte de los millones de trabajadores que en este país, viven al día.

Agustín es albañil desde hace 36 años, comenzó a trabajar en cerca de la ranchería donde nació, cerca de Huejutla, Hidalgo, a los 14 años. Ahora tiene 50 y está preocupado porque está “pandemia, no sólo nos va a matar de la enfermedad, sino de hambre”. “Mi economía y la de mi familia está en picada”.

Trabajaba en una obra grande, dijo, en la colonia Condesa, alcaldía Cuauhtémoc, pero desde el 21 de marzo se paró la obra, “imagínese llevo más de 40 días sin trabajar en su oficio… ahora trato de sobrevivir vendiendo tamales en las calles, tacos de canasta o lo que puedo… pero hay pocas ventas… la gente en mi colonia sale poco y no tienen recursos para comprar”.

Foto Omar Flores | El Sol de México

El “maistro”, como le dicen sus chalanes, vive en San Lucas Patoni, municipio de Tlalnepantla, Estado de México, platica a La Prensa que cada año en las obras donde ha trabajado los arquitectos o los dueños son los que les hacían su fiesta, el día del albañil.

“Es un día que trabajamos hasta el mediodía, nos damos un baño o nos lavamos, nos ponemos ropa limpia para nuestra fiesta… en ocasiones hay carnitas; mole con pollo, arroz; barbacoa y consomé, tacos de guisados, carne asada o bien pollos rostizados… nos compran cerveza o algún tequila”, describe don Agustín.

Foto Daniel Galeana | El Sol de México

En el tema religioso, si bien dice que él es cristiano… respeta el Día de la Santa Cruz… permite que los chalanes hagan una buena cruz, la pinten de blanco o el color que quieran… “le ponen flores, moños de colores o ambos y se coloca en la parte más alta de la obra en una de las varillas más largas”.

Por separado, la especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana, Erika Yael Carbajal Jiménez informó que en México, los trabajadores de la construcción tienen una de las tasas más altas de lesiones, debido a las condiciones laborales, la falta de capacitación adecuada y el uso indebido del equipo de seguridad, todo lo cual resulta en lesiones graves e incluso la muerte.

Pese a que el sector representa mayor riesgo de accidentes laborales en el país, es el que menos derechos otorga a los obreros.

La investigadora universitaria expuso que la utilización de andamios, escaleras, material pesado y químicos peligrosos aumentan de manera considerable el riesgo de accidentes en ese sector.

Por tales circunstancias son los más vulnerables a accidentes, despidos y falta de prestaciones, debido a que sus derechos como empleados son ignorados.

Además de lo anterior, la mayoría de trabajadores del ramo carecen de las prestaciones de ley, así como de herramientas e infraestructura para llevar a cabo su trabajo. Aunque ellos las construyen no tienen acceso a vivienda digna y atención médica efectiva.

Los albañiles que se desempeñan en grandes obras, cuando firman un contrato no leen con detalle y en ocasiones los obligan a signar renuncias anticipadas, cuando recién inician un trabajo.

Te recomendamos ⬇️

En este tiempo de coronavirus, en donde las obras de construcción están paradas, los albañiles no festejaron su fiesta: el Día de la Santa Cruz.

No hubo festejo, cervezas, carnitas o barbacoa que compra el patrón o el arquitecto encargado de la obra. Tampoco tuvieron la oportunidad de colocar una cruz con flores o moños de colores en el lugar más alto de la edificación.

Los trabajadores de la construcción tendrán que esperar a que se levante la contingencia sanitaria por el Covid-19 para regresar a trabajar y seguir ganándose la vida. En este momento la están pasando muy mal, no entra dinero a sus hogares y forman parte de los millones de trabajadores que en este país, viven al día.

Agustín es albañil desde hace 36 años, comenzó a trabajar en cerca de la ranchería donde nació, cerca de Huejutla, Hidalgo, a los 14 años. Ahora tiene 50 y está preocupado porque está “pandemia, no sólo nos va a matar de la enfermedad, sino de hambre”. “Mi economía y la de mi familia está en picada”.

