imagotipo

Diputados se conducen sin ética

  • Gabriel Xantomila
  • en México

Con frecuencia el recinto parlamentario de San Lázaro está semi vacío, a pesar de que los diputados crearon su propio Comité de Ética, convertido en “ letra muerta”. A sus 14 integrantes no hay quien los convoque, falta un presidente o presidenta que promueva y aplique su decálogo de valores, que en el papel luce muy apropiado, tanto que es imposible de cumplir, según palabras de los propios legisladores.

Lo más sencillo no lo hacen: la asistencia, puntualidad y su permanencia en el salón de plenos. Tampoco permiten, dicen los legisladores, que les coarten la libertad de expresión por las altisonancias y calificativos, o que les digan cómo conducirse ante sus pares. Eso es lo que dicen sus integrantes, que a pesar de contar con un Programa Anual de Trabajo 2017-2018, no se aplica.

Pero no se puede acusar al Congreso Mexicano de no estar a la altura mundial, pues con la aprobación del Código de Ética y posterior instalación del Comité de Ética, México sigue las recomendaciones de las Naciones Unidas contra la Corrupción y los pilares de la Red de Parlamento Abierto de Parlaméricas.

Pero desde su conformación en mayo de 2016, el comité no ha iniciado investigación alguna ni emitido una llamada de atención; además sus integrantes solo se han reunido en tres ocasiones, a pesar de que el Código habla de al menos una vez cada mes, y todas las veces que sea necesario.

El secretario del Comité de Ética, el panista José Hernán Cortés Berumen, afirmó que lo básico no es sólo que asistan los legisladores, sino que permanezcan en la sesiones y en la reuniones de comisiones.

“Lo más prioritario a respetar es la puntualidad, el quórum; no solo la asistencia, sino la permanencia dentro del Pleno para estar atentos a los temas; igual en comisiones un número considerable de legisladores y legisladoras no asisten a las reuniones”.

-¿Qué decir de los insultos desde la tribuna y las curules?

-Sabemos que hay libertad de expresión, pero a veces hay ofensas directas y a veces se malinterpreta esa libertad de expresión. El rumbo del Comité de Ética tiene un buen plan de trabajo y esperamos dar resultados concretos, pero ahora no hay quien convoque ni a quien darle seguimiento.

Lo que estamos exigiendo, señala el panista, es que la próxima semana se presente a la Junta de Coordinación Política, la propuesta para designar a la nueva titular en el Comité de Ética, “porque no es algo menor para dejar en el olvido”.

¿Vulnera la libertad de expresión?

Para José Alfredo Ferreiro Velazco, del Partido Encuentro Social, (PES), la intención del Comité era tratar de normar las participaciones de diputadas y diputados, para conducirse con decencia y respetar a sus pares, hablar con verdad, “que no es fácil o difícil porque hasta parece que se busca coartar la libertad de expresión”.

Explica que se editó un decálogo pero el esfuerzo quedó hasta ahí.

-¿Pareciera que armaron un reglamento de ética para no cumplirse?

-Es una aspiración que se tiene y ojalá que algún día logremos un parlamento que enorgullezca a los mexicanos, que defienda los intereses mayoritarios y se conduzca de manera transparente.

Logramos un resultado con un decálogo, falta que se aplique, reconoce.

La priista Martha Sofía Tamayo Morales, comenta: “la última vez que nos reunimos acordamos hacer un ajuste al programa de trabajo y reflejar las propuestas, los tipos de observaciones a señalar; algunos legisladores opinaron de las curules vacías, otros de cuidar las expresiones en tribuna, pero ahorita no hay quién convoque”.

-¿No se ha llamado a nadie a

cuentas?

-Hicimos la observaciones de poder actuar de oficio, pero las denuncias o señalamiento que realicen legisladores, autoridades o de la sociedad civil de manera preponderante, estaríamos en la mejor disposición de atender.

Otro de los integrantes, Javier Herrera Borunda, del Partido Verde Ecologista, precisa que el Código y posteriormente el Comité fue un gran logro que en otros países opera de manera exitosa y en México no existía el cómo debe conducirse un parlamentario.

El asunto es diferente sobre ética y transparencia y aquellos valores que debe tener un legislador.

“En un año hemos tenido tres reuniones y tampoco se ha llamado a nadie a cuentas; necesitamos de la ayuda de la sociedad civil y los propios legisladores, que denuncien los asuntos, las faltas a la ética y valores legislativos, y poder exhibir, de lo contrario será letra muerta”, admitió el legislador.

Alarma por fuga en ducto

Alarma por fuga en ducto

Evacúan familias y suspenden clases ante el peligro

Sol de Tulancingo

local

Alistan desfile

Alistan desfile

Más de 16 contingentes se encuentran inscritos para participar

Agenda Legislativa de Reforma Municipal

Agenda Legislativa de Reforma Municipal

También fueron analizados esquemas para acceder a mayores recursos

Tentativas de suicidio

Tentativas de suicidio

Más hombres que mujeres y se suicidan en el hogar: INEGI

Cuidado con los gestores de visas

Cuidado con los gestores de visas

Embajada otorga documento

Tienditas no compiten en Buen Fin

Tienditas no compiten en Buen Fin

Reconocieron que es imposible competir con las grandes tiendas

destacados

Chile se prepara para elecciones presidenciales

Chile se prepara para elecciones presidenciales

Los chilenos se preparan para decidir entre la continuidad o un giro a la derecha en los comicios de hoy

Cindy: la mujer del rifle

Cindy: la mujer del rifle

Entre los dos mil 500 policías municipales que hay en Ciudad Juárez, ella destaca como servidor público y como mamá

Impunes, 90% de ataques a periodistas en México

Impunes, 90% de ataques a periodistas en México

El titular de la CNDH denunció que estas agresiones han derivado en la autocensura, un desplazamiento y exilio forzado a los que ejercen esta profesión

PRD aprueba ruta electoral para 2018

PRD aprueba ruta electoral para 2018

Acordaron que emplearán dos métodos: una elección abierta para elegir candidaturas ciudadanas y la otra el Consejo Nacional Electivo

Mazahuas en el metro

Mazahuas en el metro

Inconfundibles con sus vestidos tradicionales, una familia indígena se traslada por el Metro capitalino