/ jueves 20 de enero de 2022

“Todavía hay dolor en los corazones”

A tres años aún no se olvida, afirma obispo de Tula de Allende

“Muchas heridas causadas por la inesperada explosión que se registró el pasado 18 de enero de 2019 en el municipio de Tlahuelilpan y que dejó al menos 137 víctimas mortales, irán sanando con las bendiciones de Dios y su hijo Jesucristo, que ahora las necesitan más que nunca los deudos para que se reincorporen a su vida cotidiana en el hogar, en estudios o sus respectivos trabajos, pues todavía hay dolor en sus corazones por la tragedia”.

Así lo expresó ayer el obispo de Tula, Juan Pedro Juárez Meléndez, quien añadió que sobre las promesas de ayuda que les hicieron representantes del Gobierno federal a los deudos de las víctimas de la explosión ocurrida hace tres años, solamente los familiares podrán responder siesa ayuda ha llegado o no hasta el día de hoy.

El líder religioso dijo que a tres años de distancia de este lamentable suceso, en el que aproximadamente 137 familias perdieron a uno o algunos seres queridos durante la contingencia, la Iglesia católica siempre las ha tenido presentes en sus oraciones y les pidió que no se sientan solas o abandonadas porque Dios nunca les va a negar su amor.

“Confiamos con la voluntad de Dios para que los familiares de las víctimas del incendio de Tlahuelilpan vuelvan a la normalidad a pesar de otra circunstancia que les ha tocado vivir durante los dos últimos años, que es la contingencia por la actual pandemia”, indicó el obispo Juan Pedro Juárez.

“Muchas heridas causadas por la inesperada explosión que se registró el pasado 18 de enero de 2019 en el municipio de Tlahuelilpan y que dejó al menos 137 víctimas mortales, irán sanando con las bendiciones de Dios y su hijo Jesucristo, que ahora las necesitan más que nunca los deudos para que se reincorporen a su vida cotidiana en el hogar, en estudios o sus respectivos trabajos, pues todavía hay dolor en sus corazones por la tragedia”.

Así lo expresó ayer el obispo de Tula, Juan Pedro Juárez Meléndez, quien añadió que sobre las promesas de ayuda que les hicieron representantes del Gobierno federal a los deudos de las víctimas de la explosión ocurrida hace tres años, solamente los familiares podrán responder siesa ayuda ha llegado o no hasta el día de hoy.

El líder religioso dijo que a tres años de distancia de este lamentable suceso, en el que aproximadamente 137 familias perdieron a uno o algunos seres queridos durante la contingencia, la Iglesia católica siempre las ha tenido presentes en sus oraciones y les pidió que no se sientan solas o abandonadas porque Dios nunca les va a negar su amor.

“Confiamos con la voluntad de Dios para que los familiares de las víctimas del incendio de Tlahuelilpan vuelvan a la normalidad a pesar de otra circunstancia que les ha tocado vivir durante los dos últimos años, que es la contingencia por la actual pandemia”, indicó el obispo Juan Pedro Juárez.

Local

Hidalgo, con 32 quejas ante CNDH

En dependencias del ámbito federal, IMSS e ISSSTE tienen mayor número de inconformidades en su contra

Local

Ondean banderas arcoíris LGBTTTIQA para exigir alto a la Violencia

Cerca de dos mil personas de la comunidad de la diversidad sexual marchan en céntricas calles de Pachuca

República

Se accidenta avioneta donde viajaba la alcaldesa de Tepic

Geraldine Ponce resultó herida con golpes leves y viajaba con integrantes de su equipo de trabajo

Moda

Festival de Cannes 2022: estos fueron los mejores looks de las celebridades

Cara Delevingne, Bella Hadid, Eva Longoria y la duquesa de Cambridge impusieron moda en la 75 edición del festival cinematográfico

Local

Llama Carolina a no bajar la guardia porque Morena ya va por el 2024

Hoy los jóvenes saben que el país está en riesgo, aseveró

República

Cuerpo de Sandra Elizabeth es hallado en cisterna de Amozoc, confirma familia

Sandra Elizabeth fue secuestrada el pasado 27 de abril de este año en San Salvador Chachapa

Local

Refrenda Lima Morales compromiso con Hidalgo

Atacará carencias educativas, de salud y en el campo, dijo