/ martes 11 de enero de 2022

Mujer de migrante sorteó su vida sola

Su esposo murió en el desierto en busca de una mejor vida para su familia

Hace 22 años Jerónimo Altamirano Santos se fue en busca del sueño americano, dejó en México a su esposa Reyna Flores González, y a sus dos hijas, una de apenas siete meses, en un año no supo nada de él, hasta que le hablaron para reconocer sus restos.

Reyna es una señora de 68 años, vive en una casa que le prestó uno de sus hijos que está en Estados Unidos, es madre de siete hijos, las menores son hijas de su esposo Jerónimo, que por necesidad viajó al extranjero en busca de un trabajo para comprar un terreno a su familia.

Debido al maltrato, la mujer salió huyendo de su primer matrimonio, con su esposo tuvo cinco hijos que dejó a su cuidado, años después se volvió a casar, con Jerónimo, pero las dificultades económicas en las que vivían lo obligaron a ir al “norte”.

“Hace 22 años se fue para el norte, al año que se fue nos hablaron los de la migra que hallaron unos restos en el desierto con las pertenencias de Jerónimo Altamirano. Hablaron a Pachuca y luego vinieron la migración para que fuera a reconocer los restos”, recuerda con nostalgia.

Cuenta que su esposo se fue en busca de trabajo, porque deseaban comprar un terreno y hacer una casa, porque en ese entonces pagan renta, “nunca pudimos hacer nada, teníamos nuestras hijas que mantener y luego había veces que había trabajo y otras no”.

La situación económica en la que vivía después de perder a su esposo, la obligó a buscar trabajo para mantener a sus dos hijas, a la menor se la cargaba con un chal en la espalda, mientras que lavaba ropa ajena para obtener unas cuantas monedas para comer.

También te puede interesar: La Central Camionera de Tulancingo registró migrantes

“Ganaba 50 pesos, a veces cien pesos pero era rara la vez, con eso le tenía que dar de comer a mis niñas, así me la pase, hasta que crecieron”, relata.

La mujer, asegura que se la vio muy difícil desde que su marido se perdió en su camino a los Estados Unidos, “me quedé sin marido, y hasta le fecha nunca me volví a casar”. En la actualidad ya no trabaja, se mantiene de lo poco que le dan sus hijos y del apoyo que recibe del gobierno federal.

Hace 22 años Jerónimo Altamirano Santos se fue en busca del sueño americano, dejó en México a su esposa Reyna Flores González, y a sus dos hijas, una de apenas siete meses, en un año no supo nada de él, hasta que le hablaron para reconocer sus restos.

Reyna es una señora de 68 años, vive en una casa que le prestó uno de sus hijos que está en Estados Unidos, es madre de siete hijos, las menores son hijas de su esposo Jerónimo, que por necesidad viajó al extranjero en busca de un trabajo para comprar un terreno a su familia.

Debido al maltrato, la mujer salió huyendo de su primer matrimonio, con su esposo tuvo cinco hijos que dejó a su cuidado, años después se volvió a casar, con Jerónimo, pero las dificultades económicas en las que vivían lo obligaron a ir al “norte”.

“Hace 22 años se fue para el norte, al año que se fue nos hablaron los de la migra que hallaron unos restos en el desierto con las pertenencias de Jerónimo Altamirano. Hablaron a Pachuca y luego vinieron la migración para que fuera a reconocer los restos”, recuerda con nostalgia.

Cuenta que su esposo se fue en busca de trabajo, porque deseaban comprar un terreno y hacer una casa, porque en ese entonces pagan renta, “nunca pudimos hacer nada, teníamos nuestras hijas que mantener y luego había veces que había trabajo y otras no”.

La situación económica en la que vivía después de perder a su esposo, la obligó a buscar trabajo para mantener a sus dos hijas, a la menor se la cargaba con un chal en la espalda, mientras que lavaba ropa ajena para obtener unas cuantas monedas para comer.

También te puede interesar: La Central Camionera de Tulancingo registró migrantes

“Ganaba 50 pesos, a veces cien pesos pero era rara la vez, con eso le tenía que dar de comer a mis niñas, así me la pase, hasta que crecieron”, relata.

La mujer, asegura que se la vio muy difícil desde que su marido se perdió en su camino a los Estados Unidos, “me quedé sin marido, y hasta le fecha nunca me volví a casar”. En la actualidad ya no trabaja, se mantiene de lo poco que le dan sus hijos y del apoyo que recibe del gobierno federal.

Policiaca

Reportan hombre embolsado ¡aún estaba vivo!

El sujeto estaba encadenado y herido, abandonado en San Agustín Tlaxiaca

Local

Captan a familia de venados temazate en Tenango de Doria

En la región hay otro tipo de especies como linces que han sido identificados por pobladores

frontpage

Un matrimonio infeliz puede ocasionar estrés crónico

Es importante hacer ejercicio regularmente, comer bien incluyendo frutas y verduras, además de evitar el alcohol y la cafeína

Policiaca

Detienen y golpean a presunto asesino de adolescente en Tepehuacán

El 7 de junio fue privado de la vida un joven de 17 años

Local

Pobladores bloquearon durante cinco horas carretera federal en Tepeji

Aseguraron que policías instrumentaron operativo para detener a un habitante de Cantera de Villagrán

Política

Guatemala y México harán investigación regional conjunta sobre migrantes muertos

De acuerdo al ministro guatemalteco, el objetivo de la investigación será encontrar a los traficantes de personas que ocasionaron la tragedia

OMG!

¿Eduin Caz de Grupo Firme y su esposa Daisy terminaron? Él responde

Medios de comunicación han señalado que Eduin Caz y su pareja Daisy ya estarían separados porque ambos han dejado de seguirse en redes sociales

Local

Vuelven a incrementar casos de Covid-19; sumaron 317 en un día

Las colonias Fuentes de Valle de Pachuca y Loma Escondida de Mineral de la Reforma cuentan con más casos activos

Local

Con Tigres y Cemex, “Ellas tienen el balón”

Se busca impulsar el desarrollo de equipos femeniles en las comunidades vulnerables de nuestro país