imagotipo

Presas, peligro latente

  • Concepción Ocádiz
  • en Local

Tulancingo, Hidalgo.-   Ante la proximidad de las vacaciones de verano, la invitación es no introducirse a cuerpos de agua.
Hay algunas presas que pueden registrar saldos lamentables.
De hecho, son consideradas como “foco rojo”, derivado de decesos que se han presentado tanto en la región Tulancingo como en la Otomí-Tepehua.
Se alertó no introducirse a nadar a la presa El Tejocotal, ubicada en Acaxochitlán, pues es una de las más riesgosas; como la mayoría, presenta igualmente desniveles.
Su extensión es de tres kilómetros.
En el embalse, lamentablemente, han muerto ahogados niños, adolescentes y adultos.
El exhorto es constante de las autoridades de Protección Civil de no introducirse a nadar.
Otro sitio al que la gente no debe meterse es la Laguna de Zupitlán, en Tulancingo, donde se siembra y se recolecta trucha.
Se insiste en el llamado, por parte de las autoridades, para no introducirse a estos embalses, que si bien son hermosos, son también peligrosos como la presa de Omiltémetl y la de Santa Ana Tzacuala..
Además de numerosos jagüeyes que también tienen sus riesgos para quienes no conocen cómo están constituidos.
Los desniveles, además de plantas acuáticas y lo helado del agua, son motivo de peligro para quienes se introducen.
Desafortunadamente, muchos piensan “no pasa nada”, pero son un riesgo latente.