Trabajaba en una obra grande, dijo, en la colonia Condesa, alcaldía Cuauhtémoc, pero desde el 21 de marzo se paró la obra, “imagínese llevo más de 40 días sin trabajar en su oficio… ahora trato de sobrevivir vendiendo tamales en las calles, tacos de canasta o lo que puedo… pero hay pocas ventas… la gente en mi colonia sale poco y no tienen recursos para comprar”.

Foto Omar Flores | El Sol de México

El “maistro”, como le dicen sus chalanes, vive en San Lucas Patoni, municipio de Tlalnepantla, Estado de México, platica a La Prensa que cada año en las obras donde ha trabajado los arquitectos o los dueños son los que les hacían su fiesta, el día del albañil.

“Es un día que trabajamos hasta el mediodía, nos damos un baño o nos lavamos, nos ponemos ropa limpia para nuestra fiesta… en ocasiones hay carnitas; mole con pollo, arroz; barbacoa y consomé, tacos de guisados, carne asada o bien pollos rostizados… nos compran cerveza o algún tequila”, describe don Agustín.

Foto Daniel Galeana | El Sol de México

En el tema religioso, si bien dice que él es cristiano… respeta el Día de la Santa Cruz… permite que los chalanes hagan una buena cruz, la pinten de blanco o el color que quieran… “le ponen flores, moños de colores o ambos y se coloca en la parte más alta de la obra en una de las varillas más largas”.

Por separado, la especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana, Erika Yael Carbajal Jiménez informó que en México, los trabajadores de la construcción tienen una de las tasas más altas de lesiones, debido a las condiciones laborales, la falta de capacitación adecuada y el uso indebido del equipo de seguridad, todo lo cual resulta en lesiones graves e incluso la muerte.

Pese a que el sector representa mayor riesgo de accidentes laborales en el país, es el que menos derechos otorga a los obreros.

La investigadora universitaria expuso que la utilización de andamios, escaleras, material pesado y químicos peligrosos aumentan de manera considerable el riesgo de accidentes en ese sector.

Por tales circunstancias son los más vulnerables a accidentes, despidos y falta de prestaciones, debido a que sus derechos como empleados son ignorados.

Además de lo anterior, la mayoría de trabajadores del ramo carecen de las prestaciones de ley, así como de herramientas e infraestructura para llevar a cabo su trabajo. Aunque ellos las construyen no tienen acceso a vivienda digna y atención médica efectiva.

Los albañiles que se desempeñan en grandes obras, cuando firman un contrato no leen con detalle y en ocasiones los obligan a signar renuncias anticipadas, cuando recién inician un trabajo.

Te recomendamos ⬇️

Policiaca

Arde una vivienda en Tenango de Doria

Hasta el momento se desconoce la causa que originó el fuego; sin embargo, el siniestro dejó importantes pérdidas materiales 

Local

Estudiantes hidalguenses logran triunfo en Fórmula 1

Compitieron contra estudiantes de todo el mundo en este certamen 

Local

Expo Feria Agua Blanca 2023: ¿Cómo llegar y cuándo es?

Las actividades se desarrollarán del cuatro al siete de mayo

Local

DIF Hidalgo destacó su desempeño en el programa ¿Me Escuchas? 2024

Más de 96 mil niñas, niños y adolescentes hidalguenses emitieron su opinión sobre distintos temas 

Local

Fuga de agua en Huejutla deja sin servicio a 15 mil usuarios

Personal de la CAPASHH, trabaja parar reparar este desperfecto

Turismo

El Coyol, en Chapulhuacán: Un paraíso natural poco conocido en Hidalgo ¿Cómo llegar?

Si buscas un escape de la rutina y el bullicio de la ciudad, este lugar es la opción ideal para explorar