/ martes 3 de mayo de 2022

Pide Ejército más de 600 mdp para armas

Sedena justifica intención de compra debido a que su fábrica está dedicada a la producción del fusil FX-05

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) solicitó 671.4 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para el reemplazo de armamento con el fin de elevar la moral de las tropas del Ejército y minimizar los esfuerzos físicos para realizar sus actividades.

De acuerdo con el documento de justificación del proyecto, cuya versión pública puede consultarse en el sitio de la Cartera de Inversión de Hacienda, el objetivo de la dependencia militar es suministrar de armamento a las diversas unidades de los cuerpos especiales del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos a fin de que puedan realizar sus servicios con la calidad óptima acorde a las actividades que brindan, “asimismo minimizar el riesgo y fatiga, así como velar por el estricto cumplimiento a los derechos humanos ante los gobernados”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Se buscó a la Sedena a través de su área de Comunicación Social para tener una postura, pero al cierre de la edición no hubo respuesta.

El documento se encuentra testado en su gran mayoría por consideraciones de seguridad nacional y protección de datos personales, sin embargo, lo que sí es público permite conocer que las condiciones del armamento actual “provocan afectaciones en el desempeño de las actividades castrenses del personal de los cuerpos especiales del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos”.

En cambio, la dependencia que dirige el general Luis Cresencio Sandoval indica que la compra del arsenal tendrá beneficios como contar con un personal militar equipado con armamento funcional y seguro; asegurar que el personal desarrolle sus actividades en apego a los derechos humanos dentro del marco legal y cuidar la integridad física de los soldados.

Asimismo, “se elevará la moral del personal al contar con armamento que reúne las características técnicas acorde al desarrollo de sus actividades, minimizando los esfuerzos físicos para realizar las actividades”.

Finalmente, el documento firmado por el director general de Materiales de Guerra, General Brigadier D.E.M. Javier Guzmán Alvarado, indica como quinto beneficio que se obtendrá una mayor destreza en los desplazamientos operativos, al brindar flexibilidad y ligereza a los soldados para la ejecución de sus misiones.

La Sedena justifica la intención de compra debido a que, aunque cuenta con una fábrica de armas dependiente de la Dirección General de Industria Militar, ésta se encuentra comprometida a 100 por ciento de su capacidad en la fabricación del fusil FX-05.

Por otra parte, no se cuenta con la maquinaria y el equipo para la fabricación del armamento requerido, y adquirir esa maquinaria representaría un costo de mil 673.3 millones de pesos, es decir, 149 por ciento más de la propuesta de comprar las armas directamente.

Además del tema económico, la dependencia militar justifica la compra del arsenal como la mejor alternativa ya que el tiempo de ejecución es de sólo un año, no se necesita personal para su instalación y mantenimiento, el armamento tendría las mejores condiciones tácticas para actuar en operaciones en adiestramiento y se garantiza que durante su tiempo de vida útil no se generen altos costos de mantenimiento.

En cuanto a las desventajas, expone que se mantiene una dependencia tecnológica de los fabricantes de herramientas extranjeros.

En contraste, la alternativa de desarrollar tecnología propia de fabricación de armamento en la Dirección General de Industria Militar tiene como ventajas una mayor capacidad instalada, independencia tecnológica de armamento diverso, capacitación de personal y control sobre la calidad y características tácticas del armamento.

No obstante, la Sedena no consideró que fuera la opción más viable porque el volumen de producción requerido implica un gasto elevado para adquirir la maquinaria y equipo para la fabricación.

Además, el tiempo de puesta en marcha de una planta de producción es aproximadamente siete años; se generarían altos costos para llevar a cabo la producción en serie de este tipo de armamento, y el costo es mayor que la adquisición de los bienes.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) solicitó 671.4 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para el reemplazo de armamento con el fin de elevar la moral de las tropas del Ejército y minimizar los esfuerzos físicos para realizar sus actividades.

De acuerdo con el documento de justificación del proyecto, cuya versión pública puede consultarse en el sitio de la Cartera de Inversión de Hacienda, el objetivo de la dependencia militar es suministrar de armamento a las diversas unidades de los cuerpos especiales del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos a fin de que puedan realizar sus servicios con la calidad óptima acorde a las actividades que brindan, “asimismo minimizar el riesgo y fatiga, así como velar por el estricto cumplimiento a los derechos humanos ante los gobernados”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Se buscó a la Sedena a través de su área de Comunicación Social para tener una postura, pero al cierre de la edición no hubo respuesta.

El documento se encuentra testado en su gran mayoría por consideraciones de seguridad nacional y protección de datos personales, sin embargo, lo que sí es público permite conocer que las condiciones del armamento actual “provocan afectaciones en el desempeño de las actividades castrenses del personal de los cuerpos especiales del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos”.

En cambio, la dependencia que dirige el general Luis Cresencio Sandoval indica que la compra del arsenal tendrá beneficios como contar con un personal militar equipado con armamento funcional y seguro; asegurar que el personal desarrolle sus actividades en apego a los derechos humanos dentro del marco legal y cuidar la integridad física de los soldados.

Asimismo, “se elevará la moral del personal al contar con armamento que reúne las características técnicas acorde al desarrollo de sus actividades, minimizando los esfuerzos físicos para realizar las actividades”.

Finalmente, el documento firmado por el director general de Materiales de Guerra, General Brigadier D.E.M. Javier Guzmán Alvarado, indica como quinto beneficio que se obtendrá una mayor destreza en los desplazamientos operativos, al brindar flexibilidad y ligereza a los soldados para la ejecución de sus misiones.

La Sedena justifica la intención de compra debido a que, aunque cuenta con una fábrica de armas dependiente de la Dirección General de Industria Militar, ésta se encuentra comprometida a 100 por ciento de su capacidad en la fabricación del fusil FX-05.

Por otra parte, no se cuenta con la maquinaria y el equipo para la fabricación del armamento requerido, y adquirir esa maquinaria representaría un costo de mil 673.3 millones de pesos, es decir, 149 por ciento más de la propuesta de comprar las armas directamente.

Además del tema económico, la dependencia militar justifica la compra del arsenal como la mejor alternativa ya que el tiempo de ejecución es de sólo un año, no se necesita personal para su instalación y mantenimiento, el armamento tendría las mejores condiciones tácticas para actuar en operaciones en adiestramiento y se garantiza que durante su tiempo de vida útil no se generen altos costos de mantenimiento.

En cuanto a las desventajas, expone que se mantiene una dependencia tecnológica de los fabricantes de herramientas extranjeros.

En contraste, la alternativa de desarrollar tecnología propia de fabricación de armamento en la Dirección General de Industria Militar tiene como ventajas una mayor capacidad instalada, independencia tecnológica de armamento diverso, capacitación de personal y control sobre la calidad y características tácticas del armamento.

No obstante, la Sedena no consideró que fuera la opción más viable porque el volumen de producción requerido implica un gasto elevado para adquirir la maquinaria y equipo para la fabricación.

Además, el tiempo de puesta en marcha de una planta de producción es aproximadamente siete años; se generarían altos costos para llevar a cabo la producción en serie de este tipo de armamento, y el costo es mayor que la adquisición de los bienes.

Policiaca

Dos lesionados en choque de Matías Rodríguez

Una de las unidades afectadas, pertenece a la Secretaría de Salud

Local

Se manifiestan en CFE de Huejutla por falta de energía

Más de mil familias afectadas por fallas en la red eléctrica

Local

CFE incursiona en el servicio de internet

La empresa ofrecerá 12 paquetes de prepago que van desde los 30 a los 2 mil 100 pesos

Policiaca

Fuerte impacto a motociclista, se encuentra grave

El accidente ocurrió esta noche en la carretera Pachuca-Tulancingo

Local

Deberá resolverse el paro de los Garzabús: rector

Lamentó la situación y dijo que buscará alternativas de solución

Sociedad

Realizan nuevos estudios y extraen más agua para rescatar a mineros atrapados en Sabinas

Phoenix First Response, ingenieros de Mimosa y el Mando Unificado trabajarán coordinadamente para determinar el lugar exacto en donde se implementarán las estrategias

Local

Hidalgo, incrementan los enfermos de Covid-19

Tercer día que se dispararon el número de nuevos contagiados, este jueves reportan 309

Local

Logra telemedicina igualdad en salud

También favoreció la capacitación a distancia de más de cinco mil profesionales en la medicina

Policiaca

Muere pareja de pachuqueños

Cayeron en su auto a un barranco de 200 metros